Leyenda urbana

Ayer tuve la ocasión de acercarme, aquí en Madrid, a la presentación del libro “Parando en Villalpando” (es un pueblo de Zamora donde el Alsa entre Madrid y Asturias hace una parada para descansar), de Maxi Rodríguez, que como sabéis es un artista mierense que cada lunes en La Nueva España escribe un artículo con un toque de humor pelicular sobre la actualidad como la vería gente de Asturias. Por medio de esta entrada le quiero felicitar por su éxito y ojalá alguna televisión se fije en él para hacer unos cuantos sketches como los que presentó ayer en Lavinia.

Sin embargo, hubo un momento del evento en el que salió el término “leyenda urbana”. Para los que no sepáis de qué va la historia, debéis saber que una vez el actual presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, dijo que la marcha de jóvenes de la región a otras partes (como Madrid) era una leyenda urbana, y desde entonces parece que todos los que se han ido de Asturias le echan la culpa cuando yo creo que deberían de pensar un poco las cosas antes de hablar.

¿Por qué lo digo? Pues muy sencillo: ayer estaban en la presentación los periodistas Juanma Castaño, Marta Reyero y Luis Rendueles. Estas tres personas han logrado salir adelante por fortuna -cosa que me alegro un montón- y en parte deberían saber que su éxito ha sido por lanzarse a salir de Asturias. Por tanto, para aquellos que se mofan de ser “leyendas urbanas” deberían de ponerse a pensar un ratín antes si no les ha venido muy bien marcharse de la región. Yo creo que sí.

Yo como leyenda urbana (desde el mejor sentido) por supuesto que echo de menos Asturias (por mi familia y mis amigos), pero reconozco que el haber vivido en Madrid y en París y el haber viajado a mis 25 años por más de 15 países del mundo me ha abierto mi mente, mi forma de ver las cosas y mis ganas por intentar vivir de la mejor manera posible. Mi hermana está como loca por marcharse fuera de Oviedo y es algo que no sólo apoyo sino que comprendo, porque sé que para ella será muy importante permanecer en otro lugar diferente para espabilarse (que ya lo está, pero aún así conocer mundo le vendrá de perlas).

¿Estoy diciendo con esto que los que se han quedado en Asturias son unos borregos? No, en absoluto. Pero sí creo que a diferencia de los que formamos parte del club de la leyenda urbana, somos gente con más posibilidades, con más mundo que se suele decir, así que por tanto hay que olvidarse de esa manía de tener todo a la puerta de casa y salir a formarse, a aprender, a conocer y a disfrutar de la vida.

Yo como leyenda urbana no cambio por nada estos siete años que llevo sin vivir en Asturias. Por supuesto que quiero volver a vivir allí, pero soy consciente de que si no puede ser en Oviedo u otra parte de la región, yo me acoplaré a cualquier parte del mundo sin ningún problema, tal y como hicieron a lo largo de la historia miles de asturianos. Yo no voy a ser menos.

Anuncios

One response to this post.

  1. Posted by macu on 05/03/2011 at 7:29

    me encanta el artículo. Hay que salir, viajar, intentar no depender económicamente de nadie, es dificil y muy complicado y eso hace a mucha gente joven acomodarse y vivir durante mas tiempo del necesario en casina. Pero mucha gente con inquietud lo consigue(nada es fácil para nadie). Las familias también tienen mucho que ver en esa manera de pensar y actuar. Un beso.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: