Vacaciones

Hoy regreso de nuevo a Alemania tras 18 días de vacaciones. Me lo he pasado genial tanto en Asia como en Asturias y me da una pereza tremenda volver a Múnich (a limpiar las habitaciones del hotel donde trabajo), pero por otra parte, al igual que os comenté a aquellos que tuve ocasión de veros estos días, creo que sigo haciendo lo que me corresponde.

Por el momento lo he conseguido. Todos lo que me habéis seguido por las redes sociales estos días habréis comprobado que me lo he pasado bomba (llegando a vivir, incluso, muchos momentos de lujo. Soy muy consciente de que no todo el mundo se puede permitir lo que yo he hecho estos días). Conseguí ahorrar lo suficiente como para viajar hasta China y Singapur, regresar a Asturias y volver finalmente a Alemania sin despeinarme. Estas vacaciones han supuesto un descanso que necesitaba desde hacia tiempo (no sólo físico, sino también mental), derivado de las complicaciones que se estaban sucediendo en la empresa para la que trabajo y que me da que no tendrán fin, porque al final los que estamos allí les sacamos las tareas que hay que hacer y la calidad en el ámbito laboral parece no preocuparles.

Al igual que en las vacaciones pasadas, muchos de vosotros me preguntasteis qué pienso hacer. Tengo claro que este año me tengo que quedar en Alemania, sobre todo porque ahora en otoño hay elecciones y me gustaría vivir el ambiente que se respire allí. Lo que no sé es si esa permanencia o no debería continuarla en el hotel donde trabajo o si buscarme algo mejor, porque al fin al cabo el trabajo allí me es fácil para lo que he ido a hacer a Alemania pero a la vez puede que haya sido más que suficiente como método de entrada al mercado laboral germano.

Lo que sí me encantaría es conocer a alemanes de una vez. Tengo que esforzarme mucho más en hacer amigos de allí, salir con ellos, practicar y mejorar el alemán… y probar suerte en otra cosa, pero siempre teniendo el trabajo del hotel como colchón para seguir viviendo allí sin ninguna ayuda de mis padres o de otras personas. Ahora mismo, cuando apague el ordenador, me marcharé al Aeropuerto de Asturias para emprender el viaje a Múnich. Me da un poco de pereza tener que hacerlo pero soy consciente de que es mi deber seguir luchando por mi futuro y en España ahora mismo (creo que) no me vería realizado con lo que podría estar haciendo. A ver cómo arreglamos esto porque parece que, para desgracia de todos, va para largo.

Aprovecho para darle las gracias a todas las personas que se han molestado en verme estos días (que seguro que tendrían muchas cosas que hacer y han perdido parte de su tiempo en verme a mí) y desearos un feliz verano. Y aprovechad las vacaciones, que no son ningún regalo sino un derecho que como trabajadores nos pertenece. ¡Pasadlo muy bien! 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: