Hace 10 años

Hoy para todos ha sido un día de recuerdos. Hace 10 años veíamos por televisión (a la hora de comer en España) el mayor ataque terrorista contra los Estados Unidos de América (hasta la fecha). Varios aviones secuestrados fue lo que se empleó para actuar contra las Torres Gemelas de Nueva York, el Pentágono en Virginia y otro objetivo en Pensilvania que se pudo evitar (aunque los ocupantes del aeroplano fallecieron al ser derribado). Hecho este pequeño resumen, ¿hemos ido a mejor en estos 10 años?

En mi opinión hemos seguido avanzando (negarlo sería de ciegos), y prueba de ello es que en este breve periodo de tiempo (porque la historia no se cambia de un día para otro) han aparecido nuevas maneras de comunicarnos. Incluso para los propios periodistas hablar de hace 10 años es un desfase, porque por aquel entonces no teníamos, por ejemplo, las llamadas redes sociales que tanto nos ayudan en la actualidad a buscar gente que esté en el lugar de los hechos que nos interesa cubrir.

Yo aquel día estaba en Villarriba, un pequeño pueblo perteneciente a la parroquia de Coya, en el municipio asturiano de Piloña. Yo vivía allí y me encontraba en mi casa porque todavía no había comenzado las clases en el instituto (tenía 15 años). La primera persona que me informó de lo que estaba sucediendo en Nueva York fue mi madre, que al llegar a casa nos dijo a mí y a mi hermana que pusiéramos las noticias. Aún no habían empezado. Me imagino que en todas las redacciones se espera (a ser posible) que el telediario salga de un tirón y que no haya ningún contratiempo, pero con aquel caso y por la regla de que la actualidad manda, todo se esfumó en cuestión de minutos. De hecho no recuerdo que ningún informativo metiera más noticias que los directos que estaban llegando de Estados Unidos.

Diez años después me siguen sobrecogiendo las imágenes, pero también me surgen muchas preguntas, sobre todo en lo enfocado a la respuesta que las potencias occidentales hemos dado desde entonces en la lucha contra la lacra terrorista mundial. ¿Mereció la pena Afganistán? ¿Irak era realmente una amenaza? ¿El asesinato de Bin Laden ha solucionado algo? ¿Guantánamo tiene alguna razón lógica? Creo que muchos nos haremos estas preguntas y que básicamente pensaremos en que deberíamos haber actuado de otra manera. Lo malo es que no sé si es tarde para reparar viejas heridas.

Lo que más me intriga ahora es saber qué va a pasar en estos próximos diez años, porque si estamos de acuerdo que en todo este tiempo desde el atentado a EEUU hasta hoy las cosas han cambiado muy rápidamente, ¿qué nos espera en el futuro? No lo sé, pero espero continuar siendo testigo de la Historia 🙂

PD: Una de las cosas que más me gustó de mi estancia en Francia fue que el Liceo donde di clases de español estaba situado en la calle Salvador Allende. “La historia es nuestra y la hacen los pueblos”. Que su memoria y su quehacer pervivan para siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: