Lo importante que es darse cuenta de lo que uno tiene

Hoy estuve en Segovia (después de tanto tiempo sin ir) para darle un fuerte abrazo a la primera persona con la hablé a mi llegada a la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. El motivo de mi visita a este compañero (que es un buenazo y siempre lo ha demostrado así) fue para darle mi pésame y todo mi apoyo y cariño tras la muerte de su padre el pasado domingo de madrugada. Con este caso ya van este año tres amigos que pierden a su padre o a su madre por un cáncer. Por el lado de la suerte, una compañera que tiene mi edad (25) y que pude ver hace dos semanas (ya que andaba de visita por Madrid) me aseguró que ese Linfoma de Hodgkin del que nos alertó desde su muro de Facebook en junio está más que controlado.

Está claro que de algo nos tenemos que morir, pero duele cuando esa muerte se adelanta más de lo debido. El padre de mi compañero segoviano tenía 58 años. Al menos pudo disfrutar de su Segovia en los últimos momentos de su vida, junto a sus familiares y amigos. La verdad es que tiene que ser un palo muy duro el perder a un ser querido, y más recordarle en fechas señaladas (como las que se avecinan ahora con la Navidad).

En fin, yo también quería darle a estas cuatro personas que conozco (que han sufrido directa o indirectamente un cáncer) mi particular homenaje en este blog. A veces no nos damos cuenta de lo que tenemos… solamente nos ponemos en situación precisamente cuando hemos perdido algo en concreto. Quizás, por tanto, debiéramos todos quejarnos menos (y yo el primero) y ver que lo que disponemos a nuestro alcance es más que suficiente para ser feliz. Hay que disfrutar la vida cada segundo…

Anuncios

5 responses to this post.

  1. Posted by M1Q3 on 10/11/2011 at 1:00

    Ánimo para tus amigos y para arriba.

    Un abrazo!

    Responder

  2. Posted by @iRob_GD on 10/11/2011 at 2:57

    Muy grande!!

    Responder

  3. Muchísimo ánimo para tus amigos. Por desgracia también perdí hace muy poquito a mi padre, y es una lucha hasta que ganas batalla al dolor y comienzas a ser feliz, a valorar la vida, el momento, todo lo que tenemos y que nada nos falta. Y también a rodearnos de las personas que merecen la pena y no malgastarlo tomando caminos con rodeo.
    Por coincidencia, quizás pueda conocer a tu amigo, yo estudié los tres primeros años en Segovia. Mándales un fuerte abrazo y tu compañía, que es lo más valioso y lo que más cura este tipo de heridas.

    Un abrazo

    Responder

  4. Muchas gracias Diego, al final de todo, no deja de ser una gran lección de vida.Y es cuando de verdad aprendes.

    Un besote

    http://www.veroirhablar.wordpress.com

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: