Fraude electoral

En las últimas conversaciones con mi madre (a través de internet) me comenta que siente que en España la gente cada vez está más desanimada. Esa misma opinión la comparten otros familiares de los compañeros españoles que trabajan conmigo en Munich. Parece que ya impregna una sensación de que esto va para largo y que encima aún no hemos tocado fondo.

No me parece nuevo que el PP mienta. Ya lo hicieron en la época de Aznar y aunque ahora no hay una guerra por el medio, sí que esta vez tenemos un tema interno muy grave: un serio problema económico (que a mucha gente le está dejando literalmente en la calle, sin trabajo ni casa). Prometieron salvar al país (dijeron que sabían lo que había que hacer). Se presentaron a las elecciones en noviembre diciendo que todo era un problema de confianza de los mercados con Zapatero… pero se ve que Rajoy no era el gran salvador, sino más bien todo lo contrario.

Hay gente que me reprocha que el actual Gobierno necesita más tiempo para que sus medidas tengan efectos positivos. No les quito la razón, pero el problema está en que el programa electoral con el que se presentaron a las elecciones no lo están cumpliendo. Hay una opinión generalizada con que ningún partido lo hace. Está claro que al cien por cien no, pero sí en su gran parte, sobre todo al comienzo de un mandato que es cuando se empiezan a notar las diferencias entre los que se van y los que vienen.

El PP ha defraudado a sus votantes. Quizás muchos de ellos no cambiarían hoy su voto por nada del otro mundo, ya que la derecha siempre concentra un voto más fiel que la izquierda, pero estoy seguro que hay gente que optó por un cambio en La Moncloa que lejos de solucionar sus problemas, los ha incrementado.

Rajoy recibió el país en una delicada situación (yo no lo voy a negar), pero cuando uno afronta un reto, tiene que atenerse a todas las consecuencias. Sus continuas escapadas por la puerta de atrás de diferentes lugares, su negativa a explicar lo que va a hacer (a menos que se vea entre la espada y la pared, como cuando aquel sábado antes de irse al partido inaugural de la Eurocopa en Polonia dio una rueda de prensa que en principio no estaba prevista) y el incumplimiento del programa electoral (sobre todo con el tema del IVA, que él mismo firmó contra cualquier subida de este impuesto en los tiempos de Zapatero) creo que son los factores más importantes en el desánimo de los españoles.

Recuperarnos de esto nos va a llevar años. Ni Rajoy ni el PP tienen la fórmula mágica, y así es que en Europa ni se fían de De Guindos y ya le han quitado competencias (cosa normal, porque cuando se le ocurrió decir que el rescate a la banca no iba a estar sometida a determinadas condiciones, me imagino que eso fue la gota que colmó el vaso y la paciencia de nuestros socios europeos). También es criticable la actuación de la oposición, porque el PSOE si quiere ser una alternativa de Gobierno, no puede quedarse inmóvil hasta que pase la tormenta. Los socialistas debemos manifestar de forma más contundente nuestra negativa a seguir este rumbo que el PP quiere llevar a cabo. Si no lo hacemos, la gente pasará de votarnos, y en España está muy claro que quien gana o pierde las elecciones es la izquierda (si moviliza a su electorado, gana, y si no lo hace, pierde. Como dije antes, la derecha cuenta con votantes más fieles, y pase lo que pase irán a las urnas). No deseo que Rajoy falle, porque quiero que España vuelva a ser un lugar donde merezca la pena vivir, pero ahora mismo pienso que no se están tomando las medidas adecuadas. El penalizar a los que menos tienen (menos becas, subida de impuestos, copago sanitario…) conlleva a aumentar la pobreza del país.

Tengamos claro que quieren arruinar España. Quieren acabar con todo, y si no hay una clara respuesta en contra de sus medidas, desmantelarán el Estado del Bienestar a su antojo. Y yo por ahí no paso…

Anuncios

2 responses to this post.

  1. Posted by David Valiño on 15/07/2012 at 17:38

    Lo triste de la situación en España no es que el gobierno no sepa que hacer, que esté dando “bandazos”, para mi lo más preocupante es que están cumpliendo su programa, no el electoral, sino el programa que tenían pensado. El PP deseaba acabar con un estado de bienestar basado en lo público, La derecha española solo cree en la iniciativa privada, no se si es porque creen de verdad que es mejor o por intereses crematísticos. La realidad es que están desmantelando el sector público, educación, sanidad, dependencia y en el camino emprendido para hacerlo se están llevando por delante los derechos laborales, incompatibles con su percepción del mundo, los derechos civiles y los derechos sociales.
    Estoy de acuerdo contigo en que nos llevará décadas volvernos enganchar al tren de la modernidad, de los derechos……… y también coincido contigo en la necesidad de “hacernos ver”, no a nivel de militancia, que ya se hace, sino a nivel de los pocos gobiernos locales y autonómicos que conservamos, y por supuesto a nivel parlamentario. Negros tiempos nos esperan a los ciudadanos, gobernados por un partido que no cree en los derechos de la ciudadanía y sin una oposición fiable, “amiga”, cercana y combativa.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: