Micrófonos abiertos

A estas alturas de la película, seguro que habréis escuchado las palabras de Salvador Sostres en las que deja claro lo que piensa de ciertos temas.

Quiero empezar por condenar sus lamentables palabras. Tanto Telemadrid como El Mundo creo que saldrán muy mal parados si siguen permitiendo que este señor continúe formando parte de ellos.

Dicho esto, también quiero exponer otra cosa. No me gustan este tipo de filtraciones sea de quien sea. No creo que sea de interés informativo que Zapatero quisiera dramatizar la última campaña electoral ni que Esperanza Aguirre llamase hijo de puta a un consejero de Caja Madrid. Ambos casos se utilizaron hasta la saciedad por unos y otros, hasta tal punto de llegar a importar más a los periodistas estos asuntos que el fondo de ambas cuestiones (en un caso la campaña electoral y en el otro la composición del Consejo de Administración de la entidad financiera madrileña).

Efectivamente, no hay color entre las palabras de Sostres con las de Zapatero y Aguirre. Uno se reafirmó durante la publicidad del programa en el que es tertualino de lo que piensa de la vida; el otro, al finalizar una entrevista con Iñaki Gabilondo, de la práctica política que le interesaba para ganar las elecciones de 2008; y la otra, de lo feliz que le hacía haberle dado a Izquierda Unida un puesto en detrimento de otra persona que no le caía bien. Los comentarios de Sostres no tienen justificación, pero a mi modo de ver los de Zapatero y los de Aguirre sí, porque son conversaciones de lo más normal que podemos tener todos con amigos, familiares y/o conocidos.

Yo creo que nos daríamos cuenta todos de que las filtraciones no son buenas si nos grabaran y nos hicieran pasar un mal trago por utilizar palabras malsonantes y comentarios fuera de lugar. Todos hemos dicho alguna burrada en nuestro ámbito privado (aunque fuera en broma), y Sostres dentro de lo que cabe aprovechó que el programa no estaba en antena para argumentar su poca afinidad por Victoria’s Secret de la manera tan asquerosa que lo hizo.

Por tanto, y a menos que se desvele un secreto de Estado, veo muy mal que conversaciones privadas se acaben proyectando al público. ¿Qué os parecería estar comentando con unos amigos un tema de manera privada?

Anuncios

3 responses to this post.

  1. Pues está claro que no todo lo que piensan y dicen en la intimidad es propiedad del público, pero a veces estas declaraciones abren un resquicio en las fabricadas máscaras políticas que llevan todos ellos.

    Responder

  2. Posted by M1Q3 on 19/11/2010 at 16:50

    Aparte de compartir la opinión de Deibiz, pienso también que si estas imágenes se divulgan es porque alguien no ha hecho bien su trabajo, así que se deberían depurar responsabilidades.

    Un saludo!

    Responder

  3. Posted by Arethos on 22/11/2010 at 21:04

    Estimado bitacorero:
    Es interesante el tema que planteas, y difícil encontrar una solución nitida. El primer argumento que voy a dar supongo que te puedes imaginar cuál es: determinar si es legal o no publicar declaraciones o conversaciones que no se han autorizado expresamente. Si es legal, pues que la gente tenga cuidado con lo que dice, y dónde, cómo y cuándo lo dice. En caso de que sea ilegal, pues que tomen las medidas oportunas los agraviados. Dicho esto, supongo que tu pregunta va más por el lado moral. En este caso yo estoy completamente a favor de la publicación de las conversaciones, ya sean de ámbito publico o privado y siempre que no afecten a la intimidad de las personas. ¿por qué?. Porque son las consecuencias de vivir en una sociedad donde existe la libertad de expresión. Ya que tenemos el derecho de decir lo que nos dé la gana, tendremos que aceptar las consecuencias derivadas de que los demás escuchen lo que nosotros hemos dicho.
    Aplicando esto al caso del señor Sotres, las consecuencias de sus declaraciones suponen que la mayoría de los españoles le consideremos un ser de asquerosa mentalidad, pero esto no debe significar motivo de despido procedente, porque sería discriminar a alguien por su manera de pensar. Otra cosa es que el Mundo y Telemadrid decidan despedirle de manera improcedente, algo que está previsto en la legislación y a lo que tienen completo derecho.
    Y en el caso de los políticos, me parece muy lícito que esas grabaciones sean publicadas. Cuanta mayor aproximación tengamos a la verdad, más elementos tendremos para poder tomar una decisión a la hora de apoyar a unos políticos u otros.
    Un saludo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: