Eduardo Madina debería dar el paso

Ayer se celebró en la Casa del Pueblo de Oviedo la Copa de Navidad de la Agrupación Municipal Socialista, la AMSO – PSOE. Tuve la ocasión de charlar con varios compañeros que llevaba tiempo sin ver -puesto que vivo en Madrid y mi presencia en Asturias es limitada- y de debatir sobre cómo vemos el 38º Congreso del PSOE que se celebrará en Sevilla entre el 10 y el 12 de febrero. De ese cónclave saldrá la nueva Secretaria General o el nuevo Secretario General. De momento, Alfredo Pérez Rubalcaba es el único candidato oficial que ha dado el paso para dirigir a los socialistas en los próximos años.

Me parece estupendo, si es verdad que se siente con fuerzas, con nuevas ideas y con mucha ilusión de hacerlo, que quiera liderar a los socialistas en la oposición y conseguir que en las próximas citas electorales volvamos a contar con el apoyo ciudadano que en este 2011 no confió en nosotros. Ahora bien, sinceramente pienso que lo mejor que podría hacer es apartarse y dejar a otras personas que dirijan el partido. Es verdad que su gran aportación tanto al PSOE como a España es indiscutible y que es un político sensacional, pero ya llegó la hora de ver nuevas caras. Es lo que debería ver Rubalcaba: 37 años en la primera línea de la política ya fueron más que suficientes. Todo el mundo (y él el primero) tiene el derecho a presentarse, pero si pierde, ¿qué piensa hacer? ¿Va a dejar su acta de Diputado por Madrid y se va a marchar a su casa o seguirá ocupando su escaño pero con una responsabilidad muy poco mediática? Yo no las tengo todas conmigo que la militancia le vaya a elegir como nuevo Secretario General. Da la circunstancia de que en el acto de hoy afirmó que le parece bien la participación de todo el mundo (no solamente de los militantes). Es decir, que ahora (porque recordemos que para la elección del candidato no se celebraron primarias) sí que cree en ello. Ahora… y encima no solamente con los militantes que defendemos en la calle, ante nuestros amigos y en nuestros perfiles de las redes sociales las tesis del PSOE, sino que le parece que hay que incluir a quienes nos simpatizan (sin dejar claro si los que podrían votar son los que están en un registro que ya existe en nuestro partido o si sería una votación abierta a cualquiera).

Dicen que en los próximos días dará el paso Carme Chacón. Ya dije en este blog que en caso de haberse celebrado unas primarias en su día, mi voto hubiese ido para ella. Sin embargo tampoco sé si ahora mismo ella es la persona más adecuada para capitanear el partido.

Ya lo dije en mi última entrada que mi deseo es emular al Congreso que ganó Zapatero en el año 2000. Se necesita a alguien nuevo, con frescura, con juventud, con un fuerte arraigo socialista y a la vez con ganas de darle la vuelta a la tortilla a este nefasto 2011 en términos electorales. Yo, como muchos militantes con los que he podido hablar estos días, creo que esa persona se llama Eduardo Madina.

Es su momento. Es su hora. Debe tomar la iniciativa y ser la tercera opción. Es a mi juicio el único que puede unir al socialismo, porque si gana Rubalcaba o Chacón, por mucha unidad que se quiera dar, no creo que vaya a ser del todo efectiva. Y las familias ya le hicieron mucho daño al PSOE en épocas pasadas y por eso hay que buscar a un candidato que no haya sido ministro con Zapatero ni haya jugado un papel determinante hasta la fecha en el partido. Y hoy por hoy, a menos que salgan a la luz otras personas, creo de verdad que Eduardo Madina recoge todas las cualidades que le harían ser el perfecto Secretario General del PSOE.

Es una decisión que tendrá que adoptar él, pero si da el paso, que cuente conmigo 🙂

Anuncios

5 responses to this post.

  1. Posted by @irobertogarcia on 29/12/2011 at 22:43

    ¡Hacen falta hombres de honor y votación de primarias a la francesa!

    Responder

    • ¡Hola Rober!

      Yo no comparto el sistema de elección que promovieron los socialistas franceses.

      En primer lugar, porque me parece mal que quienes militamos en un partido político tengamos el mismo peso que alguien que no quiere (por voluntad propia) pertenecer a él. Hay gente deseosa de no formar parte de su estructura pero sí influir en la toma de decisiones (es como si los socios del Real Madrid tuvieran el mismo derecho a elegir al presidente del club que un seguidor del equipo… en fin, me parece incorrecto, sinceramente).

      Aquí en España se ha alabado lo que han hecho los socialistas en Francia (el sistema para poder participar consistía: permitir a todo aquel que apareciera en las listas electorales [es decir, con derecho a voto en las elecciones] a ejercer su derecho a votar, siempre y cuando firmara una declaración de adhesión a los valores de la izquierda y depositara un euro), pero quiero decirte que quien ha salido elegido ya fue hace años el líder de los socialistas franceses… no es alguien nuevo, ni supone en mi opinión una renovación que es lo que deseo que ocurra en el PSOE.

      ¿Fue un éxito las llamadas ‘primarias ciudadanas’? Pues depende. Como es la primera vez, parece que el interés de casi tres millones de personas es una cantidad aceptable, pero date cuenta que en las elecciones de 2007 que perdió Ségolène Royal obtuvo en la primera vuelta más de 9.500.000 votos y en la segunda no llegó a los 16.800.000 sufragios. ¿Qué quiero decir con esto? Que el Partido Socialista Francés tiene muchísimos más simpatizantes que los que han decidido que Hollande sea el candidato socialista en las elecciones de la próxima primavera. Y ya no contemos que en el país viven más de 66 millones de personas, porque si no veremos que la cifra de los que participaron es ridícula para la población que tiene el país galo.

      De todas maneras, una apreciación muy importante que tenemos que destacar: en Sevilla NO se va a elegir al candidato a la Presidencia del Gobierno (como se ha hecho en Francia) sino al Secretario General del partido (es decir, a quien va a liderar al PSOE en la oposición). Los estatutos del PSOE no recogen la posibilidad de hacer primarias para la elección del Secretario General, sino que a través de un Congreso donde previamente se han elegido a unos delegados (por los militantes de cada agrupación) en cada federación autonómica eligen a quien piensan que es el mejor candidato. Por tanto, no se puede mezclar el caso francés con lo que está por elegirse ahora en el PSOE.

      En resumen: quien quiera participar en el PSOE, que se afilie. Y a partir de ahí, que opine y participe en todo lo que considere oportuno.

      Responder

  2. A mí personalmente tambien me encnataría que se animara a dar el paso. No sólo me parece que irradia buen rollo -algo importante en estos tiempos, para qué negarlo jeje- sino que le veo muy preparado. Y joven…

    ¿Nos sorprenderá?

    Un saludo.

    Responder

  3. Hola. Ya estamos en el 2013, y ahora sí tendría que dar el paso. Está perfectamente preparado, y a la cúpula eso le aterra. Rubalcaba no quiere ni oír hablar de relevo generacional. Somos los militantes, votantes y miembros del partido los que tenemos que hacer piña para que él se dé cuenta de que necesita apoyos, pero es que los tiene. Aunque alguno lo traicione.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: