Sobre las licencias de TDT en Asturias y el futuro de la RTPA y del periodismo asturiano

El diario La Nueva España publicaba una noticia ayer en la que decía que el Principado sacará a concurso otro canal de televisión regional para competir con la TPA. En realidad, lo que vino a decir Jesús Rubio, Viceconsejero de Política Territorial (en funciones) del Gobierno del Principado de Asturias, es que la licencia que consiguió Localia en su día y que ahora mismo no está explotando (puesto que no existe) se rescataría para dársela a otra empresa. El problema es que desde el Gobierno del Principado parece que no se enteran que de hay elecciones el 25 de marzo, y decisiones tan importantes como la que os estoy comentando no la puede tomar un Ejecutivo en funciones.

No obstante, hoy me gustaría hablar con vosotros del panorama periodístico en Asturias, y más cuando a las puertas de la campaña electoral el próximo Gobierno del Principado puede tomar decisiones muy importantes para el futuro del sector. Sería interesante que los partidos que concurren el 25 de marzo tuvieran en sus programas electorales qué piensan hacer con lo siguiente:

  1. RTPA. ¿Qué futuro le espera al ente público de comunicación? Hasta ahora lo que sabemos es que Foro Asturias no lo quiere ni en pintura, que el PP prometió iniciar su privatización (pero aún está pendiente de aprobarse en el Congreso de los Diputados la ley que lo autorice) y que el PSOE e IU defienden su carácter público, aunque también quisiera saber si en la próxima legislatura continuarían apostando por la subcontratación (a través de productoras) o fomentarán el empleo público por oposición (es importante señalar que cuando Cascos dice que en la RTPA se está pagando los sueldos, quienes están percibiendo sus salarios son los que forman parte de su plantilla, pero el problema es que la gran mayoría trabaja para empresas externas, y éstas al no haber recibido el dinero que estaba previsto en los presupuestos del 2011 han tenido que recurrir a EREs, despidos o en otros casos al cierre).
  2. Licencias de Televisión Digital Terrestre. La región cuenta con ocho demarcaciones: Oviedo, Gijón, Avilés, Mieres (el Ministerio de Industria se negó a dividirla en dos como pedía el Principado [una para el valle del Caudal y otra para la del Nalón]), Infiesto-Piloña, Llanes, Luarca-Valdés y Cangas del Narcea.  Antes de hablaros del caso asturiano, debo decir que creo que de lo que se esperaba de esta iniciativa (que se impulsó desde el primer Gobierno de Zapatero) ha sido un rotundo fracaso. Es indudable que la calidad en la imagen y en el sonido de las cadenas ha mejorado, pero no así sus contenidos, y más cuando años después se han producido las fusiones de Antena 3 y La Sexta y de Cuatro y Telecinco que han lastrado la pluralidad con la que se esperaba que iba a suponer el apagón analógico (y en cuanto a empleo, tampoco se han cumplido las expectativas). En Asturias, cuando se conocieron en enero de 2007 qué empresas habían obtenido la licencia, lejos de ponerse manos a la obra, muchas de ellas cerraron o nunca empezaron a emitir. Fue muy sonada la polémica con Teleasturias (que aún en mi casa la puedo ver a través de Telecable), pero la licencia a la que competía se la quedó Localia, que siendo justos, nunca llegó a utilizar, puesto que PRISA decidió cerrarla para siempre y desde el Grupo Radio Asturias no hubo el mínimo interés por iniciar un proyecto de televisión regional de carácter privado. Lo mismo hizo La Nueva España, que tiene licencia en todas las demarcaciones salvo en la de Mieres (he leído por internet que no se debieron de enterar de la convocatoria porque ni se presentaron. Por cierto, ahí quedó una plaza desierta) y nunca inició los trámites para emitir. Lo máximo que ha hecho este periódico a escala audiovisual es Asturmedia, una empresa en la que la mitad del accionariado es de Mediapro. Con ella ha realizado a lo largo de estos años los deportes para la TPA (y podéis ver en su web que suben muy pocos vídeos, con lo cual este diario nunca se molestó en lo más mínimo por la TDT). Dicho todo esto, creo que el próximo Gobierno del Principado tendría que cancelar todas las concesiones y volverlas a sacar a concurso, y esta vez entregárselas a empresas que se vayan a tomar en serio los pliegos de condiciones. Ahí hay una oportunidad de trabajo para muchos periodistas asturianos, y aunque sé que una televisión es muy cara, desde el Principado no deberían de volver a cometer los errores pasados de confiar en empresas que han pasado olímpicamente del tema (por cierto, también os añado aquí una mentira que dice Cascos mucho: estas televisiones locales no han cerrado por culpa de la RTPA. Obviamente les ha afectado la presencia del ente público de comunicación, pero hay en otras regiones donde hay televisión autonómica y existen empresas privadas que explotan su licencia TDT).
  3. Ahora mismo, la situación que atraviesan la mayoría de los periodistas asturianos es de una absoluta precariedad. Los que tienen ‘la suerte’ de tener un contrato obtienen unos salarios muy bajos pese a tener un horario laboral abusivo. No es un problema que ocurra únicamente en Asturias pero la figura del autónomo en la región cada vez es más frecuente. Por eso no resulta raro ver cada vez más a diferentes compañeros que trabajan para medios de comunicación distintos. Quienes están más en la cuerda floja (quitando los que llevan sin cobrar desde hace meses en las productoras de la RTPA) son los de ‘La Voz de Asturias’. He leído en diferentes sitios que su permanencia es cuestión de días, puesto que al igual que ‘Público’ necesita un grupo inversor que quiera poner dinero y de momento nadie se ha ofrecido a hacerlo. Y luego tenemos casos de cierres, como los de ‘Punto Radio Asturias’. En definitiva, no es buena época para ser periodista en Asturias (ni en ningún sitio, dicho sea de paso), aunque creo que la solución la tenemos que buscar los propios profesionales de la comunicación a través de internet.

Por tanto (y ya si queréis reflexionamos en los comentarios), el periodismo asturiano se encuentra en estos momentos muy enfermo y desde las administraciones públicas es posible ayudar a paliar la situación. Por eso creo que será importante exigir a los diferentes candidatos a las elecciones del 25 de marzo que nos expliquen cuáles son ideas entorno al futuro de la RTPA y si se van a conceder nuevas licencias TDT. Lo demás lo tendrá que poner el capital privado, pero está claro que desde lo público será fundamental el apoyo para al menos volver a pensar que en Asturias es posible trabajar en la profesión más bonita del mundo (que decía Gabriel García Márquez).

PD: Estas son las empresas concesionarias de las licencias TDT en Asturias:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: