El futuro del periodismo

En estos últimos días he tenido la oportunidad de asistir a diferentes eventos digitales y a uno no digital precisamente sobre periodismo en Madrid. Los primeros están organizados por compañeros de profesión -y de otras- que de manera espontánea deciden juntarse para hablar de internet (y de la presencia del periodismo a través de este medio). Creo que en esta vida hay que escuchar de todo para luego elegir un modelo u otra en libertad, así que también asistí el pasado viernes al acto que organizó la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) sobre el futuro del periodismo. Es una gran pena que el ¿sindicato? de los periodistas madrileños no apueste por tirar hacia adelante (al menos esa sensación me dio) y que algunos de sus miembros muestren su nostalgia a los métodos que empleaban hace años para desarrollar su labor (cuando no existían ni los móviles ni internet).

Mirad, mi posición es clara. El periodismo, como muchos otras sectores y cosas, es una profesión que evoluciona y evolucionará a lo largo del tiempo. Quienes se niegan a seguir esos cambios curiosamente se quejan de todo salvo de que ellos mismos no han sido capaces de adaptarse a la nueva realidad (y es porque no les ha dado la gana, puesto que el acceso a las nuevas aplicaciones y dispositivos está al alcance de gran parte de estas personas). Hoy vivimos en la sociedad de la información, y quienes detestan la presencia de internet, del teléfono móvil y de otros instrumentos tecnológicos en el día a día del periodista tendrán mi firme oposición a sus planteamientos.

Por cierto, en ese acto que os hablo de la APM intervino algún profesor universitario que lejos de criticar los planes de estudio que rigen los temarios de las clases (sin una sola asignatura dedicada al medio de comunicación del presente y del futuro: internet) lo que hacía era intentar desprestigiar los contenidos que nos podemos encontrar por internet. Por supuesto, no todo lo que hay en internet está bien o es fiable, pero que nadie me venga diciendo que antes todo lo que se colaba en los medios de comunicación era 100% comprobado y cierto.

Para mí el periodismo es un canal al servicio de los ciudadanos que viven en un país democrático, y en su origen -la fuente- y en su destino está siempre el ciudadano. Por eso apoyo el llamado ‘periodismo ciudadano’. Siempre está el debate de si un bloguero o una persona que no tiene la licenciatura de periodismo puede o no aparecer en los medios de comunicación o tener un blog merecedor de ser seguido por muchas personas. Primer punto: ¿el paso por una facultad de periodismo permite a una persona ser mejor que alguien que no la tiene? En mi opinión, no. La licenciatura no es sinónimo de saber comunicar. Por eso hay grandes comunicadores que no son periodistas de licenciatura que salen por televisión y tantos y tantos periodistas de licenciatura que no saben comunicar y por tanto no encuentran trabajo en ningún sitio (también los hay que no han tenido suerte, es cierto, pero en su mayoría me parece que salen de las facultades sin haber realizado una sola práctica en ningún sitio).

Actualmente se abre un campo para los periodistas que sólo muy pocos están asumiendo. Sin duda son los más jóvenes los que están diciéndoles a sus jefes en las redacciones la importancia de estar presentes en internet, tanto con una página web en condiciones como en las redes sociales (Facebook, Twitter, Youtube, Tuenti…), pero estos líderes, a mi modo de ver y en la sede de la APM así lo aprecié, sacan como réplica que cuando no existía el teléfono móvil e internet se hacia periodismo también…. en fin, creo que sus argumentos se caen por sí solos.

Creo en el futuro del periodismo. Y creo que puede haber trabajo para la mayoría (no digo para todos), pero para empezar hay que ponerse al día en internet desde dos puntos de vista: conocer todas las nuevas herramientas (como las tabletas y los móviles táctiles) y manejar las redes sociales. Lo triste es que si uno se fija en las ruedas de prensa que salen en TV, muy rara vez se ven a periodistas con un ordenador en las manos. Tal es así la diferencia, que a todos los eventos digitales a los que asistí solamente vi a una persona apuntando correos electrónicos en una libreta…. mientras que en la APM solamente vi un iPhone y numerosas libretas con su bolígrafo.

Está claro el mensaje: o nos subimos al carro de lo digital (que es lo mismo que decir a la revolución de internet) o no hacemos nada. El periodismo goza de buena salud (y mucha), y los periodistas no podemos imponer las tendencias que nos dé la gana sino la que quieran las sociedades (porque nuestro trabajo es servir a la ciudadanía para que sea lo más libre posible). En definitiva, apoyo sin ninguna duda el periodismo ciudadano, y estoy convencido que se impodrá. Tiempo al tiempo….

Anuncios

2 responses to this post.

  1. Posted by aisha86 on 29/11/2010 at 15:03

    Espero verte pronto Diego, para debatir sobre cómo está el mundo y todas esas cosas, y que me cuentes de tus andanzas. Un besazo.

    Pd. He publicado una entrada en blog en tu honor 🙂

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: