Vivo en un país…

Hoy quiero hablar con vosotros de un partido que ya tiene unos años y, pese a no haber seguido su trayectoria desde muy cerca, me creo capaz de poder criticarles por su demagogia, su falta de ideas y por su ambigüedad a la hora de mojarse. Me refiero a UPyD. Nació tras la decisión de Rosa Díez de dejar el PSOE, y en su primera cita electoral, consiguió un escaño que le sirvió para continuar su particular lucha. A mi manera de ver es un partido madrileño, y no hay más que ver que donde mejores resultados electorales obtiene es siempre en Madrid.

Resulta que el CIS, en una nueva encuesta, dice que Rosa Díez se mantiene como la dirigente política más valorada por los españoles, con una nota de 4’91 sobre 10, seguida del Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que obtuvo una puntuación de 4’79. Sinceramente, no me lo explico, pero también es verdad a que tampoco entendía cómo era posible que Jaime Mayor Oreja, en su época como Ministro del Interior con Aznar, también fuera el político mejor valorado por los españoles. ¿Es que aquellos que utilizan de manera partidista el terrorismo consiguen que la gente les aprecie más? Si no es eso, por favor, que alguien me diga qué ocurre aquí.

Lo que más en vilo me tiene de UPyD es el único diputado que ha sacado en Asturias. En caso de un empate entre el bloque de la izquierda (PSOE e IU) y la derecha (Foro y PP), Ignacio Prendes será el encargado de desempatar las votaciones (si quiere), puesto que su abstención (que no la ha descartado) lo único que condenaría a Asturias es a unas nuevas elecciones. Es verdad que el Parlamento asturiano no está constituido y que los tiempos son los que son y no se tiene que preocupar nadie por el momento de nada, pero el problema viene con que este señor ni antes de la campaña electoral, ni durante ni después ha podido responder qué opción prefiere. Tanto es así que la única aportación ‘brillante’ que se le ha ocurrido es que el PSOE y el PP se unan en un gobierno de concentración. Eso denota que este partido no es serio. Cualquier persona sabe que el PSOE y el PP no son lo mismo: no tienen la misma forma de ver la vida ni aplicarían las mismas medidas. Y, en caso de que se unieran, Ignacio Prendes debería saber que ninguno de los dos partidos le necesitarían para absolutamente nada.

Vivo en un país donde ocurre esto. ¿Hasta cuándo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: