Prohibir

Dicen que lo prohibido siempre es más tentador que lo permitido. Y no es algo que nos pase en España, sino en todo el mundo. La entrada de hoy la quiero dedicar a las prohibiciones a raíz de la entrevista que concedió ayer el presidente del Gobierno en Onda Cero. Como cualquier persona, en algunas cosas estoy a favor y en otras en contra de las restricciones. Voy a tocar dos temas que se hablaron en el programa de Carlos Herrera: la nueva ley sobre el consumo de tabaco y los toros.

El periodista empezó preguntándole a Zapatero si quería un cigarro (o más concretamente, un pitillo, porque al parecer Zapatero fuma aunque no tengamos testimonio gráfico en ese sentido). Él dijo que no, y defendió la ley que acaba de entrar en vigor aunque a él le perjudique como fumador. Debo decir que da gusto entrar en los bares y salir sin oler a tabaco (es algo que detesto). Ahora bien, ¿prohibir el consumo de un producto legal por su perjuicio para la salud en un local privado como es un bar, una cafetería o un restaurante tiene sentido? Desde mi punto de vista no. Yo no soy fumador ni me gusta tener a alguien fumando al lado mío (la ley, por tanto, me beneficia), pero la decisión de permitir o no el consumo de esta molesta droga me parece que sería más normal que fuera del dueño del establecimiento. Por eso no estoy a favor de la medida. No obstante (por si alguien está de acuerdo conmigo), la decisión ha sido aprobada por unaminidad en el Parlamento, con lo cual entiendo que la mayoría de los españoles creen que debe ser así la norma a aplicar. 

En cuanto a los toros, tampoco coincido con el presidente del Gobierno. Yo sí soy partidario (él, en cambio, no) de su prohibición a través de una ley que proteja de una vez por todas a los animales en este país. La tauromaquía me parece una salvajada y me horroriza como español que se quiera incluir esta actividad cruel como seña cultural de nuestro país.

A mí me surge, por tanto, la siguiente reflexión. ¿Es positivo prohibir? Hay cosas que parecen que son evidentes, empezando por todas aquellas que tengan que ver con la violación de los Derechos Humanos. Pero en cambio hay otras en las que al final cada uno tiene una opinión diversa. ¿Dónde ponemos el límite? ¿Por qué una droga legal no la puedo consumir? ¿Es más bien por un tema sanitario o por el olor que desprende? Porque si nos ponemos a hablar desde el punto de vista de la salud, ¿por qué puedo beber alcohol sin que nadie me diga nada?…. bueno, quizá no sea bueno el ejemplo, pero creo que me entendéis el sentido de lo que quiero decir.

¿Qué opináis vosotros y vosotras? Tengo curiosidad de leer vuestras ideas en los comentarios 😉

Anuncios

15 responses to this post.

  1. Posted by David on 05/01/2011 at 23:49

    Diego,
    Como ya puedes suponre no estoy de acuerdo contigo, la llamada ley antitabaco no prohibe solo regula los lugares donde se puede fumar y donde no. Esta ley esta enfocada a preservar la salud de los no fumadores.

    Responder

    • ¡Muy buenas David!

      Esa regulación de la que hablas prohíbe (¿o no es así?) fumar en determinados lugares. Me parece bien que la apoyes. Yo te reitero que pese a que me beneficia (da gusto no oler a tabaco), no la veo bien puesto que creo que debería ser decisión del dueño del local.

      Un abrazo 🙂

      Responder

  2. Posted by deibiz on 06/01/2011 at 0:40

    Bastante han tardado en aprobar la ley antitabaco, una auténtica lacra, ¿por qué si solo el 30% de la población fuma, la mayoría de locales permitían fumar?
    Es una ley más que necesaria. No veo por donde sujetar el argumento “Soy el dueño del local, por tanto amo y señor de todos los que entréis y lo que aquí se haga”. Mi mayor preocupación no es el olor que arrastras al salir de un bar, es mi salud, un 1% de los fumadores pasivos mueren por el tabaco. Por otra parte, si luego tengo que pagar con mis impuestos a todos esos enfermos que ellos mismos han buscado su enfermedad creo que es más que justificado una ley para atajar esto. Viendo que parece que este y los demás gobiernos no son capaces de prohibir directamente el tabaco me parece una buena solución, quien quiera fumar que lo haga en su casa y no en la mesa de al lado de la que yo como, que al fin y al cabo un restaurante o cafetería son espacios abiertos al público.

    Responder

    • ¡Hola David!

      Sigo sin compartir tu argumento, entre otras cosas porque soy partidario de la legalización de todas las drogas por dos motivos: uno, corresponde a la libertad individual hacer con su cuerpo lo que le dé la gana; y dos, se acabarían con mafias y con los productos que venden (en plan de que te pasan cocaína mezclado en polvos de talco y cosas así).

      Tu argumento de que seamos más los no fumadores que los fumadores no tiene nada que ver. Ir a un local no es ninguna obligación. Presta un servicio público, si, pero no me parece que esté a la altura de un puesto de trabajo o de un medio de transporte, donde sí estoy a favor de que esté prohibido.

      Te repito mi argumento: me beneficia la ley y da gusto entrar en una ciudad como Madrid en bares donde no se fuma a tomar algo sin salir apestando a tabaco (porque aquí no había ni uno sólo donde estuviera prohibido fumar), pero no la veo bien porque se está prohibiendo el consumo de una droga legal en determinados espacios.

      Un saludo

      Responder

  3. Posted by M1Q3 on 06/01/2011 at 0:47

    Wenas:

    Respecto a la ley del tabaco, estoy de acuerdo con David. Está bien que se prohíba fumar en ciertos lugares y, además, recalco prohíbir (también está prohibido el móvil al volante, es otro ejemplo, pero a veces hay que usar esa palabra sin miedo y dejar de ser tan políticamente correctos). Y opino que debería ser incluso más restrictiva, como multar en caso de fumar conduciendo.

    Respecto a los toros, estoy de acuerdo contigo, es necesaria una ley que proteja a los animales y que incluya el fin de la tauromaquia.

    SalU2!

    Responder

    • Posted by M1Q3 on 06/01/2011 at 0:48

      Añado: si cada dueño de un establecimiento tuviera que decidir si prhibe fumar, no aplicaría la ley ni Dios.

      Responder

      • ¡Muy buenas campeón!

        Por seguir con el tema del tabaco, ya está prohibido fumar mientras se está al volante, pero eso no está justificado por un tema de salud sino de seguridad vial, que es distinto.

        La ley anterior no fue efectiva para lo que se pretendía, ya que la mayoría de los locales de menos de 100 metros cuadrados permitieron (desgraciadamente) fumar. Fue una oportunidad que se les dio a los dueños de los establecimientos a ver por ellos mismos que el tabaco es un producto que ensucia su recinto y perjudica a la salud de los no fumadores (puesto que el fumador sabrá lo que hace con su vida). No lo hicieron así y por eso ahora se ha endurecido la ley.

        De todas maneras, quiero aprovechar la ocasión para decirte que otra cosa que me parece mal es que los locales que tenían más de 100 metros cuadrados y cumplieron la ley separando la zona de fumadores de la de no fumadores, ¿por qué no se les permite que sigan dejando fumar? Resulta que los que cumplieron la ley anterior y se gastaron unos cuantos euros en separar ambas zonas y en acondicionar la de los fumadores con extractores ven que la inversión que realizaron no ha servido para nada…. porque al final, los que incumplieron la ley, han salido beneficiados, ya que no tuvieron que invertir ese dinero. Eso es injusto.

        ¡Un fuerte abrazo!

        Responder

  4. Posted by Arethos on 06/01/2011 at 0:48

    Buenas Bitacorero:
    Feliz año ante todo.
    La verdad que es un tema muy interesante y muy bien planteado por tu parte.
    Hablar sobre las prohibiciones daría para un testamento, (ya sabes que me encanta enrrollarme) así que daré unos pocos apuntes para posicionarme y luego te comentaré mis particulares impresiones sobre la ley del tabaco.
    Yo soy partidario de que haya pocas leyes, que sean muy claras, que no dejen ningún lugar a la interpretación, lo menos restrictivas posibles pero que se cumplan inexcusablemente. Sin embargo, lo que me estoy encontrando en los últimos años es unoss gobierno que se pasan el día haciendo leyes restrictivas, en muchos casos rozando lo absurdo y lo inconstitucional y que encima no se hacen cumplir, o se hacen cumplir de manera aleatoria: no se puede beber en la calle pero se bebe, endurecemos las sanciones de circulación pero no las hacemos cumplir, que si retiramos los crucifijos pero no, que si ponemos horario infantil en la tele pero luego tampoco: en fin, la lista es larguísima.

    Respecto a la ley del tabaco me gustaría poner en tela de juicio el argumento de que es una ley que beneficia a los no fumadores.
    Para mí lo que se ha hecho con esta ley es sacar el humo del tabaco a la calle.
    Yo paso todos los días por obligación por una calle en la que hay varios bares seguidos donde dan desayunos. Antes olía el olor del tabaco si coincidía que alguien abría la puerta del local en ese momento. Ahora el humo es constante al pasar puesto que la gente fuma fuera. Todo ese humo que antes pasaba por los extractores de los bares, ahora pasa directamente al aire que respiramos, lo cuál no creo que sea nada bueno.
    A esto hay que añadir el mal olor que dejan las colillas mal apagadas en el suelo. Por cierto, ¿aumentarán el salario a los barrenderos por el exceso de colillas?
    Sigamos hablando de salud. A ese humo hay que añadir el calor de las estufas para la calle. A eso hay que añadir el aumento del gasto de calefacción de los bares al no tener cigarrillos encendidos dentro. En definitiva, lo que se consigue es colaborar con el calentamiento de la atmósfera y con los niveles de contaminación. Porque hay que recordar una cosa: yo a un bar elijo si quiero entrar o no, pero a la calle tengo que salir por necesidad.
    ¿Hablamos del gasto en Sanidad?. Después de leer y comparar estudios y de hablar con varios médicos (tengo la suerte de tenerlos muy cerca) he llegado a la conclusión de que en el peor de los casos se gastaría en tratar enfermedades derivadas del tabaco el 80% de los ingresos por impuestos derivados del tabaco. A esto he de objetar:
    – En ninguno de estos estudios se hace el cálculo de lo que se ahorra el Estado en las pensiones de los muertos a causa del tabaco.
    – Es más que discutible que todas esas enfermedades sean por culpa del tabaco.

    Por otro lado, habrá que ver cómo indemnizan a todos aquellos establecimientos que hicieron reformas con la anterior ley. Que digo yo, qué tipo de leyes hace este gobierno que tiene que cambiarlas a los pocos años.
    Habrá que ver el impacto económico sobre los bares. Habrá que ver las bajas por catarros, resfriados y demás congestiones producidas por fumar en la calle en invierno.
    Habrá que ver muchas cosas que me parece que esta ley no ha previsto y que van a dar muchos problemas, como ya los están dando.

    Pero lo peor de todo es el argumento que se usa de fondo: defender los derechos de los no fumadores. Cuando se legisla en función de una parte de la sociedad y no en su conjunto entramos en un terreno muy delicado. Porque digo yo, si el tabaco es una droga legal, ¿quién ampara los derechos de los fumadores?
    ¿y de los no conductores que sufren el humo de los coches? ¿y de los que el regetton nos produce dolor de cabeza? ¿y de los feas que no pueden trabajar en la sexta?
    Al final podemos empezar a reclamar derechos muy cogidos por los pelos.
    Me parece bien que se regulen los centros sanitarios o determinados lugares de utilidad pública, pero de ahí a regular un establecimiento privado que además es de ocio y al que si quieres entras y si no no entras, me parece exagerado y desproporcionado.
    Ah, por cierto, para que no queden dudas: no soy fumador, nunca he probado un cigarro y además soy asmático.
    Un saludo.

    Responder

  5. Posted by Deibiz on 06/01/2011 at 1:39

    Arethos, de acuerdo en que el humo está ahora en la calle, yo llegaría más lejos incluso como ya he dicho, prohibición del tabaco como el resto de drogas. En Japón hay calles en las que no se puede fumar y me parece bien.
    El porcentaje de muertos por el tabaco estoy más que seguro que ha descendido en los últimos años y ha aumentado el número de enfermos crónicos,(debido a los avances de la medicina) gente que no trabaja y se les tiene que mantener con nuestros impuestos, quisiera saber de qué década son esos estudios que mencionas. Al margen de esto, repito que una cafetería o restaurante es un lugar abierto al público. La mayoría de locales permitían fumadores por lo que se obligaba a la gente a pasar por el aro, no era posible la elección. Ahora el 30% de la población puede elegir no entrar para fumar y el 70%estará protegida en todos los sitios.
    Puedes seguir frivolizando y comparar con las primeras chorradas que te vengan a la cabeza pero la Salud es la Salud, punto.

    Responder

    • Posted by Arethos on 06/01/2011 at 9:15

      Estimado Deibiz:
      1. Si tu argumento es que prima la salud ante todo lo demás, no entiendo cómo puedes apoyar una ley así. Antes yo podía elegir entre entrar a un bar o no entrar. Ahora tengo que inhalar el humo por narices, puesto que éste ha salido a la calle, como ambos estamos de acuerdo. Por lo tanto, estás apoyando una ley que ahora me obliga a inhalar más humo que antes. Por otro lado, con ese argumento habria que empezar a prohibir un montón de cosas que a lo mejor entonces no te parecen tan bien porque sí que te incomodan.

      2. Los estudios de los que hablo son todos a partir del año 2000. Por otro lado, estamos de acuerdo en que ha disminuído el número de muertos a consecuencias de enfermedades producidas por el tabaco. Eso sí, también han disminuido los costes de los medicamentos que tratan dichas enfermedades y además muchas enfermedades que se creían causadas por el tabaco ahora se ha demostrado, sobre todo en las EPOC, que son más producidas por la contaminación que por el propio tabaco.
      3. A nadie, salvo a los trabajadores del establecimiento, se les obliga a trabajar en un bar. Por otro lado, el hecho de que las estadísticas digan que en España fuma un 30% no significa que esta estadística se traslade a los clientes de los establecimientos.

      4. ¿Ilegalizamos también el alcohol?. Es tan droga como el tabaco…

      5. Dime por favor con qué chorradas estoy frivolizando, puesto que no me ha quedado claro.

      Responder

      • ¡Muy buenas a ambos!

        Estoy más de acuerdo con Arethos que con Deibiz. A mí tampoco me hace gracia que los fumadores se pongan justo en la puerta de un bar o de otros lugares a fumar. Eso sí, me parece un poco exagerado el tema de la contaminación a la atmósfera que origina el tabaco.

        Doy toda la razón a Arethos cuando señala que no puede confundir el porcentaje de fumadores que tenemos en España con la clientela que tienen los bares. Aquí en Madrid me he venido fijando que todos los locales donde se permitía fumar y que estaban hasta los topes ahora no tienen gente. Quizás es que haya coincidido con que estamos a primeros de enero y hay mucha gente de vacaciones, pero seguiré observando a ver si esa tendencia continúa o no y ya os diré.

        Reitero, como dije en un comentario anterior, que yo soy partidario de la legalización de todas las drogas, pero ya que no todas son legales, lo que no puedo entender es que esté prohibido consumir una droga legal en un establecimiento privado, que como bien dice Arethos yo elijo si ir o no.

        La hostelería por sí misma debería ver que sus locales están mejor sin humo por higiene y por salud, pero no por ninguna imposición de un gobierno. Eso es lo que pienso.

        Un fuerte abrazo a ambos 🙂

        Responder

  6. Posted by Deibiz on 06/01/2011 at 16:44

    Yo actualmente ni bebo ni fumo, y puedo entrar a cualquier bar sabiendo que no me van a drogar sin mi permiso.
    1- El tabaco sí ha salido a la calle, pero ¿crees acaso que es lo mismo fumar en un local cerrado que en la calle? ¿crees que se fumara lo mismo dentro que fuera?

    2- Con cada calada incrementas el riesgo de tener cáncer de pulmón sí, pero además de boca, laringe, estómago, riñón, vejiga y de sufrir hemiplejía, apoplejía, paraplejía… casi nada eh? que no solo es el cáncer de pulmón… sigamos defendiendo a las personas y sus placeres y hagámonos llamar progres eh… claro que sí.

    3- Claro los trabajadores no cuentan, que se busquen otro curro. Los clientes pues que se adapten a lo que el dueño quiera. Y si todos los locales permiten tabaco que los no fumadores (70% de la población) se queden en sus casitas encerrados que será el único lugar donde puedan respirar agusto.

    4- Hagámoslo pues, el alcohol es otra gran lacra y cada año muere mucha gente directa o indirectamente por este. Que este aceptado socialmente no quiere decir que sea bueno.

    No encuentro adjetivos para describir lo que opino del tabaco y todos aquellos que se lucran con este (incluyendo los hosteleros que lo permitían) por lo que causa.

    5- Pues comparas las molestias que sufrimos los no fumadores y sus consecuencias para nuestra salud con el reggaeton y las chicas feas de la sexta, que haya fumadores pasivos enfermos y sufriendo no me parece comparable a nada.

    Pues eso oye, que hay que prohibir un crear una cruzada contra un cacho de madera en una clase pero cuando se trata de proteger la salud real de los ciudadanos hay que ser liberal.

    Siento si parece crispado pero defender hábitos que atentan contra mi salud me parece de risa…

    Responder

  7. Posted by Deibiz on 06/01/2011 at 17:05

    Quiero corregir mi última frase pues entiendo que no defendéis el hábito pero no defender la ley es sin duda darle cierta cabida en la sociedad.

    Responder

  8. Posted by Arethos on 06/01/2011 at 23:17

    Estimado Deibiz:
    Lo primero de todo no te preocupes por tu vehemencia al defender tus ideas. A lo que vamos:
    1. Estoy de acuerdo en que seguramente se fume algo menos al tener que salir a la calle, pero algo en lo que ambos estamos de acuerdo es que esta ley provoca que haya más humo en la calle, humo que antes no había.

    2. Yo no me guío por corrientes políticas (ni progres ni no progres) sino por estructuras lógicas y éticas formales en la mayoría de los casos. En ese sentido, defiendo que cada uno puede hacer con su cuerpo y con su vida lo que le dé la gana. Si un ciudadano quiere fumar 200 cigarrillos al día o saltar desde un quinto piso es su problema y nadie debe legislar para limitar su derecho a hacer lo que quiera con su cuerpo. Por lo tanto, sí, yo defiendo que cada uno haga con su cuerpo y su vida lo que quiera, siempre que no perjudique a los demás.

    3. Sí, para los trabajadores es algo muy perjudicial. Igual que el camionero tiene problemas intestinales por mala digestión, el minero problemas de silicosis y el profesor problemas de nódulos en la garganta. ¿Dónde ponemos el límite?

    4. De acuerdo. ¿y dónde quedan entonces esos estudios que afirman que una copa de vino al día es muy buena para la salud?. Tu argumento parece algo así como: muerto el perro se acabó la rabia.

    5. Creo que tienes que leer con más atención. Cuando pongo esos ejemplos me refiero al peligro de legislar sólo en función de una parte de la sociedad y no de su conjunto.
    Por otro lado, el que haya fumadores pasivos sufriendo es igual de equiparable al que tengamos que sufrir la contaminación de los coches o las radiaciones de todos los aparatos de comunicación. Supongo que también estarás a favor de prohibir todo eso, ya que para ti la salud está por encima de todo, ¿no?

    Un saludo

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: