La información que se está dando de Japón

A lo largo de esta semana han salido a la luz contrainformaciones a las informaciones que estaban dando los medios de comunicación españoles sobre todo lo que rodea a Japón con el terremoto, el tsunami y la central nuclear de Fukushima. A mí la que más me ha llamado la atención ha sido la pretensión de una periodista de Antena 3 que le pide a una ciudadana española que vive en Japón que grabe todo el ‘caos’ que se nos vende que está ocurriendo en Japón, pero que los que están viviendo allí al parecer están tranquilos o al menos un poco más que los que no estamos en el país oriental.

Ha habido otras noticias también, como la de que la Embajada de España en Japón no se ha puesto en contacto con los que viven allí ni han facilitado la repatriación. En fin, el problema con la falta de exactitud en las información está en que muchos periodistas españoles no se encuentran en Japón para narrar qué ocurre allí en realidad. Aprovechan las redes sociales para contactar con gente (“Españoles en Japón“), cosa que no me parece del todo mal, pero puede ser un arma peligrosa si alguien por hacer la gracia se hace pasar por uno que andaba por allí y en realidad se lo está inventado todo desde el sofá de su casa (en España).

Yo, además de mostrar mi solidaridad con el pueblo japonés, os quiero ofrecer mi granito de arena con el testimonio de una japonesa que conocí en Toronto (Canadá) durante un curso de inglés que realicé allí. Os pongo a continuación, traducido al castellano, lo que me ha escrito en referencia a la noticia que estamos comentando:

Gracias por tu bonito mensaje y por preocuparte por mi país. Estoy bien y mi familia también. En Japón la gente está impresionada con el suceso pero sabemos que nosotros seremos capaces de reponernos del terrible terremoto. Necesitamos más tiempo. Muchos países del extranjero están ayudando a Japón. Gracias por tu gentileza“.

Bueno, lo que más me ha llamado la atención de su correo electrónico es que después de lo que os digo que me escribió sobre el terremoto (que no pasa de tres líneas) me empieza a contar las novedades de su vida sin que yo le hubiera preguntado al respecto (se va a casar y va a tener un niño), y esa parte es mucho más grande que la de explicarme qué situación hay en Japón. ¿Todo esto que me hace pensar? Que, efectivamente, hay más psicosis fuera de Japón que dentro del propio país. Ni está habiendo saqueos, ni hay falta de suministro de electricidad ni hay quejas de la población a su gobierno. Es que si no lo normal hubiese sido que esta chica me dijera más cosas acerca del ¿caos? que yo le dije que me están transmitiendo los medios de comunicación españoles, pero ya podéis ver que al menos en su texto no aparece nada sobre esa cuestión.

En resumen, cada uno que piense lo que quiera, pero pese a la espectacularidad de las imágenes del tsumani y de los miles de muertos y desaparecidos que hay (por cierto, se parecen mucho a los americanos y lo que no disponemos aquí son con imágenes de cadáveres, que seguro que más de una televisión querría ofrecer) parece que en Japón la vida sigue con toda su normalidad (o quizás con un poco menos pero desde luego el país no se ha parado).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: