Derrota sin paliativos

Lo primero, felicitar a Miguel Arias Cañete y al Partido Popular por su victoria en las elecciones europeas, a Podemos y para Pablo Iglesias por su gran resultado, a Izquierda Unida y a UPyD por su ascenso y al resto de partidos (Coalición por Europa, la Izquierda por el derecho a decidir, Ciudadanos, los Pueblos deciden y Primavera Europea) que han logrado representación en el Parlamento Europeo. Me hubiera gustado empezar esta entrada dando la enhorabuena al PSOE y a Elena Valenciano pero, lamentablemente, el conjunto de los españoles han decidido que los socialistas seamos los únicos que no podamos hablar de ganar algo. Hemos fracasado estrepitosamente.

Muchísimas gracias a esos casi 16 millones de ciudadanos que se acercaron a votar. No es obligatorio hacerlo pero sí, en mi opinión, un imperativo moral. Casi 19 millones pensaron que lo mejor era no participar. Lamento decirles que los demás hemos decidido por ellos en las elecciones más importantes a las que estamos convocados.

Dicho lo cual, os doy a continuación mi análisis de lo ocurrido:

  • ¿Hay crisis del bipartidismo? Coincido con lo que comentaba anoche en Twitter Casimiro García-Abadillo, el director de El Mundo (PP + PSOE en 2009: 80% de los votos. Hoy, 49% de los votos. ¿Muerte del bipartidismo? No, pero sí gravemente herido). Creo que por primera vez la abstención la ha sufrido el PP (normalmente el votante de este partido vota siempre. Como decía aquel chiste de El Roto, lo que hacen realmente es fichar). Lo que está claro es que sigue siendo el partido que capitaliza el voto de la derecha (porque Vox no le ha hecho ni cosquillas). Y pese al bajón, han ganado en prácticamente toda España. Eso me lleva a pensar que, de ir a mejor la economía española, el PP podrá volver a cumplir ciertas medidas que van en su discurso, como la creación de empleo (pero real, no el ficticio que se produce ahora) y una bajada considerable de los impuestos. Comprendo que los populares confíen en que dentro de un año estas elecciones sean historia (les puede salir bien la jugada si el PSOE no reacciona a tiempo).
  • Con IU creo que se han vuelto a equivocar. Me parece perfecto que se alegren de su ascenso, pero son ahora plenamente conscientes de que nunca debieron tomar a Podemos como un hermano pequeño. Hay lugares donde después del PP y del PSOE se sitúa la formación de Pablo Iglesias. Hasta hace poco Cayo Lara hablaba de que su formación iba por el camino de convertirse en el primer partido de izquierdas de España, y cuando lo tenía todo a su favor va y se cruza por el camino Podemos. En cualquier caso, me alegro del ascenso de ambas organizaciones. Siempre que la izquierda sea mayoritaria es una buena noticia para todos. Eso sí, creo que el avance de Podemos se va a quedar ahí porque van a tener un nivel de exigencia por parte de sus seguidores y de los medios de comunicación muy alto. Han prometido cosas tan maravillosas pero a la vez de difícil cumplimiento hoy en día que creo que lo único que van a conseguir es que los que hoy confían en ellos acaben por decepcionarse. Ojalá me equivoque pero yo veo que con el populismo no se alcanza nada.
  • Sobre UPyD, poco tengo que decir. No veo que sea un partido serio, ni responsable, ni con vocación de mejorar nada. Usa el mismo discurso contra el bipartidismo que IU pero sin querer ser de izquierdas ni de derechas. Yo busco a gente que me diga claramente de qué va, qué piensa, qué quiere hacer y a qué aspira. Años después de la fundación de este partido sigo sin entender su manera de actuar pero respeto como el que más que haya ciudadanos que le guste esa forma de pensar.

Antes de pasar a hablar de mi partido, que en el fondo es lo que más me importa, quiero reiterar mi posición acerca de Cataluña. Creo una vez más que se debe celebrar la consulta de noviembre. No estoy a favor de la independencia pero sí del referéndum. La mayoría de los catalanes desean efectuar esas dos preguntas que planteó el President Mas y considero que los demás no somos nadie para privarles de ello.

Y sí, ahora a lo que más me afecta, el PSOE. Es el máximo perdedor de la contienda electoral. No solamente hemos perdido votos y escaños sino que además no hemos logrado superar al PP, a este Partido Popular que se está cargando nuestro Estado del Bienestar y que día sí y día también está en el punto de mira por los chanchullos que hacía su ex tesorero Luis Bárcenas. Si recordáis, la elección de la cabeza de lista fue otra decisión unilateral del Secretario General. Los militantes no tuvimos ni voz ni voto. Esperemos que tras la decisión de Rubalcaba de apartarse en dos meses sea el fin de los dedazos.

No estoy de acuerdo con el orden elegido. Lo natural hubiese sido que hoy la Ejecutiva dimitiera en bloque y que una gestora se encargara de la organización de unas primarias para que posteriormente se celebrara un Congreso en el que saliera la nueva o el nuevo líder de los socialistas españoles. Pero bueno, la opción que se ha elegido es esa y ahora hay que pensar muy bien a quién poner al frente del barco. Y no es fácil. Desde mi punto de vista es importante que esa persona tenga escaño en la Cámara Baja para así debatir con Rajoy. En cualquier caso tampoco es grave que empiece de cero (e incluso sin tener en la actualidad cargo ninguno).

Aprendamos de los errores. Desde hace tres años el PSOE fue perdiendo votos por las políticas que estuvimos llevando. De ahí en adelante no han fallado las ideas, sino las personas, que han dejado de ser creíbles. Sin esa sensación de que podemos volver a dirigir el país desde la izquierda no vamos a ningún sitio. No debe haber miedo alguno a una renovación integral. Yo en la medida de mis posibilidades, como me posicioné en aquella cita de Sevilla, me uno a quienes piden cambios reales, y ahora estoy más por que tome las riendas una persona desconocida, joven y con ganas de volver a llevar al partido a ocupar el primer puesto.

Ha dolido esta derrota, pero por muchas veces que caigamos no nos rendiremos. ¡VOLVEREMOS! ¡VIVA EL PSOE!

PD: Mi enhorabuena para Jonás Fernández. Este Eurodiputado electo fue quien me atendió cuando en aquel abril de 2000 aparecí por la Casa del Pueblo de Oviedo para afiliarme a Juventudes Socialistas. Catorce años después aquí sigo. ¡A trabajar y a recuperar la confianza de la izquierda! 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: