Una nueva decepción de Francia

Ayer regresé de Portugal tras tres días en Tavira, en el Algarve. Cada vez que visito el país vecino me gusta más, hasta el punto de que soy de los que apoyan de que seamos un mismo Estado, manteniendo cada uno de nosotros nuestras costumbres como hacemos ahora mismo los distintos pueblos de España pero compartiendo administraciones y todo lo que sea necesario. Lástima que esa imagen que tengo tan positiva de los portugueses no la pueda extender a nuestros otros vecinos, los franceses.

Es otro país que me encanta y que me parece digno de visitar y de tener presente que parte de que las libertades que gozamos hoy en Europa se deben a las acontecimientos históricos ocurridos en aquel país, pero ello no quiere decir que tengamos que rendirle pleitesía cuando cada vez más se están convirtiendo en un modelo que no comparto. La última joya que ha adoptado es la de inscribir a la tauromaquia en el patrimonio cultural inmaterial francés. Bien es cierto que esto no quiere decir que el Estado haga ninguna forma de protección, de promoción particular o de aval moral, sino que constata la existencia factual de una práctica y del desarrollo de una serie de elementos de carácter cultural (rituales, reuniones populares, vocabulario específico, etcétera), pero aún así, ha sido un balón de oxígeno para los defensores de las corridas de toros, y todo lo que sea caminar en esa dirección contará con mi rechazo más profundo. 

Que sigamos creyéndonos que Francia es el país de las libertades….. en fin, ahí tenemos cómo son capaces de parar un tren de tunecinos que huyen de su país desesperados pasándose por el forro el acuerdo Schengen o de expulsar a gitanos a los países del este. Y recuerdo que no es un país laico. Allí los festivos también coinciden con fechas importantes del catolicismo, aunque también vi que las musulmanas, pese a ser día laboral, hay quien no va a trabajar y no pasa nada. Francia no es lo que era, así que una noticia de ese calado no me sorprende de un país que ya ha dejado de ser un referente para muchos.

No entiendo la defensa de la tauromaquia en estos días. Os prometo que a todo le intento dar una vuelta para comprenderlo, pero se me hace imposible que con el tema de los toros haya gente que lo vea un evento cultural. Yo tampoco estoy diciendo que no se maten, sino que no se haga de esa manera tan cruel. Yo no quiero que sufra el animal, y mucho menos que eso se convierta en un espectáculo. Me da vergüenza como español que esa barbaridad sea un estereotipo de mi país. Cualquier iniciativa contra esta ¿fiesta nacional? tendrá mi apoyo incondicional siempre.

¡¡NO A LOS TOROS!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: