¡Gracias Zapatero! (segunda parte)

Hace casi un año os escribía en otra entrada lo que para mí significó la figura de Zapatero a la hora de creer en el socialismo. A mí no me defraudó. Ni siquiera cuando en mayo de 2010 tuvo que explicar en el Congreso que con la bancarrota de Grecia nuestro país corría grave riesgo de ser rescatado si no se hacían reformas duras y difíciles. Lo he dicho en más de una ocasión: me siento igualmente responsable (dentro de mi estatus) de la hecatombe del PSOE el año pasado, pero me siento orgulloso de pertenecer a un partido que antepuso el interés por salvar a España (de ser intervenida) a sus propios intereses electorales.

Hay muchas críticas a que el 90% de los delegados de Sevilla hayan aprobado el informe de gestión que defendió hoy Zapatero en el Hotel Renacimiento de Sevilla. Yo si estuviera allí también lo hubiese aprobado, porque es muy fácil tirar de palabrería y de hipocresía. La crisis llegó de repente. Es verdad que había expertos que avisaban todos los días de que se estaba creciendo de una manera insostenible, pero no vi a ningún sólo ciudadano español tomar precauciones por si acaso pinchaba la burbuja inmobiliaria. El FMI, el Banco Central Europa y el resto de países europeos tampoco anticiparon nada. Cuando Lehman Brothers se derrumbó no había tiempo para tomar otras decisiones que no fueran las que fueron. Y aún así, en España el Gobierno del PSOE decidió seguir trabajando por mantener al máxino la cohesión social.

Lamentablemente, el drama del paro es el síntoma más notable de las consecuencias de esta crisis. Y afecta tanto a gente formada como a la que no tiene ni el graduado en ESO. Pero en contra de lo que decía Mariano Rajoy, con él en el Gobierno tampoco se ha reducido el paro, y las previsiones apuntan a que no lo hará en todo este año. Es más, seguramente la legislatura que tiene por delante sea aún más difícil que la segunda de Zapatero. Por tanto, no ha sido culpa de la persona, sino de la coyuntura económica. Quien no quiera verlo así, sinceramente, creo que es ciego. Se puede estar en contra de las medidas o de no haber actuado antes, pero que no funcione la economía no es un problema únicamente de nuestro país. La solución, en parte, vendrá de que los socialdemocrátas vuelvan a ganar en Alemania, Francia y en otras potencias europeas, porque está más que claro que Merkel, Sarkozy, Barroso y Van Rompuy han sido todo un fracaso y lo único que les ha importado es salvar su propio puesto, haciendo una política tan nefasta para el conjunto de la UE que lejos de solucionar los problemas parece que los han incrementado.

Pero volviendo al motivo de esta entrada, quiero darle las gracias a José Luis Rodríguez Zapatero. Gracias Presidente, gracias Secretario General. Gracias porque contigo me aficioné a la política, vi lo importante que es tomarse las cosas serias y luchar por lo que uno piensa. Gracias por los progresos que impulsaste en casi ocho años en La Moncloa. Fue un placer compartir contigo ideas, apuestas por el bien de todos y colaborar con tu proyecto. Y que sepas que nunca estuviste sólo, compañero.

¡Gracias Zapatero! 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: