¿El milagro alemán?

Mucho se habla estos días de los datos del paro en Alemania (en comparación con los de España), los más bajos en los últimos veinte años. Y hoy, en particular, se ha hecho público el número de españoles que actualmente trabajamos en la primera potencia económica europea. Ya somos 49.433 personas.

El objetivo principal del modelo alemán se basa en paliar la destrucción de puestos de trabajo. El sistema consiste en un acuerdo temporal en el que la empresa se compromete a no despedir a sus empleados, y éstos reducen su jornada laboral y su salario proporcionalmente. A cambio, el Gobierno compensa (económicamente) a los trabajadores si utilizan sus nuevas horas libres para formarse (sale más barato así que pagar el paro tradicional).

Quizás lo más negativo de este milagro alemán sean los famosos minijobs. Con ellos puedes ganar un máximo de 400 euros al mes y están libres de impuestos (trabajas y no constas en las listas del paro). Lo que pasa es que hay casi ocho millones de personas que en Alemania tienen este tipo de contratos y, lógicamente, lo único a lo que les conduce es a la precariedad más absoluta.

¿Es bueno el modelo alemán? A mi manera de ver tiene su parte buena y su parte mala. Lo de evitar a toda costa el despido de gente me parece bien, pero lo de trabajar por poco dinero, no. Si tuviera que decantarme por uno de los dos polos, os diría que para los intereses del trabajador no es un buen sistema. Es cierto que esta economía capitalista salvaje que nos domina está obligando a los estados europeos a flexibilizar las condiciones laborales con tal de evitar la destrucción de empleo, pero el problema es que cada vez se abarata más la mano de obra. Si se sigue con esta tendencia, llegará un momento en el que lo que ganemos no nos dará ni para comer…

Urge en Europa una respuesta ante el problema del desempleo, que apueste por la dignidad del trabajador, porque solamente si se encuentra motivado, pondrá todo lo que esté en su mano para que su empresa obtenga los mejores resultados posibles. Si en cambio se opta por el camino contrario, podemos olvidarnos de vivir tal y como lo hacemos ahora…

Anuncios

2 responses to this post.

  1. El modelo alemán consiste en aprovecharse de los talentos del sur de Europa, hacer caja con la deuda de estos países y expandir su cultura dogmática, XD.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: