Asturias, a la cabeza del aumento del paro periodístico entre 2008 y 2013

Hace dos años os escribía en este mismo día una entrada acerca de cómo veía la situación del periodismo y mis expectativas futuras ante tal catástrofe. Repasando el texto veo que acerté en presagiar que me iba a ir de España. Como sabéis me pasé del 28 de mayo de 2012 al 31 de diciembre de 2013 trabajando para una empresa española que limpia habitaciones en tres hoteles de Múnich (Alemania). El mes de enero de este año me lo tomé de vacaciones y, desde su último día, resido en Bedford, una ciudad de 150.000 habitantes a noventa kilómetros al norte de Londres. Desde entonces busco trabajo y, por el momento, la cosa se me resiste…

Tiene razón Rajoy cuando dice que a su llegada al Gobierno los titulares de la prensa se centraban en la posibilidad de que nuestro país fuera rescatado. Hoy los mismos periódicos parece que se apuntan a moderar su mensaje y a destacar que España empieza a recuperarse (aunque sea muy lentamente). ¿Es así? Todos los datos (que son objetivos) pueden utilizarse de diferentes maneras (y de ahí emana la subjetividad). Esta mañana me he puesto a repasar en tres portales de empleo en los que tengo un perfil (LinkedIn, Infojobs e Infoempleo) las ofertas laborales vigentes para un periodista en Asturias. Son exactamente tres, de las cuales la última de ellas ya hace tres semanas que se subió. He de señalar que, repasando las tareas que el candidato deberá cumplir, no se puede decir que sean estrictamente periodísticas, sino más bien relacionadas con otros campos de la comunicación (en concreto el márketing).

Habrá quien esté leyendo este artículo y piense que estoy loco si pienso que voy a encontrar una oferta de trabajo en Asturias como periodista y más por internet. No. Simplemente me he puesto a mirar si para lo que me he formado podría tener la posibilidad de enviar mi CV a algún lugar. Lamentablemente, según datos de la Asociación de la Prensa de Madrid, el Principado lidera el aumento del paro en el sector (entre los años 2008 a 2013). Con este panorama, ¿me pueden hablar a mí de recuperación? Soy consciente de que Rajoy sería irresponsable si dijera que España va fatal (porque si así lo piensa el propio Presidente del Gobierno, ¿quién va a confiar para invertir en nuestra nación?) y sé que necesita vender ese mensaje de cara a las elecciones europeas, pero entre la gente que se ha marchado y los numerosísimos que sobreviven de las ayudas familiares, de hacer chapucillas o de prestaciones sociales (que cada vez son menos, por desgracia), ¿qué futuro nos espera así?

Soy consciente del cambio de modelo de negocio del periodismo. Está claro que además de la crisis económica hay casi 12.000 periodistas en el paro por la falta de previsión de los empresarios del sector en adivinar por donde iban a ir los tiros. El problema es que no es viable montar un medio de comunicación en solitario ni tampoco conseguir socios que acepten sacrificar sus ahorros (además de que los bancos, raramente, van a apoyar con créditos operaciones de este tipo). ¿Qué hacemos? ¿Nos quedamos por tanto resignados en nuestras casas? Yo creo que hay que optar por planes alternativos y esperar a que la tormenta pase. Me encantaría volver a trabajar como periodista (porque es mi verdadera vocación), pero hay que decir que los compañeros que actualmente trabajan no lo hacen en las mejores condiciones posibles. Es irritante pensar que quienes tienen ‘la suerte’ de tener trabajo en el campo de la comunicación trabajan muchas horas por poco dinero (los únicos que realmente ganan son las ‘estrellas’). Ya ni siquiera conozco a gente que suspenda adrede asignaturas para que un medio de comunicación le mantenga la beca (puesto que si acaba la carrera, no lo podría coger como becario). Todo eso ha desaparecido y, lo peor, es que no conocemos qué futuro nos queda a los periodistas…

Por último, no quiero dejar pasar el desprestigio que sufre la profesión. En mi opinión está en una peor situación que la que la ciudadanía tiene de la política (según las encuestas). Hoy que es el Día de la Libertad de Prensa hay que reivindicar sin ninguna duda el derecho a expresar diferentes opiniones y puntos de vista. Es sano dentro de una democracia como la nuestra que el ciudadano tenga varias opciones para crear su punto de vista de las cosas, pero lamentablemente no sé qué pensar cuando veo que los programas del corazón han dejado de tener sentido las noches de los sábados para dar paso a debates políticos que, sin la participación en su mayoría de veces de personas que se dedican en la actualidad a la política, se acaban convirtiendo en el Tómbola moderno (en vez de hablar del famoso del turno, vamos a hablar de la corrupción, el depilfarro y de todo lo sucio que engloba a la política). Al final a todos los tertulianos se les acaba viendo el plumero por muy objetivos que digan ser. Yo siempre pensé que no hay mayor honestidad que reconocer de qué palo vas, porque tus opiniones serán más sinceras que las de alguien que se declara ¿apolítico? (en vez de apartidista, que sería lo normal que dijera, ya que si opina de temas políticos es incompatible con definirse de esa manera).

Ojalá haya una rebelión dentro de los medios que permitan hacer un verdadero periodismo. Cada uno con su legítimo enfoque, pero sin manipular, ni tergiversar ni engañar a los ciudadanos a los que nos debemos. Sin periodismo no hay democracia. Así de claro…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: