Vivir como piensas

Ayer tuve el placer de ver a una amiga de la Facultad que está trabajando de aupair en Berlín. La familia con la que vive decidió pasar el fin de semana en Munich y sacamos tiempo para vernos. Ella me propuso quedar con un alemán que hizo un Erasmus en Madrid y yo encantado acepté y nos fuimos a cenar con él. Hablamos de muchas cosas, y uno de los temas que debatimos fue el problema que tiene la capital de Baviera con la falta de alojamiento para la gente nueva que viene a trabajar aquí. Al contarle al chico que estaba viviendo en la casa de un hombre que se declara comunista, lo primero que me dijo fue: ‘¿Un comunista que tiene una casa?’.

Es algo que he escuchado muchas veces en España. Hay gente que cree que aquel que milita o simpatiza con Izquierda Unida o con otra formación de corte comunista no puede poseer una vivienda propia, un coche de alta gama o vestir de Armani si le apetece. Personalmente creo que no debemos confundir las cosas: es cierto que uno debe vivir tal y como piensa (porque si no se acaba por pensar como se ha vivido), pero ello no quiere decir que si vive dentro de una sociedad donde se permite tener propiedad privada no pueda sentarse a comer en una mesa de madera porque está en contra de la deforestación de los bosques (por poner un ejemplo tonto).

Cada uno con su dinero (que haya ganado honradamente) que haga lo que le da la gana. Es cierto que hay denotaciones y connotaciones que motivan a pensar que un comunista tiene que vivir en una especie de burbuja porque no acepta lo que tiene a su alrededor, pero al final no deja de ser una persona más integrada en una sociedad que le lleva a actuar de determinadas maneras. Yo creo que lo justo es que cada uno gaste su dinero en lo que crea oportuno y que en función de su riqueza aporte a su país su granito de arena para que aquellas personas más necesitadas puedan mejorar su estatus social.

Por cierto, a título de anécdota, con la muerte de Carrillo estuve hablando con el señor con el que vivo (el que os digo que es comunista) y me dijo que le sorprende que en España se le llame ‘socialistas’ o los que en Alemania son los socialdemócratas (para él el PSOE y todos sus partidos hermanos, como el SPD, no son socialistas). La diferencia es significante. Me pasó durante el orgullo gay en Munich que me acerqué a la caseta del SPD y les dije a dos que estaban allí que era militante socialista en España, a lo que me respondían que ellos no eran socialistas sino socialdemócratas… En España queda fatal decir que uno es socialdemocráta, y en cambio en Alemania ocurre lo mismo diciendo que eres socialista.

En fin, diferentes perspectivas de ver la misma realidad. Que cada uno haga lo que quiera mientras no haga daño a los demás y que sus actos sean coherentes con su pensamiento en la medida de sus posibilidades…

Anuncios

2 responses to this post.

  1. Interesante…como siempre 🙂

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: