Mi tweet 10001: Generación perdida (segunda parte)

Como tengo vinculado mi blog al Twitter, esta entrada va a ser mi tweet número 10001, y lo quiero dedicar a un extraordinario reportaje que emitió La 2 de TVE la semana pasada en ‘Documentos TV’ sobre la llamada Generación Perdida. Yo os dejo aquí una reflexión que hice hace unos meses pero me gustaría añadir más cosas a raíz del documental que os comento a tres días de la manifestación mundial de los indignados.

El paro juvenil alcanza al 42%. 2/3 de los que trabajan lo hacen en situación precaria y son tremendamente dependientes de sus familias (la mayoría no alcanza los mil euros al mes de sueldo). En 2007, el 40% de los jóvenes comprendidos entre los 20 y 24 años no tenían la ESO. Un 2% de los que tienen hoy entre 16 y 29 años son realmente ninis (ni estudian, ni trabajan ni lo intentan). El 68% de los jóvenes españoles quieren irse al extranjero para alcanzar una salida profesional digna. Y a todo esto hay que añadir que el 85% de la bolsa española está en manos de 27 familias y que el 80% de los recursos del planeta están controlados por menos de un 20% de individuos.

Está claro que un programa de TV no puede recoger todo, ya que una regla importante es que no pueden durar una eternidad (porque si no cansaría al espectador por muy interesante que pudiera ser), pero lo que más eché en falta es que no se recoge a nadie que le haya ido bien en la crisis. Seguro que son los menos (por desgracia), pero también los hay, y creo que sería más didáctico para todos ver cómo lo han conseguido a ver qué mal viven los que no encuentran nada (que ojo, también es importantísimo que se conozcan este tipo de historias).

Yo creo que lo peor de esta crisis es no saber cuándo va a acabar. También es angustioso no saber si lo mejor es esperar a que vuelvan las épocas de crecimiento o marcharse de nuestro país a buscar una vida mejor. Lo triste es que se nos esté dando un pesimismo a todos de que esto va para largo y que nadie tiene la solución. Me ha gustado del reportaje que nadie ha desprestigiado a la política (otra cosa es que hayan criticado a los políticos, pero ninguno ha minusvalorado la importancia de que los ciudadanos decidan en qué mundo queremos vivir), aunque lamento que hasta el chico asturiano que reconoce que se equivocó al dejar de estudiar para irse a la construcción no haya reconocido que él fue parte del engranaje basado en aquel crecimiento especulativo.

Está claro que todos tenemos que comer y ganar dinero. Aquella manera era muy fácil y muy rápida… pero claro, siempre la culpa la tienen que tener los demás. Deberíamos reconocer todos de una vez que somos los primeros culpables en sostener este sistema capitalista injusto. Nosotros somos los que aceptamos vivir bien sin darnos cuenta de que otras personas en el mundo no tienen derechos laborales ni sociales. Sí, somos igual o más culpables que los políticos y los banqueros (el engranaje somos nosotros, y ellos el motor que hacen funcionar el sistema). ¿Podemos cambiar el mundo? El propio chico de Asturias decía que no… y lo decía sentado en el sofá de su casa (porque estaba en una entrevista, quiero imaginar…), pero en el caso de que tenga razón, ¿quién puedo hacerlo? Pero ojo, ¿qué es un mundo mejor? ¿Aceptaríamos nivelarnos a todos los efectos con los diferentes países del planeta? No, seguro que no. Aquí la ley del más fuerte… ¿Seguirá por tanto funcionando todo igual? Pues sí, parece lamentablemente que sí.

Los casos que aparecen en Documentos TV son una gran pena (y como muchos otros que habrá). Gente preparada, con talento, con ganas de comerse el mundo… pero todo a costa de trabajar muchas horas por poco menos de mil euros al mes. Y parece que la sangría de empleo continúa. En mi sector, y más en concreto en Asturias, la TPA ha dejado de pagar a sus productoras y éstas ya están comenzando con los despidos; Oviedo Televisión, que llevaba 15 años emitiendo, cierra; Cuencas Mineras TV se encuentra en suspensión de pagos porque su propietaria no tiene dinero para pagar las nóminas; y Punto Radio Asturias, donde tuve el placer de hacer prácticas en el verano de 2007, dejará de emitir la próxima semana. Todo esto sumado a otros casos, como el ERE que se hizo en La Voz de Asturias cuando pasó de Zeta a Público o los cierres de Televisión Local Gijón y Localia.

¿Me puedo considerar ante este panorama como perdido? No, en absoluto. Uno tiene que intentar trabajar en lo que le gusta, pero a veces no es posible y uno se gana la vida de otra manera. El problema es que nuestro país nunca nos ha ofrecido la oportunidad de dar todo lo que llevamos dentro. Los veteranos siempre han frenado el aire fresco de la juventud, pero no se dan cuenta que somos el futuro y que quien no corre, vuela. Por eso pienso que hay salida. No sé cuándo llegará, pero intentaré por mi cuenta también poner mi empujoncito para conseguirlo 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: