Mi postura sobre la RTPA

El presidente del Gobierno del Principado de Asturias, Francisco Álvarez-Cascos, compareció ante los periodistas el pasado martes para dar a conocer la decisión del Ejecutivo asturiano sobre el segundo (y puede que no sea el último, según sus propias palabras) acuerdo de contención del gasto autonómico (más de 156 millones de euros. El primero tuvo que ver con la reducción de la estructura de la Administración regional). El recorte que más está dando que hablar tiene que ver con la Radio Televisión del Principado de Asturias (RTPA), en concreto de 11,3 millones de euros. 

Álvarez-Cascos no considera al ente público una prioridad y se ha mostrado abierto a pactar con los partidos de la Junta General una solución. Alega que en la medida tomada no hay ninguna estrategia de asfixiar a nadie, pero lo cierto es que como por su cuenta no puede ni privatizar ni cerrarla, no le ha quedado otra que cortar el grifo así de repente para llevar a cabo sus pretensiones (que, siendo coherentes, fue lo que prometió en la campaña electoral). La reacción del propio medio de comunicación ha sido contundente: si el Gobierno del Principado no cambia de opinión (el consejero de Hacienda y Sector Público dijo que no se va a transferir ni un céntimo para lo que queda de 2011), la televisión, la radio y la edición digital cerrarán al ser imposible afrontar todos los pagos pendientes (incluyendo las deudas contraídas con los proveedores y con la propia plantilla de la empresa). Por ello, desde el Consejo de Administración se ha pedido al Gobierno que respete los partidas aprobadas en los presupuestos del 2011.

Este es en resumen el conflicto, y a partir de aquí pondré mi reflexión.

La verdad es que nunca fui partidario de la RTPA. Soy periodista y puede parecer contradictorio que yo no defienda a una empresa que me pueda dar trabajo, pero todo tiene sus costes y por eso hay que establecer prioridades. Al igual que no soy partidario de las policías autonómicas (me parece que con un Cuerpo Nacional de Policía es suficiente y es más ventajoso, y si se necesitan más efectivos, creo que es mejor que todos pertenezcan a la misma policía, por eso yo también soy partidario de la disolución de la Guardia Civil [aunque mi posición sobre este asunto tiene que ver con mi deseo de que deje de ser un cuerpo militarizado]), las televisiones me parecen un gasto todavía más injustificado, y más en el momento en el que nos encontramos donde no son más que un agujero de deudas. Encima son complicadas de gestionar (sobre todo en el ámbito de la información, que continuamente son acusadas de estar sometidas a la manipulación del Gobierno de turno) y sus audiencias no generan fuertes ingresos publicitarios (que, a diferencia de RTVE, siguen teniendo un modelo mixto de financiación cuando no debería de ser así).

La RTPA ha alegado a este respecto que es la televisión autonómica más barata por número de habitante. Eso es totalmente cierto, ¿pero alguien sabe por qué? Pues porque, por ejemplo, en los servicios informativos hasta las productoras elaboran el trabajo, con lo cual la historieta de que la RTPA ha creado empleo es cierta desde el punto de vista que ha revitalizado al sector audiovisual asturiano pero a su vez es un argumento falso porque lo que es plantilla directa son muy pocos (desde su fundación apenas han sacado plazas por oposición). Es decir (por si no se me ha entendido): la RTPA ha fomentado a lo largo de este tiempo la subcontratación. Un modelo legítimo (y muy barato) de adoptar, pero a mi modo de entender poco defendible cuando se vende la imagen de la creación de empleo y de calidad… (para nada, desde mi punto de vista).

Dicho esto, en lo que sí quiero cambiar mi rumbo argumental es en el recorte. Es una vergüenza que el Gobierno asturiano no transfiera toda la cantidad pendiente para afrontar esos pagos, y más cuando se han aprobado en los presupuestos del 2011. Entiendo que si hay que hacer recortes, hay que establecer prioridades, pero esa tijera debería meterla Álvarez-Cascos en los presupuestos del año que viene (si es que finalmente los presenta, que parece que no está por la labor de gobernar en Asturias). Está poniendo en peligro los puestos de trabajo de 700 personas más o menos, y si finalmente se consuma la finalización de emisiones habrá que ver qué hacen el resto de grupos parlamentarios en la Junta General y a qué acuerdo se llega.

¿Qué haría yo si fuera el presidente del Principado? Desde luego que cumpliría a rajatabla el presupuesto aprobado en 2011. Y, sobre todo, gobernaría, porque desde que Foro Asturias está en el poder (todavía no se han cumplido exactamente los 100 días, pero están a punto), ¿qué han hecho los que habían prometido trabajar a tres turnos? Nada. Bueno sí, meter la tijera y decir que todo está muy mal sin aportar ni una sola prueba que certifique lo que dicen. Es más, cuando se les pregunta a los consejeros qué piensan hacer, ninguno lo sabe. Os recomiendo que leáis mi artículo sobre la diferencia entre ser político y técnico, porque el Gobierno asturiano nos está dando toda una lección al respecto.

Para terminar, quiero trasladar a mis compañeros y compañeras de la Radio Televisión del Principado de Asturias todo mi apoyo y mi cariño. ¡Ánimo! Vienen épocas malas pero ya sabéis que después de una tormenta sale el sol (o eso dice Shakira… xD).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: