Asesores

Esta semana ha salido a la luz el caso de Cintia Martínez. Al parecer, estuvo de octubre a enero asesorando en temas de cultura para la Junta Municipal del Distrito de Moncloa-Aravaca, en Madrid. El concejal del PP que le contrató se llama Álvaro Ballarín. Supuestamente, esta mujer de 24 años recibió por tal colaboración una buena remuneración que hasta el momento no ha trascendido. Pero lo que quiero hablar con vosotros es de la polémica que se ha creado alrededor de ella.

A la chica se le ha criticado por falta de currículum para desempeñar ese puesto y se le ha recordado a todo el mundo que es una de esas tantas mujeres que han aparecido desnudas en Interviú y en los llamados Call TV de madrugada.

Desconozco si esta chica tiene idea de cultura o si era apta para el puesto. Lo que no veo bien son las críticas que ha recibido. No veo nada malo aparecer en una revista desnuda ni trabajar para unos programas que todos sabemos que son un timo pero que si están en emisión es porque ninguna administración competente lo prohíbe expresamente.

¿Qué se necesita para ser asesor? ¿Cómo valoramos si una persona es válida o no para que su opinión sea importante a la hora de la toma de decisiones? Yo no tengo una respuesta clara a la pregunta. Lo fácil sería decir que tenga estudios (se entiende una carrera universitaria como mínimo) y amplia experiencia en el sector del que tiene que hacer recomendaciones, pero creo que estaremos todos de acuerdo que muchas veces que el haber pasado por la universidad o el llevar muchos años trabajando no es garante de que tu opinión sea cien por cien la correcta.

Por poner un ejemplo: ¿Son José María Aznar y Felipe González dos buenos asesores para Endesa y Gas Natural? Lo desconozco. Ambos han sido presidentes del Gobierno, han estudiado en su juventud y tendrán más mundo que otros para ocupar un buen puesto, pero para lo que se les ha contratado habría que ver si ambos son los candidatos óptimos. Lo mismo digo para cuantos otros asesores que se reparten en las administraciones públicas y en las empresas privadas. También está el debate de los enchufimos, pero bueno, yo creo que eso funciona a todas las escalas, con lo cual lo importante está en definir qué debe tener una persona para poder ser asesor. Desde luego, no me parece que el hecho de haber salido casi en pelotas en una revista te impida serlo. No tiene nada que ver una cosa con la otra.

Anuncios

2 responses to this post.

  1. Posted by Jaime on 13/02/2011 at 22:58

    Está claro que el tema de esta chica huele a pago a amiguita de lecho que tira para atrás, dado que ni su expediente académico ni su experiencia profesional la avalan para el cargo. De hecho no la avalan ni para el cargo de conserje.
    Y no cabe la comparación con González y Aznar dado que ellos trabajan para una empresa privada, no les pagan con nuestro dinero (al menos en primera instancia).

    Responder

    • ¡Hola Jaime!

      No quería centrar el comentario en que esta chica ha trabajado para un ayuntamiento (una administración pública) sino qué requisitos se necesitan para optar a un puesto de similares características.

      Los asesores no dejan de ser puestos de confianza, y por muchos estudios que tengan algunos, a veces eso no es suficiente. El mejor ejemplo son los 1.200 economistas del FMI que no fueron capaces en la época de Rodrigo Rato de ver que íbamos a entrar en la crisis que tenemos ahora.

      ¡Gracias por tu comentario! 😉

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: