Generación perdida

Esta mañana, leyendo y repasando la prensa digital, me encontré tanto en El País como en el ABC dos artículos que versaban sobre el mismo tema: los problemas que la crisis está creando en los más jóvenes, sobre todo en lo relativo al empleo. En ambos se da por hecho de que nunca tuvo España una generación mejor preparada en su historia…. pero en cambio las posibilidades de alcanzar el oficio deseado (o al menos uno atractivo) se esfuman en ofertas de prácticas no remuneradas o becas por una cuantía ridícula en comparación al número de horas empleadas en el trabajo. Yo creo que todo esto es cierto y no requiere más añadidos ni críticas por mi parte. Ahora bien, también pienso que hay que contar todo,  y es lo que más hecho en falta en este tipo de reportajes.

Siento si vuelvo a ser reiterativo con este mensaje que ya he repetido en varias ocasiones en este blog, pero no me cansaré de decirlo: la política no es el problema, es la solución. ¿A qué me refiero? Pues que me parece estupendo que haya un grupo de personas que se manifiesten por sus derechos, pero si su voz no la reflejan con la fuerza de su voto en las elecciones, ¿de qué se quejan? Vayamos no muy lejos. Si hay tantos estudiantes en las facultades preocupados por su futuro, ¿por qué cuando se les da la oportunidad de opinar no lo hacen? ¿Cómo es posible que las elecciones de la semana pasada en la UCM consiguieran acercar a las urnas a poco más del 20% de los alumnos? Sinceramente y viendo esos datos de participación, a mí la idea que me dan es que les da igual todo…. salvo quizás su propio futuro, pero uno sólo en este mundo no va a ningún sitio, así que o se une y lucha por conseguir adeptos a su causa o no tiene nada que hacer.

Otro tema importante está en el horror que le supone a muchos marcharse de España. Yo creo que pocos ciudadanos de este mundo pueden decir que tienen 27 países donde trabajar en igualdad de condiciones que los nativos de ese lugar. Por tanto, en España deberíamos de dejar de ver tan negativo lo de irnos fuera y empezar a ver que nuestra vida no tiene que desarrollarse necesariamente a la puerta de nuestra casa. Viajar, conocer otras formas de vida y sobre todo aprender idiomas enriquecen a una persona. ¿Cuál es el motivo por el que ese conglomedado de jóvenes que protestan (en algunos casos con mucha razón) por su futuro no se plantean la opción de probar en el extranjero? ¿Qué problema tienen? Espero que no sea el mismo que aquellos a los que ya hace unos meses les dediqué una entrada.

En resumen, creo que deberíamos centrar el debate en que es verdad que el empleo de calidad (entiéndase un buen sueldo y horario, además de unas dignas condiciones) brilla por su ausencia en España (aunque pienso que más culpa tienen los empresarios que los políticos en este tema), pero no es menos cierto que nunca hemos tenido la oportunidad de cambiar de aires tan fácil como ahora y arriesgar fuera de nuestras fronteras. Hay miles de casos que les han ido bien cuando se han marchado de su lugar de origen, aunque se mofen de ello y lo vean como un calvario.

Anuncios

2 responses to this post.

  1. Posted by @iRob_GD on 18/04/2011 at 20:35

    Como yo he sido estudiante universitario y ahora me encuentro en situación de desempleo analizaré concienzudamente este post que me parece muy interesante y es de agradecer la invitación al debate.

    En primer lugar, las elecciones de la UCM carecen de voto democrático ya que el voto de un estudiante vale ínfimamente menos que el de un profesor titular. ¿Imagínate que en la elecciones generales el voto de un panadero valiera menos que el de un ingeniero? Y yo soy de los que ha votado y al entender esa injusticia he dejado de votar habiendo estado presente en una mesa electoral.

    En segundo lugar, el máximo culpable de la situación laboral en este país la tienen los políticos ya que en ellos recae la máxima responsabilidad y ocupan cargos para solucionarlo. Además, cobran de nuestros impuestos y deben de estar cualificados para este tipo de situaciones. Y si no es así, que dimitan como hacen en otros países de la Unión Europea para que otra persona ocupe ese lugar. De hecho, en los barómetros del CIS hay muy pocos políticos del Gobierno y oposición que superan el aprobado, lo que me parece bochornoso.

    Las empresas son mediadoras del sistema y tanto crean como destruyen empleo. No creo que sea culpa de las empresa. Solo hace falta ver la cantidad de multinacionales españoles que triunfan en numerosos países del mundo (Repsol, Telefónica, Santander, Ferrovial, ACS…) y aquí te ponen un monton de trabas y te piden un montón de papeleo para hacer una PYME.

    Evidentemente, cuando tienes que hacer frente esta situación claro que te planteas marcharte al extranjero. De hecho, en lo que llevamos de 2011 se han marchado ya 14.000 españoles. La desventaja de hacerlo sigue siendo que hay personas que no tienen dinero ni para intentarlo.

    Responder

    • ¡Muy buenas Rober!

      Puse el ejemplo de la UCM para señalar que no puede ser que nos digan los periódicos que la juventud está harta de la situación en la que vive pero después, a la hora de darle la palabra a través de las elecciones, solamente deciden ir 2 de cada 10 alumnos. Lo del voto ponderado daría para otro debate, pero de todas maneras si votaran todos los alumnos, el voto sí que sería más fuerte que el del resto de componentes de la comunidad universitaria, y por tanto podría ser determinante para la elección de rector.

      Las trabas que tienen las multinacionales de las que hablas y otras más que podríamos añadir a la lista son precisamente aquellas que intentan defender los derechos de los trabajadores. Esas multinacionales prefieren radicarse en países en vías de desarrollo o del tercer mundo porque allí la mano de obra es mucho más barata y la legislación laboral no existe, con lo cual tienen carta blanca para hacer contigo lo que quieran. Aquí, en España, deben cumplir con unos mínimos que no les gusta, y por eso hemos sufrido tantas deslocalizaciones y tanto desvío de dinero a paraísos fiscales. Yo al menos no comparto esa visión empresarial. Entiendo que el fin de la empresa es ganar dinero, pero me parece que tiene que ser acorde a una moral y a unos principios éticos que el capitalismo no cumple.

      En cuanto al dinero que cuesta arriesgar una aventura al extranjero, está claro que te puede salir mal y que acabes por perderlo todo, pero repito, uno o se mueve o no tiene nada que hacer. Es muy complicado que te llamen para cualquier trabajo si no te mueves del sofá (y aún moviéndote, la cosa ya está chunga).

      Un saludo y gracias por comentar 🙂

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: