Caminando hacia la desintegración del Estado del Bienestar

Ya estamos a punto de terminar el primer mes de 2013 y, lamentablemente, no tenemos más que malas noticias que leer todos los días. Lo peor de todo, desde mi punto de vista, es que no hay ni una sola esperanza de que a corto plazo esta situación cambie. Son tantos los temas negativos que invaden la actualidad informativa que a uno parece contagiarle el desánimo y las ganas de mandarlo todo a la mierda. Esta semana hemos conocido una nueva medida totalmente desafortunada: se acabarán las becas Séneca, esas que a muchos estudiantes les permitía estudiar dentro de España en otra universidad distinta a la que cursa la carrera.

Para el Gobierno del PP está claro que la educación y la sanidad son un gasto y no una inversión. Solamente están centrando sus decisiones en el coste  económico que suponen ambas cosas pero no en el coste social. Sin pudor cierran las urgencias en Castilla-La Mancha y benefician a la enseñanza concertada y privada en detrimento de la pública. Sin escrúpulos regalan la gestión de los hospitales (a empresas tipo Capio) que todos hemos pagado con nuestros impuestos. En definitiva, parece que la tendencia es privatizar el Estado del Bienestar para convertirlo en un buen negocio del que se beneficiarán unos pocos.

Aunque no seamos médicos, enfermeros, profesores, estudiantes… no podemos mirar para otro lado. Sin educación y sin sanidad no habrá igualdad social alguna. Es prioritario que nuestro Gobierno se preocupe por mantener este servicio público esencial. Lamentablemente, el PP no cree en ello y está aprovechando la crisis para justificar lo que realmente quieren hacer. Sabéis de sobra que construir algo requiere mucho tiempo y destruirlo tan sólo cuestión de segundos, así que aunque se les expulse de La Moncloa en tres años, quien recoja el guante deberá de comenzar de nuevo, asumiendo el coste (tanto económico como social) que supondrá volver a restablecer (en la medida de lo posible) lo que la derecha se ha ido cargando.

A ver si febrero nos da una alegría al menos, aunque creo que empezaremos con unos datos del paro para ponerse a llorar… 😦

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: