De la euforia a la cautela: el precio de las low-cost

El diario El Comercio dice hoy que Ryanair ha vuelto a iniciar negociaciones con el Gobierno del Principado para operar en Asturias, supuestamente con dos destinos, uno a Madrid y otro a Londres. La noticia, que puede que conlleve un amplio apoyo popular por las tarifas de esta compañía en comparación con las demás, esconde en mi opinión otras cuestiones a tener muy en cuenta. La prensa asturiana (especialmente La Nueva España, que como veis en la noticia que os enlazo en vez de titular con que Asturias tuvo más pasajeros que Cantabria el año pasado destaca el descenso de pasajeros en nuestra región) nos tiene más que acostumbrados a contar lo felices y contentos que están en Cantabria y lo pringados que somos en la región por haber apostado por Easyjet. Yo quiero dar mi opinión sobre todo esto, y lo enlazo con una reflexión que ya hice en este mismo blog.

  1. Creo que cabe destacar que estas compañías no viven tanto del número de pasajeros que transportan, sino de las subvenciones que reciben de las administraciones públicas (por eso su ‘competitividad’ con otras empresas del sector [como puede ser Iberia] en cuestión de precios es tan abismal). Nacieron al amparo de unir aeropuertos pequeños pero cercanos a una ciudad importante (yo he visto en otros aeródromos de Europa como Ryanair, en un anuncio en el que aparecía el mapa de España, señalaba en grande Bilbao y entre paréntesis a Santander. Lo mismo con Barcelona, en vez de poner Girona, que es donde realmente van sus aviones [y podría poner más ejemplos…]), y la buena aceptación de los consumidores a usar este tipo de compañías atrajo la atención de políticos de todo signo para salir del paso y unir de nuevo a sus ciudades, provincias y/o comunidades autónomas con diferentes lugares a base de subvenciones públicas. El problema está en que nadie a estas alturas ha medido la rentabilidad de tales decisiones. Es decir, la prensa de cada sitio se hace eco del número de pasajeros que recibe su aeropuerto cercano, pero no si esos pasajeros han beneficiado a la economía del lugar (sea en el ámbito del turismo, el de los negocios o el de cualquier otro sector económico). Por tanto, es importante ver si subvencionar a este tipo de compañías aportan un saldo positivo al conjunto económico de ese entorno que mediante ayudas públicas hace posible que operen estas compañías.
  2. Como estas empresas no tienen a sus pasajeros como principal fuente de financiación, pueden permitirse prescindir de toda clase de obligaciones a cumplir. ¿Por qué? Puesto que son compañías que cuando todo sale perfecto pues no hay nada que reprocharles, pero al mínimo problema es prácticamente imposible solucionarlo. Les da igual dejarte tirados donde sea aunque (al menos en España) estén obligados a indemnizarte. Y las administraciones públicas, las mismas que las subvencionan, callan y miran para otro lado y al consumidor/cliente no le ayudan en nada.
  3. En los pactos que firman las administraciones públicas con estas compañías, por lo general lo que más se cumple tiene que ver con la transferencia de dinero acordada (es decir, que estas empresas cobran al día aunque ellas no respeten lo que prometieron). No hay caso en que prometan más vuelos a diferentes lugares de los que después realizan. Le ha pasado a Asturias con Easyjet (en su acuerdo inicial estaba un vuelo a Berlín que nunca dio sus frutos, aunque hay que decir en honor a la verdad que el vuelo [que ya no existe] con Madrid, el que permanece con Ginebra y el que ya venden billetes para ir a partir de abril a Lisboa no estaban en las negociaciones). Pero a lo que voy es que no comprendo por qué tienen que ser estas compañías las que eligen el destino cuando quienes las subvencionamos somos todos nosotros con nuestros impuestos.

En resumidas cuentas: ¿estoy a favor o en contra? Como consumidor hago lo que hace todo el mundo: busco la oferta más asequible a mi bolsillo. Por poner un ejemplo, del 10 al 15 de febrero estaré en Marsella. El vuelo desde Madrid, ida y vuelta, me ha salido por 33 euros todo incluido. Reconozco que es un chollo, y que nunca antes se habían visto tarifas iguales ya no en lo que se refiere a los billetes de avión, sino que tampoco en el transporte ferroviario o en los autobuses. Ahora bien, ¿cuál es el precio de pagar esto? Desconozco si la Comunidad de Madrid y región francesa Provence-Alpes-Côte d’Azur subvencionan a Ryanair para que yo no tenga ni que dudar en sacarme el billete, pero hay que medir las cosas bien porque el dinero disponible es limitado y los gastos son cuantiosos (y más ahora en una época de crisis) y hay racionalizarlos más que nunca.

La Comisión Nacional de la Competencia expuso en su informe anual del año pasado, en el capítulo sobre las ayudas públicas a las compañías aéreas (ver a partir de la página 53), sus dudas en la cuestión de la eficiencia de destinar dinero público a crear o mantener aeropuertos o aerolíneas con escasa demanda y en zonas geográficas cercanas entre sí, sobre todo si se encuentran bien comunicadas a través de redes de transporte terrestre, ferroviario o marítimo (hay 124 convenios por un monto global cercano a los 250 millones de euros entre 2007 y 2011). Es por eso que deberíamos pensar más con el concepto de país que en el puro localismo, porque está más que claro que en España sobran aeropuertos y que el coste de mantenerlos es muy elevado, y el tener o no un aeródromo, en mi opinión, no equivale a ser una zona de primera o segunda categoría.

Por tanto, creo que el Gobierno regional debería ser cauto con esta noticia y medir bien si compensa o no a Asturias. La FADE siempre fue un defensor de este tipo de acuerdos, pero nunca explicaron los empresarios asturianos el por qué a su apoyo realmente. En Cantabria pagaron a Ryanair (desde 2004 hasta este año que tendrán que renovar el convenio para mantener los vuelos en Santander) más de 21 millones de euros, y no sé si mereció la pena o no. Si tenéis algún dato, ponedlo en los comentarios y hablamos 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: