No nos dejaremos ganar

Este fin de semana se ha celebrado en Madrid la Conferencia Política del PSOE. Dicho evento se convocó hace meses con el intento de cerrar las quejas lanzadas por muchos militantes a los que no se nos permitió elegir al candidato o a la candidata para presidir el futuro Gobierno de España, siempre y cuando los ciudadanos de España dieran su apoyo en las urnas a nuestra candidatura. No pudo ser y el Comité Federal decidió que Alfredo Pérez Rubalcaba era la mejor opción disponible en nuestro partido. No discuto ni mucho menos su valía, su gran conocimiento de lo que es España y su compromiso con el PSOE, pero aquí al final lo que importa es ganar las elecciones. Y es algo que todos nos preguntamos. ¿Dará tiempo para la remontada o se cumplirá un batacazo parecido al ocurrido en mayo tal y como predicen las encuestas?

Lo primero que habría que analizar es si el acto de este fin de semana ha servido para reforzar al PSOE. Está claro que mejor que no hacer nada (como se han acostumbrado en el PP) pues sí, puesto que nuestros votantes nos exigen ideas y compromisos si queremos ganar su confianza. Habrá que esperar para conocer el programa electoral definitivo que se aprobará el próximo sábado en el Comité Federal, pero por lo visto en estos tres días, habrá una clara apuesta por el mantenimiento de nuestro Estado del bienestar (sanidad y educación), por modificar la Ley Electoral (pero ojo, necesitará contar con el apoyo, por lo menos, del PP), luchar contra la crisis para volver a crear empleo y controlar el fraude fiscal. Estas iniciativas, de confirmarse, ¿podrían valer para frenar la victoria de la derecha? ¿Será el sprinter Rubalcaba capaz de ilusionar al electorado?

Por las características demográficas de nuestro país, yo no sé si lo mejor es apostar por ganarse a la gente mayor. Son el grueso de la población esañola y por lo general están muy comprometidos con la importancia de ir a votar. Los jóvenes, por contra, somos menos y cada vez más desencantados con la política. Se dice que cada vez que te vas haciendo más mayor te haces más conservador, y por tanto no sé hasta qué punto el proponer cambios es positivo (aunque, por supuesto, pienso que hay muchas cosas que cambiar y mejorar). Aquí en España me da la sensación de que no se tiende a innovar, o lo que es lo mismo, a probar nuevas cosas (lo podemos ver en cualquier negocio. Nadie arriesga en algo que no sepa a ciencia cierta que funciona), y ese conformismo con lo que hay y esas voces críticas contra los cambios me lleva a dudar de si es conveniente o no desde el punto de vista electoral hacerlo.

Ahora bien, desde el punto de vista ideológico, el PSOE no puede renunciar a sus propios principios. Somos un partido de izquierdas y un partido de gobierno. Hemos cambiado este país a mejor cuando los ciudadanos nos han dejado regir el Ejecutivo central. Con nuestros fallos hemos aprendido a reflexionar, a pensar qué es lo mejor que tenemos para ofrecérselo a la gente, a esa mayoría social progresista que a mi modo de ver existe en España, pero que cuando se queda en casa permite que la derecha vuelva al poder.

Del discurso de Rubalcaba de esta mañana, me ha encantado esta parte: “Es verdad que Aznar gobernó con el viento a favor y nosotros durante un tiempo, también. Pero hay una diferencia. Ellos crecieron y nosotros, más. Ellos crearon empleo, nosotros más. Ellos congelaron I+D y nosotros la duplicamos. Ellos no hicieron política social, nosotros, sí. Ellos dejaron las pensiones mínimas prácticamente con el mismo poder adquisitivo, y nosotros casi las hemos subido cerca de un 30%. Lo veis cómo no somos iguales, ni en el bienestar ni en el malestar. Ni cuando las cosas van bien, ni cuando van mal. No somos iguales”.

Lo malo es que nos ha tocado una mala época, y costará salir de esta crisis tan dura que tenemos, pero yo soy de los que prefiero equivocarme con el PSOE a tener que salir a la calle contra los recortes que el PP tiene en mente (aunque saben que lo mejor es ocultarlos, no vaya a ser que despierten al electorado de izquierdas y vean nuevamente truncadas sus esperanzas de volver a La Moncloa).

Que nadie lo dude: No nos vamos a dejar ganar. ¡¡RUBALCABA PRESIDENTE!! 🙂

Anuncios

4 responses to this post.

  1. Posted by Carlos on 05/10/2011 at 14:53

    Hola,

    Lo primero, yo soy parte de ese electorado joven del que hablas, tengo 23 años. No simpatizo con ningún partido, pero apoyar a Rubalcaba como tú lo haces (¿acaso no hay savia nueva en el PSOE?) sólo tendría sentido si también estuvieras chupando de la ubre del partido.

    El PSOE va a perder las elecciones, y es cierto, más que por mérito de la derecha, es por absoluto demérito de los socialistas. Dejad de engañar a la gente con que viene el coco. Sed respetuosos, la alternancia es positiva.

    Además, realmente tengo ganas de ver qué hace el PP en tiempos crudos, porque todavía no lo hemos visto. Lo que sí hemos visto, y son hechos, es que el PP nos trajo la mejor etapa económica de la historia de España (quizá con un falso crecimiento, en eso estoy de acuerdo), y que los socialistas han estado muchísimos más años en el gobierno, y cada vez que lo han abandonado, ha sido dejando el país hecho un cristo y con casos terribles de corrupción. Es algo objetivo, te pese mucho a ti a tu ídolo Alfredo.

    Nadie, y digo nadie, debería estar ese porrón de años ejerciendo la política. Esto es un sistema viciado, por no hablar de los requisitos que yo impondría por ley: en su partido, PP, PSOE… CIU, me da igual, que milite el que quiera, cualquier chiripitifláutico que vive a su amparo, desde las juventudes, aunque no tenga estudios, experiencia, ni sepa hacer la ‘o’ con un canuto (cosa habitual). Pero en puestos públicos, y del calibre de ministerios o presidencia, por dios, se debería requerir una formación adecuada, idiomas, y una demostrada experiencia en el sector privado absolutamente sobresaliente. Paguémosles mucho más, pero exijámosles infinitamente más, también. Lo que no puede ser es que haya casos como Pepiño o Pajín en un estado serio.

    Y por último: eso de izquierdas y derechas… estado del bienestar… pero en qué cabeza cabe que cualquier partido, por conservador que sea, va a estar en contra de medidas sociales? Si aunque sólo fuera por motivos electorales todos los partidos están de acuerdo con eso, es bien para todos. El problema será si estamos en el nivel económico adecuado para tener según qué medidas. Si lo tenemos, como Suecia, Noruega,etc. cuanto más estado social, mejor. Pero dejad el ideario ya de izquierdas y derechas, yo sólo quiero una ideología adecuada a estos tiempos y que sepa gobernar y gestionar la economía de manera eficaz y eficiente, y dejarse de tonterías superfluas.

    Nada más,
    Un saludo!

    Responder

    • ¡Hola Carlos!

      Lo primero de todo, muchas gracias por participar en mi blog. Estarás siempre invitado a debatir y a discutir todos los asuntos que quieras.

      Soy militante de Juventudes Socialistas de Oviedo desde los 14 años y de la Agrupación Municipal Socialista de Oviedo (AMSO-PSOE) desde los 18. Nunca tuve ningún cargo porque al terminar el bachillerato me vine a Madrid a estudiar periodismo, con lo cual no vivo en Asturias. Actualmente no tengo trabajo, así que mi apoyo a Rubalcaba no corresponde a estar chupando de ningún sitio, sino en que creo que entre él y Mariano Rajoy, la opción que representamos los socialistas (con todos los errores que podamos tener) es mil veces mejor que la del Partido Popular.

      Yo sí me acuerdo cuando gobernaron. Tú bien has dicho que nuestro país en sus tiempos crecía económicamente (y por cierto, congelaron las pensiones y los sueldos de los funcionarios), y que muchos compañeros del instituto no volvían a aparecer una vez que cumplían los 16 años para empezar a trabajar, sobre todo en el sector de la construcción. “España va bien” era lo que nos decían… Muchos recuerdan de aquel periodo la guerra de Irak y el Prestige. Desde luego que hicieron una cagada, pero no se quedan lejos otras tantas iniciativas como la que propusieron para la educación (¿te acuerdas de la Ley de Calidad que derogó el primer Gobierno de Zapatero en 2004?).

      Coincido contigo en que la alternancia política es sana. Ayer, Álvarez-Cascos anunció un recorte del gasto que ahora todo el mundo lamenta, pero es el presidente del Principado porque los asturianos lo decidieron así democráticamente. No entiendo a qué viene tanta indignación cuando con asuntos como la Radio Televisión del Principado de Asturias siempre se mostró contrario. Otra cosa es que yo no esté de acuerdo con sus decisiones, pero reitero, ha sido la voluntad de los asturianos que ese señor gobierne, así que ahora toca aguantarse.

      El sistema político es mejorable, en eso no puedo estar más de acuerdo, pero decir que está viciado no creo que sea cierto. Tampoco creo que la formación sea un requisito fundamental, porque ni más ni menos que 1.500 economistas de primer nivel del FMI, con Rodrigo Rato a la cabeza, no fueron capaces de preveer la crisis que ahora mismo estamos sufriendo. Y la política no tiene que ser un cortijo de licenciados, sino de gente diversa que a ser posible represente a todos los estamentos de la sociedad española. Lo importante es que sean capaces y aptos para el puesto que ocupan, no el número de carreras universitarias que tienen o los idiomas que dominan.

      Sobre la perpetuidad en la política, yo apoyé la convocatoria de primarias en el PSOE, y afirmo que hubiese votado a Chacón. Los estatutos del PSOE reconocen el derecho al Comité Federal para elegir al candidato, porque es el máximo órgano entre congresos del partido. También apoyé la convocatoria de un referéndum sobre la reforma constitucional, pero es cierto que la propia Constitución no exige la consulta popular para modificar el artículo que se cambió. Ambas decisiones son legítimas y se ajustan a las normas, otra cosa es que nos hubiese gustado (a mí el primero) haber dejado a todos los militantes y a todos los españoles decidir directamente.

      Por último, me gustaría que te repasaras las hemerotecas porque no dices la verdad con que la derecha ha apoyado el Estado del bienestar. Y no sólo eso, porque el propio Aznar en un periódico de La Rioja pidió que se votara “no” a la Constitución, y ahora la defiende como si él hubiera sido poco menos que el padre de nuestra Carta Magna. Lo mismo hicieron con numerosas leyes sociales, entre las que se encuentran las pensiones, la universalización de la sanidad o el divorcio (y han sido los que más se han divorciado…). Hasta se atrevieron a llamar a Felipe González “pedigüeño” por pedir dinero en Europa con el que desarrollar nuestro país con los Fondos de Cohesión…

      Ten por seguro que aquí los únicos que tienen posibilidades de ganar son el PP o el PSOE. El Partido Popular no tiene rivales y encima cuenta con un electorado muy fiel. La izquierda está tremendamente dividida al ser muy plural y su electorado es más complicado de movilizar, y todo apunta a que gente que votó al PSOE en pasadas elecciones no lo hará ahora por castigo… pero la salida de la crisis no creo que la tenga Mariano Rajoy, que tal y como coincidimos, no ganará las elecciones por sus méritos, sino más bien por las meteduras de pata de su rival.

      Espero haberte justificado mi punto de vista sobre la situación. Seguramente no te convenza pero uno tiene que creer en lo que considera que es mejor.

      Un fuerte abrazo 😉

      Responder

      • Posted by Carlos on 26/10/2011 at 13:29

        Hola otra vez!

        Es largo, pero espero que me leas 🙂

        A ver, el mero hecho de que digas que una opción es mil veces mejor que otra, en un país donde la clase política se caracteriza por el mangoneo a manos llenas y el sectarismo más excluyente, es algo que ni entiendo ni entenderé, pero en fin, cada cual con sus ideas.
        Yo no soy tan fijo, izquierdas o derechas… prefiero tener mi manera de pensar, individual, por eso soy incapaz de comulgar con un partido en concreto en todo y defenderlo así, como tú pareces hacer. Ningún partido y/o político merece mi apoyo incondicional.
        Desde luego mi concepción ideal es un estado de bienestar, un estado social, cuanto más (dentro de las posibilidades) mejor.

        La pregunta es: ¿de verdad crees que la política social sólo se basa en medidas sociales? Confío en que no, porque si de verdad lo piensas, y mucha gente también, este país tiene un problema.

        La base de un estado social de bienestar es una economía saneada. Sin eso, ruina; con eso, TODOS los partidos querrían medidas sociales, cuantas más mejor, ya digo. Porque entonces…, explícame qué piensas del PP. ¿Crees que va a hacer recortes, simple y llanamente porque son los malos, la reencarnación de Franco? ¿Quieren caer mal? ¿O directamente son gilipollas y quieren que la clase media y trabajadora (mayoría de los votos) les coja tirria y no les vote, simplemente porque son conservadores per sé, por joder? No tiene sentido ninguno. A no ser que me digas que representan a las clases más pudientes, y que les gusta mantener el coto cerrado. En cuyo caso te diré, que en el PSOE ocurre exactamente lo mismo. Es una cuestión de clase política, aquí las ideologías se pierden siempre entre los intereses electorales. Es de ingenuos pensar lo contrario.
        Y sí, la derecha congeló las pensiones y los sueldos. Pero es que los socialistas ¡LAS HAN BAJADO! después de prometer el oro y el moro. Menos mal que son socialistas…

        Respecto a tus compañeros de antaño (qué bien vivíamos en el colegio 🙂 )… los críos de ahora que no quieren estudiar (cada vez más gracias al gran sistema educativo maravilloso que tenemos) están en el paro, mucho mejor que trabajando para la construcción, claro.

        Al hilo un poco de los jóvenes hay otro problema serio: el hecho de que muchísimos ansíen entrar en el funcionariado, para vivir cómodamente al cobijo del estado, viendo el panorama del sector privado. Eso habla por sí mismo, y muy negativamente, de dónde estamos, porque el estado no debe ser la fuente de empleo ni de la economía, el estado debe limitarse a gestionar, facilitar y propulsar la riqueza que se genera en el sector privado. Ni más, ni menos. Que en Andalucía, feudo socialista, trabaje para la Junta un porcentaje altísimo de gente en edad de trabajar, y arrojen esas cifras de paro, de escándalos y demás, habla “increíblemente bien” del partido que tanto defiendes.

        La guerra de Irak es la eterna baza absurda del PSOE. Yo no apoyo ninguna guerra, me dan asco todas, porque todas tienen intereses extras: humanitarias puras yo diría pocas o ninguna. Si no que se vayan a Somalia, que las están pasando crudas. Tengo amigos en el ejército y están hartos de que la gente se piense que van al Líbano o a Afganistán a dar kits de supervivencia y mantas para el frío. Un poco de seriedad. Encima con ZP han muerto muchísimos más soldados, dicen que no van a guerras cuando lo son… etc.

        De la educación ni hablamos. Porque Rubalcaba es el inventor de la LOGSE. Con eso está todo dicho. Y cada vez va a peor. Vergüenza debería dar perder horas de clase en educación para la ciudadanía, pudiendo dar inglés, mates, lengua…vamos, educación de verdad.

        El sistema político está viciado, y si no ya me contarás qué transparencia hay en los partidos, financiación, puestos… por no hablar de los innumerables casos en los que el poder político y el judicial se mezclan de una forma aberrante, es un insulto a la inteligencia. O lo que está pasando en el País Vasco… con Bildu: el tribunal supremo (máxima estancia de la justicia española) queda enmendado y rectificado por el constitucional, “casualmente” un tribunal político, otra vez. Esto hay que cambiarlo, pero ya. Y bueno, el show de ETA no merece ni gastar una palabra.

        Tema crisis: es verdad que el mundo estaba desprevenido ante ella. Pero ya me explicarás por qué nosotros estamos peor que nadie, y por qué mientras países europeos (Alemania es un ejemplo brutal) tomaron medidas y han salido de forma brillante, aquí el PSOE NEGÓ LA MAYOR y perdió el tiempo tantos años. Estoy de acuerdo contigo en que la crisis viene de atrás. Que no vengan ahora los del PP a decir que su modelo era la panacea, porque es mentira, sin más. Pero que yo recuerde, la primera legislatura de ZP, se dedicó a llevar exactamente la misma política de ladrillazo… y luego cuando vino la crisis mintió de forma descarada y reiterada. Si eso te parece bien… explícamelo.

        Lo de la formación no puedo coincidir contigo en absoluto. Es algo tan sumamente lógico lo que te digo que no tiene lugar a debate, y me preocupan esas ideologías. No se trata de un cortijo de licenciados, hablemos sin demagogias. Ese clasismo absurdo entre gente con carrera y gente sin carrera universitaria, lo estás estableciendo tu, no yo. Se trata de que el que tenga que gestionar la economía de un país, sepa como el que más de economía, y así para cada función, cargo, ministerio, etc. Es que no sé cómo se puede pensar eso en el siglo XXI. Si es que en cualquier empresa te piden idiomas, formación, experiencia… pues para alguien que va a dirigir un país entero, hay que pedirle de todo, además de una trayectoria profesional demostrada y lo suficientemente brillante, y no tener a retrasados como Pepiño o Pajín, que me provocan náuseas.

        Y para terminar y no alargarnos… resulta que Rajoy no crees que sea bueno para salir de la crisis (yo también lo dudo), pero en cambio Rubalcaba, que ya ha demostrado con creces su “gran capacidad” (HA ESTADO ESTOS ÚLTIMOS 8 AÑOS AHÍ EH, QUE PARECE QUE SE NOS OLVIDA) ahora de repente tiene la llave de la felicidad, de la solución al paro, y el quid para que vaya bien todo lo que no ha sabido solucionar en el tiempo que ha estado. Increíble.
        Pues ante eso tienes dos opciones: o es mentira, que probablemente lo sea, ya ha demostrado bastante este tiempo… o si es cierto que sabe cómo salir de la crisis, es un auténtico sin vergüenza: ¿a qué ha esperado este tiempo? Me gustaría que tú que le apoyas me lo explicaras…

        Perdona la tardanza, que eran Pilares y no apetecía escribir jaja

        Espero que me ilustres, porque hay muchas cosas que están pasando y me gustaría saber, de verdad, qué opina alguien que va a votar con semejante convicción a un partido en concreto.

        Saludos!

        Responder

        • ¡Hola Carlos!

          Lo primero de todo, gracias por tu participación de nuevo en mi blog y escribe cuando quieras, que no tengo ningún inconveniente en hablar contigo sobre lo que estimes oportuno 🙂

          Para mí la política lo es todo. Política es que el próximo domingo haya que retrasar una hora el reloj, que la discoteca que tengo debajo de casa no se pueda pasar de unos decibelios determinados o que el sentido de circulación de mi calle sea en una dirección u otra. Estos tres ejemplos que te pueden parecer una chorrada son tan políticos como qué hacer con la sanidad, con la educación o con las pensiones. TODO ES POLÍTICA. Por tanto, cuando afirmas que la política está mangoneada, deberíamos de reconocer ambos que igual el problema es que la sociedad que hemos construído es así… Ya te dije en mi anterior comentario que todo es mejorable, y yo soy el primero que me encantaría cambiar este país. Yo no voté la actual Constitución Española (tengo 25 años), y de verdad creo que hay que ser valientes y avanzar en los nuevos tiempos y cambiar las cosas que consideramos injustas. Por eso creo en la política. No creo que los cambios haya que hacerlos como si estuviéramos en el caso de Libia. Por tanto, la única alternativa a las armas es la política. Es lo que se le ha dicho una y otra vez a la izquierda abertzale y al entorno etarra: la única vía legítima de alcanzar los planteamientos que defienden debe ser mediante la política y no con las armas.

          Sobre las medidas sociales, hay diferencias entre el PP y el PSOE aunque no las quieras ver. Ambos modelos son legítimos, pero si no te parece distinto lo que dice uno y otro sobre el matrimonio entre homosexuales (te recuerdo que el PP aún mantiene un recurso de inconstitucionalidad en contra de la norma). Habrá quien le parezca maravilloso que en la Comunidad de Madrid aquellos padres que lleven a sus hijos a un colegio de pago tienen una deducción de 900 euros en el IRPF… yo no concuerdo con esa manera de ver las cosas (siempre he sido radicalmente partidario de la Educación Pública). En cuanto a bajar salarios y congelar las pensiones, es cierto que ha sido una medida dura de aplicar, pero quiero que veas también este gráfico para que compares si es lo mismo subir poco en bonanza económica (como hizo el PP) o congelar cuando ya no hubo más remedio para evitar un rescate (que nos hubiese perjudicado mucho).

          Con el tema de los jóvenes de hoy en día, yo también comparto tu opinión. Tengo muchos amigos que se quejan por todo pero tampoco hacen nada por salir adelante. Prefieren seguir viviendo del cuento de sus padres… en fin, yo lo veo como de inmaduros por ser suave.

          Sobre la LOGSE, también reconozco que no ha sido el mejor sistema educativo que se ha podido hacer. Yo he sido estudiante de este modelo y quizás lo que más le ha faltado para que funcionara mínimamente era una financiación más ajustada a las necesidades que requería. Es sin duda una asignatura pendiente que los españoles aprendamos de una vez a hablar por lo menos un idioma extranjero.

          Comparto tu opinión también sobre el papel del Ejército español en el extrajero. Esa idea de que vamos en plan humanitario… en fin, es totalmente cierto que en Afganistán hay una ocupación (lo que pasa que a diferencia de Irak está bajo supervisión de la ONU) pero siempre fui partidario de que no tengamos tropas desplegadas allí.

          Con el tema de la negación de la crisis, te doy también toda la razón. Zapatero aguantó el tirón hasta que no pudo más y mintió a los españoles de que aquí no pasaba nada. Empezó el juego con ciertas palabras más suaves (recesión, desaceleración…) pero bueno, reitero lo que te dije en el anterior comentario: ni siquiera el FMI tenía previsto (al menos de manera oficial) esta crisis económica. Aún así, fue un error de cálculo muy gordo que Zapatero no reconociera desde el principio la que se le venía encima.

          Y bueno, por ir terminando, es cierto que Rubalcaba es copartícipe de las decisiones que adoptó Zapatero, y ahora por mucho que se quiera desprender de las más conflictivas, él fue uno más de los que formaban parte del Gobierno.

          Yo reconozco que el PSOE no es un partido perfecto, y que la Democracia española le queda mucho camino por recorrer. Pero es lo que hay y es mejor que lo que había en 1975. Este país ha experimentado un progreso bestial como pocos países de nuestro entorno. El problema es que tenemos aún que seguir mejorando las cosas porque no se pueden cambiar de un día para otro. Por eso el 20-N me parecerá lamentable que un tío como Rajoy, que no ha hecho absolutamente nada por merecer la victoria, pueda ser nuestro próximo presidente del Gobierno.

          Yo no lo quiero. Y prefiero equivocarme otros cuatro años más con el PSOE a tener que ir de manifestación en manifestación contra las medidas que vayan aplicando los del PP. Ellos tienen muchas ganas de meter la tijera por todos los sitios, creen en otra forma de hacer política y no concuerda con la mía.

          Pero bueno, será el pueblo español quien decida en poco menos de un mes lo que nos merecemos.

          Un fuerte abrazo, y espero haberte respondido de la mejor manera posible 🙂

          Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: