Falta de identificación

Ayer tuvo lugar en Oviedo un interesante encuentro del PSOE (como antesala a la Conferencia Política que se celebrará en octubre). Se trataba de analizar, discutir y proponer mejoras al funcionamiento interno del partido. Quizás el tema estrella del evento fue el asunto de las primarias (que afortunadamente parece que cada vez más está calando la necesidad de que aunque el PSOE no sea un partido asambleario, sí que sería conveniente que la militancia respaldase con su voto temas importantes como pueda ser la elección de candidatos), pero a mi juicio faltó comentar el verdadero desapego que sufrimos los socialistas y el resto de partidos en general: la falta de identificación ciudadana con la política.

Está claro que la política de hoy no tiene nada que ver con la de hace doscientos años. Ello quiere decir que todo tiende a cambiar y los actuales partidos políticos no pueden continuar manteniendo las mismas estructuras desde que se restauró la Democracia en España. No me atrevo a aventurar qué pasará en el futuro, pero parece claro que cada vez más las plataformas ciudadanas (como pueda ser la que lidera Ada Colau [Plataforma de Afectados por la Hipoteca, PAH]) están captando más adeptos que los partidos políticos. ¿Por qué? Desde mi punto de vista tiene que ver la identificación. Uno simpatiza con unas ideas o con unos movimientos con los cuales se siente cercano. A diferencia de los militantes que estamos en los partidos, los integrantes de las plataformas no pagan una cuota por pertenecer a la misma, no se reúnen en sedes como los socialistas en las Casas del Pueblo, no tienen (en apariencia) una estructura jerarquizada en el que el líder diga lo que hay que hacer… y ese éxito que han alcanzado (porque hasta ahora todas las aglomeraciones ciudadanas las conseguían los partidos políticos y los sindicatos, pero no agrupaciones de personas ajenas a la política) quizás nos tenga que alertar de que el camino a seguir sea ese y no el que seguimos llevando a cabo.

Las modas son muchas veces pasajeras. Pasa con todo. Por ejemplo, con la vestimenta. La gente de hoy no viste igual que años atrás y en el futuro tampoco vestiremos como hoy lo hacemos. A veces se crean necesidades absurdas pero acabamos todos poco a poco dominados por lo que hace la mayoría (y terminamos por repetir lo que hacen los demás). Ahora mismo no está de moda afiliarse a los partidos políticos. Es más, es sabido que hay más bajas que altas y que entre los que siguen militando por lo general su desánimo le lleva a no participar en ninguna de las actividades que se celebran.

¿Cómo se podría volver a conectar con la gente? Pues claramente buscando métodos que identifiquen a la gente con sus problemas. Respeto la decisión que tomaron mis compañeros hace un año en Sevilla eligiendo a Rubalcaba, pero creo que él, por muy buen político que me parezca, carece de credibilidad para mucha gente. Y si los ciudadanos no se identifican con él, no votarán al PSOE y nuestro partido seguirá sin alcanzar el poder allí donde se presente. Ojalá me esté equivocando con este pronóstico, pero a mi manera de ver es el principal problema al que se enfrenta la política en general y muy en particular el Partido Socialista.

Verem0s a ver qué pasa. Estamos en un año sin elecciones y confiarse en las encuestas no siempre es una buena idea, pero mi olfato me dice que no podemos continuar sin crear una identificación con la gente que peor lo está pasando en esta crisis (que son la mayoría de los españoles…).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: