La ilusión electoral

Ayer tuve la oportunidad de asistir en el municipio madrileño de Manzanares El Real a la presentación de la candidatura socialista al Ayuntamiento de la localidad. La lista la encabezará el actual alcalde, Óscar Cerezal. Lo primero de todo, deseo a mis compañeros toda la suerte del mundo en esta nueva cita electoral en la que compiten con otras seis candidaturas (ver a partir de la página 41) y que los habitantes del pueblo vayan a votar masivamente y expresen su opinión y su decisión de quiénes deben gobernarles en los próximos cuatro años.

Sin ser de este pueblo, sin haber vivido allí nunca y sin tener tampoco la posibilidad de votar allí, me gustó mucho dos cosas: la primera, el dejar claro que no todos los políticos son iguales (porque no lo son). Y la segunda, ver que quienes forman parte de la lista del PSOE son gente comprometida, con ganas únicamente de sacar a su pueblo adelante y con el deseo de trabajar por los demás y no por intereses personales. Es lo que se me ha ocurrido llamar la ilusión electoral.

Esta semana, en concreto de la noche del jueves al viernes, comenzará la campaña electoral. El PP está claro que utilizará la crisis económica y la imagen de Zapatero allá donde vayan para ganar votos. Espero que los ciudadanos sepan que estos comicios no son una reválida para Zapatero, sino que votamos para ayuntamientos y comunidades autónomas.

Hay encuestas que vaticinan una victoria aplastante de la derecha gracias a la abstención. A mí si gana el PP porque así lo ha querido la mayoría no tengo más remedio como demócrata que aceptarlo, pero si lo que ocurre realmente es que es el electorado de izquierdas el que se queda en casa por cansancio con la política o por considerar a todos los políticos iguales…. en fin, una pena que en la sociedad de la información en la que vivimos y en un país como España que se tardó tanto en conseguir que los ciudadanos eligiéramos a nuestros representantes tengamos que hablar del pasotismo por lo que yo creo que deberíamos de ver como una “ilusión” democrática.

Yo la tengo con Oviedo. No quiero en mi ciudad cuatro años más con Gabino de Lorenzo. No quiero un alcalde que no va a los plenos, que continuamente confronta con las instituciones, que monopoliza la información municipal en un periódico y que no ha sabido gestionar en definitiva el Ayuntamiento, hasta el hecho de que por sus tira p’alante han terminado por obligarle a regalar el centro de Oviedo a una empresa privada para que a su antojo construya un aparcamiento (por no hablar de otras infraestructuras, como el Hípico, que a día de hoy me gustaría saber qué beneficio ha tenido para la ciudad).

Quienes no participan en las elecciones lo único que consiguen son dos cosas: que el que gane en votos (independientemente del porcentaje de participación), gane las elecciones; y dos, su granito de arena y su interés por su ciudad y su comunidad autónoma no se verá reflejada en ningún sitio. Reitero que hay que votar siempre, porque nadie es apolítico. Se puede ser apartidista (totalmente legítimo) y votar en blanco…. pero no ir a votar me parece una tremenda irresponsabilidad. La política somos todos, y para que los políticos no hagan lo que les dé la gana, debemos ser los ciudadanos los que pongamos nuestra atención e interés en ellos y en su función. Solamente así conseguiremos cosas beneficiosas para todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: