Para los apolíticos

Ayer, tras salir de trabajar, quedé con una compañera de la Facultad que llevaba más de un año sin ver. Con ella siempre tuve mucha confianza para hablar de ciertos temas, aunque sin duda alguna la política ocupaba gran parte de nuestras conversaciones. Y ayer no fue una excepción, aunque con una diferencia sobre lo que para ella es ahora la política en comparación a lo que me decía hace algo más de un año.

Votante del PSOE y muy de izquierdas desde siempre, ahora considera que Zapatero le ha fallado y que todos los políticos son unos corruptos, por lo que se declara apolítica. Saco el caso de ella como ejemplo de lo que también he oído en tantos otros amigos, gente de la calle o en tertulias de medios de comunicación. A continuación os intentaré desgranar mi visión de la importancia de la política.

Yo nací el 15 de enero de 1986. España ya estaba dentro de la UE, y mis ojos solamente han visto un país que desde hace 24 años cuenta con autopistas, calles asfaltadas, escuelas, hospitales, pluralidad de medios de comunicación… es decir, España nunca fue como lo es ahora, a pesar de la grave crisis económica que estamos padeciendo. No he tenido que vivir en una dictadura ni sufrir un golpe de Estado, he vivido siempre en Democracia. Y yo creo que todo eso es gracias a la política.

No participo en la opinión de la política para los políticos. Los políticos son ciudadanos (normales y corrientes) que en un momento de su vida consiguen el apoyo popular para desempeñar una función en beneficio de los demás. Por supuesto, hay políticos en todos los partidos que no cumplen las reglas del juego democrático, pero a mi modo de ver hay más corrupción en el empresariado y nadie juzga a los empresarios de corruptos. Los políticos no son seres extraterrestres ni defienden tesis que no cuenten con el apoyo de la sociedad (porque si no fuera así, logicamente, no tendrían representación ante las instituciones). Y si alguien cree que estas personas solamente se acuerdan de los ciudadanos cuando hay elecciones, ¿ha tenido algo que ver él o ella en que nadie les haya pedido cuentas?

Voy a poner un caso: el PP de la Comunidad Valenciana. Yo creo que no puede haber mejor ejemplo para reflexionar cómo es posible que este partido en las tres provincias y en la Generalitat arrase mientras no paran de cesar sospechas que apuntan a posibles corruptelas por parte de sus actuales dirigentes. El año que viene hay elecciones. ¿Esa ciudadanía que se queja de que los políticos roban y hacen lo que les da la gana irán a votar? Claro, es muy bonito despotricar y luego no ejercer el derecho de voto. ¿No se da cuenta esa gente que esa actitud lo único que consigue es que se queden con el poder gente perseguida por la justicia?

Yo no comulgo con los apolíticos. No se puede estar ajeno a la política, porque es la única herramienta capaz de cambiar las cosas. Y la mayoría democrática elije el rumbo a tomar. Lo injusto no se cambia con golpes de Estado ni de otra manera más que con la fuerza del voto. Millones de europeos lucharon en su día por negarse a seguir las directrices de grupos fanáticos y extremistas. Pedían libertad…. pedían vivir como vivimos nosotros ahora. ¿Vamos a fallarles? Yo no.

Por supuesto, si alguien se pregunta qué alternativa pongo a los que se declaran apolíticos, es que al menos se pasen al bando de los apartidistas, que es tan legítimo como el que quiere votar o simpatizar con una fuerza política. Si no te gusta nadie vota en blanco…. pero vota. Nunca desaproveches una oportunidad para ejercer lo que a millones de personas en estos momentos en el planeta les gustaría hacer.

Quizás os preguntaréis qué hecho determinante ha tenido lugar para que mi amiga se declare apolítica. Pues como al resto de mortales, la crisis económica ha creado una desconfianza abismal hacia la política. Cuestión que considero injusta, porque creo que más que los políticos han sido otros los que han tenido la culpa. Por supuesto, muchos dirigentes se aprovecharon en su día de una manera de crecer en lo económico que se sabía que no iba a ser eterno… y ahora han llegado las consecuencias. El propio presidente del Gobierno, en la entrevista que concedió a Telecinco el miércoles, lo relató: “En realidad, quienes se han endeudado son las empresas y las familias, no los gobiernos”. Lo que no dijo Zapatero es que en su primera legislatura se estuvo aprovechando de un crecimiento que él mismo en los mítines del PSOE rechazaba, pero claro, el ambiente en la calle -baja tasa de paro, todo el mundo pudiendo acceder a créditos….- no permitía frenar esa manera de vivir.

Por otra parte, os recomiendo que cuando podáis veáis la película La Guerra de Charlie Wilson. Mi compañera de la Facultad lo que más le reprochaba a Zapatero era la tardanza en negar la crisis. Es cierto, recordaréis que se utilizaron todo tipo de palabras -recesión, desaceleración…- y que un día que ya no se podía seguir con ese discurso, Zapatero llegó al Congreso afirmando oficialmente que estábamos en crisis y que había que empezar a hacer reformas de todo tipo -bajada de sueldos, reforma laboral, de las pensiones….-. Pero le puse como ejemplo la película que os digo para darle a entender que Zapatero no deja de ser más que un relaciones públicas (porque al final quienes toman muchas decisiones son los que están por debajo de él). Pienso que se fió de un grupo de personas que no le asesoraron correctamente (al menos desde el punto de vista de la comunicación, porque del económico quizás se le asesoró en su día y él permitió que siguiéramos creciendo gracias a la construcción) y cuando el mensaje negativo sobre la crisis ya había calado entre la sociedad, él no tuvo más remedio que salir a reconocerlo.

La solución a la grave crisis económica y al resto de temas tiene una salida: la política. La política lo es todo, y la política somos todos.

Anuncios

3 responses to this post.

  1. Posted by David on 10/10/2010 at 13:59

    ¡Sencillamente genial! Gracias por expresar tan bien lo que muchos pensamos

    Responder

  2. Posted by ISO on 10/10/2010 at 14:59

    El mejor artículo escrito hoy. Es un placer leer, en una mañana de domingo, una reflexión que comparto en su totalidad. FELICIDADES.

    Responder

  3. Me ha gustado mucho el artículo y que sea un periodista quien hace la defensa de la política. Cambiar las cosas y hacer que en el futuro sean mejor que en el presente es cosa de todos y resulta imposible hacerlo sin la política. Incluso quienes se autodenominan apolíticos hacen política aunque no siempre sean conscientes de ello.

    Gracias por esta reflexión. Saludos desde tu tierra.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: