Funcionarios que funcionan

Hace unos años, Ramón Quirós (ex-consejero de Sanidad del Gobierno del Principado de Asturias) sorprendió a los presentes (en su mayoría funcionarios del departamento que dirigía durante una copa de Navidad) que antes de entrar a trabajar había que venir ya de casa “desayunado, con el periódico leído, cagado y llorado”. Durante unos días saltó la polémica en Asturias (como siempre a nivel nacional ni se comentó, señal de lo que le importa a algun@s mi comunidad autonoma) con uno de los tópicos que en España más se dice: lo poco que trabajan los funcionarios.

Como en todo hay parte de verdad. Quizás los funcionarios que más me sacaron de quicio en mi vida hayan sido los de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. No conozco a nadie (repito, a nadie) que haya salido de la Secretaría de Alumnos (que es donde los alumnos nos podemos informar de todos los trámites a realizar con la Universidad) contento con el servicio ofrecido. Con este ejemplo, lo que quiero decir es que la mala fama que arrastran los funcionarios la tienen en algunos casos muy merecida, al igual que los periodistas la podemos tener con la manipulación de noticias… pero no deja de ser cierto que no se puede medir a todos por igual, y que hay funcionarios que realizan su trabajo de manera ejemplar y honrada.

Sinceramente, creo que son fundamentales. El PP quiere cargarse la función pública y yo lo considero un error. Siempre venden que en la empresa privada se trabaja mejor, y a mi parecer es más mito que otra cosa. Mismamente para la empresa que trabajo en Alemania (que es una filial de una española) me hace comprobar que todo se saca adelante por medio de chapuza tras chapuza. Eso sí, los funcionarios no tienen las mismas condiciones laborales que yo, y por eso creo que aquellos que incumplan con su deber tendrían que ser sancionados, porque su puesto no le da permiso para tomarse las cosas como le venga en gana, pero de ahí a querer aniquilar esta figura laboral (ya apenas hay oposiciones en España), personalmente no me parece una buena decisión.

Creo que la mayoría de los funcionarios trabajan y hacen correctamente su trabajo, como lo pienso también de los periodistas, pero por mucho que haya gente empeñada en manchar la imagen del colectivo, debemos ser los propios afectados los que no demos pie a que se generalice una mala conciencia de la labor que realizamos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: