¡Enhorabuena, Alfredo!

El compañero Alfredo Pérez Rubalcaba es el nuevo Secretario General del PSOE. Así lo han decidido la mayoría de los 956 delegados que asistieron al 38 Congreso del Partido en el Hotel Renacimiento de Sevilla. El escrutinio definitivo se hizo esperar (y mucho…) pero finalmente llegó: 955 votantes, de los cuales 487 votos fueron para Rubalcaba (51,16%), 465 para Chacón (48,84%), dos fueron blancos, uno nulo y hubo además una única abstención. Quiero trasladar mi más sincera enhorabuena al ganador y mi deseo de que acierte para que los socialistas volvamos a ser una alternativa de Gobierno creíble a todos los niveles (municipal, autonómico y nacional). A su vez, quiero agradecer a la perdedora con mi más sentido afecto, mi apoyo y mi gratitud, puesto que la ilusión que yo tenía en que se convirtiera en la líder de los socialistas era tan grande que no me importó esperar todo el tiempo que fuera necesario para conocer la decisión de los delegados. ¡Gracias Carme, y mucha suerte!

Hoy quiero hacer una recopilación de todo lo que os he ido trasladando durante estos meses sobre mi posición de cómo deberíamos los socialistas de encauzar el futuro.

Hice todo lo que estuvo en mi mano para evitar una hecatombe en las elecciones del 20 de noviembre y apoyé sin poder ningún pero a Alfredo Pérez Rubalcaba (aunque en entradas anteriores veréis que me mostraba partidario de haber celebrado primarias, y visto lo ocurrido hoy en Sevilla, creo aún más que se tenían que haber celebrado para despejar las dudas de a quién prefería la militancia). No pudo ser y los españoles decidieron enviarnos a la oposición. Y creo que en ese mensaje muchos ciudadanos nos pedían renovación. Por eso os decía que yo apostaba por alguien desconocido pero con experiencia, alejado de lo que los españoles nos castigaron en las urnas. Entre tanto manifiesto, durante la copa de Navidad en la Casa del Pueblo de Oviedo, un grupo de militantes hablábamos de que la persona idónea para el reto que se nos venía por delante era Eduardo Madina. Sinceramente, lo sigo pensando, pero por desgracia, él adoptó la decisión de no presentarse.

Por tanto solamente tenía dos opciones: una que para mí era más de lo mismo, que era la que representaba Alfredo Pérez Rubalcaba, y otra más nueva y diferente, que era la de Carme Chacón. Al primero tuve el placer de ir a escucharle a la Casa del Pueblo de Gijón y a la segunda tuve que verla a través de internet, puesto que cuando visitó Asturias yo me encontraba en Madrid. Ambos son excelentes compañeros, muy válidos y muy trabajadores. Pero sigo pensando que alguien que quiso arriesgar y presentarse a unas elecciones (y que en Gijón llegó a decir que las tenía perdidas), ¿cómo iba a ser el candidato adecuado a la Secretaría General? De Chacón se ha dicho que durante sus rondas por España realizó más intervenciones en plan mitin que en dedicarse a explicar qué pensaba hacer para con el partido. Lo que nadie dice es que enfrentarse en la oratoria a Rubalcaba es algo tan complejo que por ahí no tenía que buscarle las cosquillas, porque hasta alguien bien entrenado perdería antes él. Sin embargo creo que el punto débil de Rubalcaba está en recordarle cosas que hizo cuando no las debió hacer y viceversa. Y no son una ni dos, sino varias cosas.

Por eso apoyé a Carme Chacón. Consideré que a Alfredo Pérez Rubalcaba se le habían agotado las posibilidades de convencerme. Ya eran muchas promesas que no me convencían en absoluto.

Después vinieron los Congresillos, y ahora entiendo por qué era tan complicado calcular los apoyos de uno y de otro. De todas maneras, independientemente de quien ganara, ya consideré necesario reformar el modo de elección de cargos en el partido. Pienso que es más útil hacerlo desde abajo, y no desde arriba como se está haciendo ahora mismo. Y, además de eso, que cada militante tenga la oportunidad de elegir con su voto y no a base de delegar (estoy de acuerdo con que algo más de 220.000 afiliados no nos podemos sentir representados por 956 personas. Eso se tiene que acabar para siempre).

Lo último que tengo que añadir a este resumen es el reportaje a Carme Chacón de la semana pasada en el diario El País. Supuestamente mañana el periódico me contestará a mi carta, con lo cual si eso ya en otra próxima entrada hablaré del tema.

Aprovecho este resumen para volver, una vez más, a agradecer al Presidente José Luis Rodríguez Zapatero su estilo, su talante, su forma de hacer política, su compromiso con España y su entrega al PSOE. Gracias una vez más. Nunca estuviste sólo. Nunca.

Dicho todo esto, llegamos al día de hoy. Ha ganado Alfredo Pérez Rubalcaba por un estrecho margen, pero es el legítimo vencedor. A priori todos aceptamos unas reglas de juego que aunque algunos las queramos cambiar son las que hay estatutariamente ahora mismo hay y es obligado aceptarlo así. Por tanto, tras conocerse el resultado hubo un compromiso de todos de unirnos en un proyecto común, nuevamente ilusionante y con el objetivo prioritario de ganar las elecciones en Asturias y en Andalucía el domingo 25 de marzo.

Por mi parte así será. Me dejaré la piel porque el PSOE recupere la Presidencia del Principado de Asturias. Queremos gobernar para solucionar los problemas de la gente, y no para volver al pasado o para usar el poder con fines personales como hemos presenciado con la derecha asturiana. Si como todo parece apuntar a que Javier Fernández será el candidato de la Federación Socialista Asturiana tendrá mi pleno apoyo sin nada cambio.

Hoy me he vuelto a sentir orgulloso de ser socialista. Me impacienté por no conocer antes el resultado, pero por dentro sabía que esas ganas de saber la decisión de los delegados de Sevilla tenía que ver con que me siento orgulloso del PSOE, de su gente, de su ideología… (y me siento copartícipe de todos sus errores, porque también los tenemos). Pero la política es la única herramienta disponible que tenemos todos los ciudadanos de mejorar las cosas de nuestro entorno, y yo por eso creo en ella, y más en particular lo que representa el proyecto socialista. De ahora en adelante caminaré junto a Alfredo Pérez Rubalcaba. Él es quien nos marcará los pasos a seguir.

¡Enhorabuena, Alfredo! Cuenta conmigo 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: