No un nuevo socialismo, sino socialismo de nuevo

La victoria de hoy de François Hollande en la primera ronda de las presidenciales francesas es una fantástica noticia para todos aquellos que pensamos que hay otra manera de salir de la crisis. Tanto Sarkozy como Merkel han demostrado desde que comenzaron los problemas en la zona euro que todas sus decisiones han sido nefastas. Es cierto que los rescates financieros a Grecia (que ya van dos), a Irlanda y a Portugal han afectado gravemente a todas las economías europeas, y es algo que desde hace tiempo España e Italia sufrimos más que otros.

Hay quien dice que Zapatero debió convocar elecciones aquel mayo de 2010. Yo creo que hizo lo correcto: es verdad que frenó el progreso que había aplicado desde marzo de 2004, pero también tuvo el coraje de quemarse con tal de no perjudicar a nuestro país. Es cierto que todo lo que hizo no venía en su programa electoral (de 2008) y que medida tras medida los mercados seguían exigiendo más retrocesos.

No sé qué hubiera ocurrido si Rubalcaba hubiera ganado las elecciones de noviembre, pero lo que sí sabemos es lo que dijo Rajoy que iba a hacer y ahora estamos viendo que mintió. A mí me parece una estafa que un político que sabía perfectamente cómo estaban las cosas dijera que no iba a recortar (bajo ningún concepto) en educación, en sanidad y en pensiones, pero también que no iba a subir los impuestos y que con él y el PP en La Moncloa se iba a solucionar todo.

Nos pidieron 100 días de cortesía, pero ni los sindicatos fueron capaces de darles ese margen al aprobar la Reforma Laboral más agresiva para los intereses de los trabajadores. Yo conste que creo que al PP no le cuesta nada aplicar lo que está haciendo porque va en su ideario, pero se están aprovechando de la crisis económica y de la presión que le somete los mercados para justificar el detrimento de los servicios públicos.

Creo que con Hollande se abre una esperanza no a un nuevo socialismo, sino a hacer socialismo de nuevo (tal y como dijo el pasado 2 de marzo Tomás Gómez). Lo ‘negativo’ es que en España siempre votamos al revés que nuestros vecinos, y eso nos afecta a la hora de desarrollar las políticas que cada partido desea llevar a cabo. Le pasó a Zapatero con Merkozy y creo que Rajoy va camino de pasarle algo parecido…

Veremos qué pasa en la segunda vuelta el 6 de mayo, pero hoy ha sido un buen día para Europa… 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: