¿Qué hacer ahora?

Hoy hice un paréntesis en mi colaboración con la campaña electoral de los socialistas asturianos para viajar hasta Madrid con el fin de asistir a los actos organizados con motivo del 40 aniversario de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Durante todo este periodo han pasado por las aulas diferentes alumnos. Muchos de ellos no sabemos nada más de su vida (puesto que somos tantos en cada promoción que se hace imposible llevar un seguimiento individual de cada uno). Lo que sí parece (por suerte para los que hemos estudiado allí) es que muchos profesionales de la comunicación que han llegado bien lejos han ido a la UCM.

Vi a mucha gente, pero quiero destacar el encuentro que tuve con uno de los mejores amigos y compañeros durante mis años en la Facultad. Los dos nos encontrábamos nostálgicos mientras desayunábamos en la cafetería, porque aunque pusimos en su día a parir a muchos profesores y el plan de estudios que nos ofertó la Universidad (no nos formó adecuadamente para aprender a desenvolvernos en el oficio), si es cierto que uno se da cuenta cuando le falta algo de que no era tan malo como parecía en un determinado momento.

Estuvimos hablando un poco de todo, y no faltó tocar el tema del trabajo. Nuestro sector está entre los afectados por la crisis económica y lej0s de saber qué pasará dentro de unos años, coincidimos en apuntar que esto tiene pinta de que no se resolverá a corto plazo. Me asombra ver que muchos licenciados minusvaloran el éxito académico que han alcanzado con su esfuerzo. Por cierto, algo en que todos coincidimos es en destacar la diferencia generacional: nosotros restamos valor a terminar una carrera mientras nuestros padres y abuelos se muestran tremendamente orgullosos de nosotros. ¿Qué falla entonces? ¿Es el sistema? ¿Es que lo que significaba antes ser licenciado no tiene nada que ver con lo que pensamos los jóvenes de hoy en día? ¿Qué ha pasado? ¿Quién tiene la culpa? ¿Por qué nos sentimos así? ¿Tiene alguna lógica?

Esas eran algunas de nuestras dudas, y la pregunta que resume a todas ellas sería ‘¿qué hacer ahora?’. Mi consejo es moverse y no quedarse quieto, porque quien lucha por algo, al final acaba consiguiéndolo. A mí me ha funcionado siempre y espero que continúe así la racha 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: