Vehículos oficiales

Estoy un poco harto de las continuas apariciones en los medios de comunicación que cuestionan los usos de los coches oficiales por parte de los políticos. Por supuesto que un papel de los periodistas está en denunciar los abusos y los malos usos por parte de los cargos públicos, pero antes de lanzar una noticia sobre este asunto, debería de contarse bien las cosas. Voy a poner tres casos muy recientes que protagonizaron Francisco Javier Velázquez, Ana Botella y José Ignacio Echevarría.

Con el primero, el diario ABC sacó en su portada del día 4 una imagen del director de la Policía Nacional y de la Guardia Civil tras haber llegado al aeropuerto de Córdoba. La noticia versaba en que Velázquez había viajado en avión y no en AVE desde Madrid a la ciudad andaluza y el coste solamente del combustible del avión era altamente superior al precio del tren de alta velocidad; en el segundo caso, el programa ‘El Intermedio’ pilló in fraganti a la concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid entrando en una peluquería rodeada de cuatro funcionarios municipales y dos vehículos oficiales; el tercer caso tiene que ver con la metedura de pata del consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid que aseguró en la Asamblea regional que el metrobús no existe.

Veamos: supongo que entenderemos todos que en un país como el nuestro (que por muy seguros que nos encontremos al salir por la calle sabemos que aún sufrimos la lacra del terrorismo, entre otros problemas), los responsables públicos deben ir protegidos en todo momento para evitar que sufran cualquier percance. A mí me gustaría saber si Velázquez fue el que eligió viajar en avión en vez de en AVE y si Ana Botella es la que decidió que le acompañaran cuatro personas en vez de dos (por cierto, tal y como señalaba el programa del Gran Wyoming, no se pone en cuestión que la mujer del ex presidente Aznar lleve escoltas puesto que su marido sufrió en 1995 una atentado de ETA que le pudo costar la vida, sino que ella misma hable de austeridad y políticas de ahorro cuando es de las que parece que el despilfarrar se le da muy bien). Otra cosa es que Echevarría -que no tiene por qué viajar en metro ni en bus si es que dispone de coche oficial- no sepa contestar a una pregunta en el parlamento de Madrid sobre una competencia suya como es el fijar el precio del metrobus (que existe, que quede claro).

Por tanto, y para resumir, me gustaría que en las informaciones periodísticas que hablan tanto del medio de transporte que usa Zapatero para viajar a mítines del PSOE y del número de coches oficiales que usan otros cargos públicos fueran acompañados de un párrafo en donde se explicara si dichos vehículos se utilizan porque al interesado le ha dado la gana o si son más bien sus servicios de seguridad los que han estimado conveniente que viajen en determinados medios de transporte acompañados de un número de escoltas determinado. Porque tal y como nos lo pintan, parece que la culpa es del político, y yo creo que poco tienen que decir cuando estamos hablando de temas de seguridad y quizás son los propios profesionales y expertos los que aconsejen cómo se deben hacer las cosas.

Si estoy equivocado (que lo puedo estar perfectamente) me parece perfecto que los medios de comunicación denuncien estos abusos, pero si están contadas las noticias con medias verdades, por favor que el diario ABC saque una portada como la del 4 de marzo pidiendo perdón a sus lectores por no contar las cosas como son. Y a ‘El Intermedio’ (programa que sigo y que me encanta) que tenga cuidado con decir los lugares que frecuenta una señora como Ana Botella, porque gracias a ellos todos nos hemos enterado de que es clienta habitual de la peluquería Peque (situada en la avenida de Filipinas, 18 de Madrid) y quizás ese dato lo único que provoque es que esta mujer tenga que dejar de ir allí por razones de seguridad. Eso sí, el señor Echevarría le pido que se estudie al menos lo que le toca decidir en su consejería, que lejos de ser un error como el que podemos tener cualquiera, lo único que demuestra es que algo tan conocido por los madrileños como el metrobús a él le debe parecer poco interesante, pero para muchos de los que nos gastamos 9,30 euros por diez viajes al menos sabemos que existe.

Anuncios

2 responses to this post.

  1. Posted by Ana Cristina Vicario on 12/03/2011 at 18:38

    Muy buena denuncia!!! Lo del metrobús es imperdonable!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: