Dar el paso

Desde hoy no soy el único miembro de mi familia que ha emigrado de España. Mi padre ha puesto rumbo a Inglaterra, donde trabajará como enfermero (que es lo que ha estado estudiando estos últimos años en la Universidad de Oviedo) en Bedford (al norte de Londres [a 60 kilómetros]). Antes que nada quiero desearle todos mis mejores de éxito y que de verdad la experiencia le salga bien y le guste.

No sé si a él le acabará pasando lo mismo que a mí y a mucha gente (que os sigo) y que estamos a tantos kilómetros de nuestro origen, de nuestras familias y amigos, de nuestras costumbres… Al principio nos tomamos esto con ilusión, y no es que el tiempo acabe apaciguando la aventura, pero a veces te levantas con ganas de dejarlo todo, otros días recapacitas y piensas que lo peor sería volver a España… Me gustaría poneros a continuación dos comentarios de dos chicas que conozco personalmente en Múnich y han puesto recientemente lo siguiente en sus Facebook:

Creo q cada palo que te da la vida es un aprendizaje…y a mi, no se si es la soledad, Alemania….el salir adelante lejos de tus seres querido hace que vaya aprendiendo y vaya subiendo cada dia un peldaño de la vida y como dice un refràn….” Lo que no.mata, te hace mas fuerte”pues eso me ocurre a mi y cada dia de mi ando en una montaña rusa….arriba y abajo…. ( flipando con la gente..decepciones y no decepciones) pero voy creciendo y con animos de seguir adelante e ir aprendiendo de las personas que tengo a mi alrededor…

Casi las 3:00h de la madrugada y aqui estoy metida en la cama dándole vueltas a la cabeza… esta noche me pregunto qué hago aqui y encima sola? A veces me invade la soledad… echo mucho de menos un abrazo, un beso… y ahora vienen los peores meses! Mi cumpleaños, la navidad, el invierno, el frio… Hace un par de días note como al ver los dulces de navidad en el supermercado mi reacción era de tristeza, pues rapidamente me dije seran tus segundas navidades lejos de la familia… Al principio todo es nuevo y gusta estar aqui, pero con el tiempo cansa… jolines que dificil se me hace a veces!! Quiero y necesito dormirme ya para dejar de pensar…venga por favor!

La verdad es que las nuevas tecnologías han solucionado muchas cosas, sobre todo en el aspecto de la comunicación. Siempre tengo el recuerdo de leer parte de una carta que estaba tirada por el suelo mientras limpiaba el garaje de una casa en la que viví siete años a cuarenta kilómetros de Oviedo. Era de mi padre a mi madre desde Canarias. Él se había ido allí a hacer la mili y le explicaba a ella que ese día no habían podido hablar por teléfono porque comunicaba, y como en el cuartel solamente había una cabina detrás de él tenía mucha cola y tuvo que dejar paso a otro soldado para que llamase a casa. Hoy eso es historia. Todos llevamos un móvil para llamar en cualquier momento, todos tenemos el Skype para las videoconferencias… pero sigue faltando el calor humano. Y no hay por el momento nada que lo reemplace.

Sigo sin entender cómo hay tantos jóvenes españoles que no se animan a intentarlo. Seguramente la experiencia de salir al extranjero no les va a cambiar la vida, ni les va a hacer ganar mucho dinero, pero si la alternativa es quedarse en casa, con sus padres, haciendo lo mismo de siempre… en fin, yo sé que está todo muy mal y de verdad deseo que las cosas mejoren, pero ante todo lo que uno no puede hacer es quedarse con los brazos cruzados. La decisión que ha tomado mi padre me parece valiente y admirable porque, tal y como digo, lo cómodo para él hubiera sido quedarse en Oviedo sin trabajo. Al menos va a intentar buscarse la vida. Si sale mal siempre está a tiempo de volver.

Muchos me preguntáis qué voy a hacer en 2014. Os reitero que yo siempre he querido vivir esta experiencia al día. Ahora mismo tengo contrato hasta el 30 de marzo, y mi continuidad en Alemania dependerá de seguir teniendo trabajo (sea en el hotel u otro sitio), de que con quien estoy viviendo me permita seguir ocupando la habitación que tengo alquilada, de que no tenga una oferta de trabajo más interesante en otro lugar… pero sobre todo, y es lo que más quiero destacar, jamás me he arrepentido de lo que hice. No me arrepiento de lo que hago. Puede que me arrepienta de lo que haré, porque ninguno conocemos nuestro futuro, pero por ahora, así me siento.

En fin, que mi padre ha dado el paso. Olé por él… 😉

Anuncios

6 responses to this post.

  1. Muy bonito artículo, Diego. Admiro a tu padre porque el ya no es un joven que se va a buscar la vida, sino una persona que no tiene miedo, que es valiente, que tiene el espiritu de un joven, de alguien que no se da por vencido. Es un ejemplo a seguir para muchos jovenes, que, como bien dices, prefieren vivir en casa de sus padres y quejarse de la situación, antes que dar el paso y probar por su cuenta. Sí, es duro vivir lejos, pero al final, a todo se acostumbra uno. Hay que ponerle al mal tiempo buena cara, en nuestro caso, nunca mejor dicho. Un saludo y seguimos en contacto, amigo.

    Responder

    • ¡Muchas gracias por tu comentario, María!

      Lo que más me gusta ver es que él está muy ilusionado, Lo demás vendrá como tenga que venir. Igual el trabajo no es lo que le prometieron, pero al menos va a intentarlo. Es admirable ver que desde que se quedó en paro decidió retomar sus estudios en lo que realmente le gustaba hacer, sacó la carrera sin suspender ni un examen y ahora, una vez que terminó, encontró trabajo, y lejos de temblarle el pulso por tener que irse de España, se ha armado de valor en ir hasta allí…

      Lo dicho, ojalá sea el principio de algo estupendo en su vida 🙂

      Responder

  2. Porque tu padre tiene dos cojones, talento, se esfuerza y es un grande, otros se quedan en el sofa.

    Responder

  3. Posted by chus on 29/11/2013 at 4:21

    Sí, estoy totalmente de acuerdo, tu padre es grande…muy grande. Y se merece que la vida le devuelva, en lo profesional, “algo” grande, “algo” proporcional al tamaño de su bondad.
    Y digo en ” lo profesional” porque tu padre ya tiene en su vida diaria lo mejor que puede tener una persona: el amor de una familia maravillosa.
    Yo diría: ¡Olé por tu padre… y por tu madre… y por sus hij@s!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: