Respuesta a Milagros Pérez Oliva, Defensora del Lector del diario El País

La Defensora del Lector del diario El País, Milagros Pérez Oliva, contesta hoy a una serie de lectores (entre ellos a mí) acerca de un artículo publicado en su periódico bajo el título de Chacón & compañía. Si os acordáis, hace una semana le envié una carta acerca de mi opinión sobre el reportaje, que lo consideraba muy tendencioso, más acorde a una columna de opinión que de información, producto más bien de una estrategia empresarial de PRISA contra el marido de Carme Chacón por sus relaciones con Mediapro.

Lo primero, ante todo, quiero agradecer a Milagros Pérez Oliva que me haya citado. Sé que es difícil realizar una respuesta personalizada y que el espacio que le otorga el periódico no le permite escribir sin límite, pero a título de mejorar, creo que debería contestar de manera inmediata, ya que al igual que una noticia caduca en el mismo día, una respuesta no puede tardar siete días. En el mundo en el que vivimos en el que es tan capital la inmediatez y la instantaneidad, un periódico serio como El País no se puede permitir esa demora en contestar a sus lectores.

Dicho esto, me siento satisfecho con la valoración de Milagros Pérez Oliva sobre el artículo. Estoy de acuerdo con ella, tal y como dije en mi carta con otras palabras, que su diario tiene “el derecho y el deber de escrutar a cualquier candidato y de explicar lo que ocurre en los entresijos de la política, no siempre evidente”, pero a mi juicio si el periódico no está denunciando algo en concreto como pueda ser una trama de corrupción (por ejemplo), y las relaciones que tenga el marido de alguien con quien sea no creo que sea acorde de publicarse en un diario como El País a menos que quiera convertirse en un Sálvame en papel.

Me alegra saber que la opinión de Milagros Pérez Oliva coincide con la mía en que “el artículo adolece de una serie de carencias formales que justifican las críticas de los lectores. En primer lugar, tiene un componente opinativo que va más allá de la interpretación. Esta debe basarse en hechos comprobables. El autor del texto parece asumir las posiciones de las fuentes y abundan las expresiones descalificadoras y de sospecha, como “PSOE, SA” o “Chacón vende”, que alimentan la impresión de beligerancia”. Coincido también con ella, aunque no lo haya puesto en mi carta, que “hace el texto más endeble el hecho de que todas las fuentes que aparecen sean anónimas. Creo que no se puede decir de una de las personas citadas que “odia a José Blanco y a Rubalcaba” basándose solo en un “según dicen”. […] “En todo caso, el Libro de Estilo establece claramente que “en los casos conflictivos, hay que escuchar o acudir siempre a las partes en litigio”, cosa que no se ha hecho“.

Por tanto, no puedo estar más de acuerdo con el final de su escrito: “La disputa por la secretaría general del PSOE es un acontecimiento muy importante. Los responsables de Domingo deberían haber evaluado el descrédito que un texto con ese enfoque y esas carencias metodológicas podía producir al diario, pues era previsible que pudiera ser interpretado como un ataque partidista destinado a erosionar a Chacón y beneficiar a Rubalcaba. Y más cuando, por las circunstancias del caso, podía inducir, además, la sospecha de que el diario incurría en conflicto de intereses“.

Lo dicho, me encuentro satisfecho con la respuesta. Me parece un buen ejercicio de autocrítica y de los errores se aprende, por lo que espero que El País no vuelva a repetir semejante hecho con absolutamente nadie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: