Debate sobre el estado de la Decepción

Por cuestiones de trabajo no pude seguir (como hubiese querido) el Debate sobre el estado de la Nación (DEN) de este año. Es sin duda la gran cita política que se desarrolla en el Congreso de los Diputados, porque allí el Presidente del Gobierno tiene que enumerar qué ha hecho, a qué problemas se enfrenta el país y qué soluciones piensa aportar. El resto de grupos parlamentarios tienen el deber de darle alternativas y, finalmente, todo ello termina en la votación de las diferentes propuestas de resolución. Este debate es importantísimo para dar una clara imagen de transparencia de lo que pasa y para que los ciudadanos podamos escuchar en boca de nuestros políticos que están enterados de nuestros problemas (el año pasado, por decisión del Gobierno, no se celebró), pero lamentablemente, creo que más que nunca el DEN ha pasado desapercibido y ha resultado poco satisfactorio.

Urge que los partidos se den cuenta de que se necesitan nuevas caras. No hay ninguna credibilidad ni hacia uno ni hacia otro. A mí me parece importante destacar que pese a todo el año que lleva el PP haciendo reformas que van en contra de los intereses de la mayoría y todo lo que se está publicando sobre la corrupción en ese partido, las encuestas sigan diciendo que ganarían las elecciones a día de hoy (con un importante desplome, cierto, pero seguirían siendo los encargados de liderar un gobierno en nuestro país). A mí eso me lleva a pensar que la gente no solamente está harta del Gobierno, sino de todos los partidos, especialmente del PSOE, que no lo ven alternativa (y sí más de lo mismo).

Hace unos días hablaba con la persona con la que vivo en Múnich. Su pronóstico es que las elecciones alemanas de otoño las ganará el SPD (eso no lo asegura ninguna encuesta). Él considera que da igual que gane Peer Steinbrück o Angela Merkel ya que son lo mismo. Pongo esto aquí porque muchas veces critico el estancamiento en el que se encuentra el PSOE, pero quizás debería ser más preciso en expandir ese inmovilismo a toda la socialdemocracia europea, que claramente no está ofreciendo resistencia al ataque de los mercados al Estado del Bienestar. Es una pena porque creo que en Europa deberíamos saber lo importante que es votar, que es participar en política… Ni hace cien años que donde vivo se acometieron las mayores barbaridades de la historia contra los Derechos Humanos. ¿Tan poca memoria tenemos?

Y hoy, lamentablemente (porque aunque gobierne el PP, yo deseo que le salga bien las cosas para que saque a nuestro país de la crisis) va la Comisión Europea y desmiente todas las previsiones del Gobierno. No nos dan ni una simple esperanza de que a corto plazo veremos la luz… 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: