Mis disculpas para tod@s l@s que han confiado en el PSOE

Hoy estoy muy cabreado y muy decepcionado. Ha sido un día complicado, quizás el que más desde que por aquel abril de 2000 decidí entrar en la Casa del Pueblo de Oviedo a afiliarme a Juventudes Socialistas. En aquel momento, el PSOE había perdido las elecciones el mes anterior (fue cuando Aznar consiguió la mayoría absoluta) y, dentro de mi libertad personal, decidí unirme al proyecto político que más se parecía a mis ideas. Hasta la fecha no me he arrepentido de tal decisión aun cuando han sucedido muchas cosas que no me han gustado, y una de ellas ha sido hoy. Desde entonces y hasta la actualidad mi aportación ha sido muy residual (porque me he pasado prácticamente diez años fuera de Asturias y no he tenido la oportunidad de participar como me hubiera gustado en las diferentes actividades del partido) pero no por ello creo que tengo el mismo derecho a expresar mi opinión que cualquier otro militante, simpatizante y/o ciudadano.

La posición del PSOE con la Monarquía es cierto que ha colmado la paciencia de muchos (al menos la mía). Ya os dije en mi anterior entrada que a mi juicio el partido lleva desde 2011 perdiendo votantes pero ahora se arriesga a terminar sin militantes (que en el fondo somos los que peor nos encontramos de cara a defender las tesis del partido). Una cosa es ser leal (y creo que hay que serlo) y otra obviar los problemas o seguir la corriente que dicta el que manda. Nuestro partido necesita desde hace mucho tiempo un cambio radical, empezando por nuevas caras (y cuando digo nuevas, lo digo en todo el sentido que permite la palabra: que no haya participado previamente en ningún gobierno, que no haya dado su aprobación a algo polémico y que tenga la capacidad de liderazgo que se  necesita para el puesto).

Se nos vende el humo de que los militantes vamos a ser los que decidamos a nuestro líder, pero en el fondo nos dejarán votar a quienes sumen determinados apoyos (para empezar, 10.000 avales). Desde mi punto de vista Eduardo Madina y Pedro Sánchez han quedado hoy desacreditados para postularse a liderar nuestro proyecto. Por ello no contarán con mi voto a la Secretaría General del partido. Respetaré lo que cada militante quiera votar, aunque me gustaría que lo hicieran más por ideales que por asegurarse su supervivencia (sea en un cargo del partido, en una institución…). Además de manifestar mi total desacuerdo con la decisión de prácticamente todos los diputados socialistas (hubo tres díscolos), quiero a la vez pedir disculpas a aquellos ciudadanos que hayan votado o simpatizado con el PSOE. Soy un militante de base (desde el primer día que me afilié) que ha celebrado las victorias y ha aplaudido las leyes y reformas que nos han diferenciado claramente de los gobiernos de la derecha española. Por eso no puedo obviar mi parte de responsabilidad cuando metemos la pata. Lo siento…

Pese a todo, no me he planteado dejar el partido. Me parece más útil estar dentro de él e intentar cambiarlo (a lo que me gustaría que hiciera) a que se hunda solo por no seguir nuestros principios. Yo he sido parte de este proyecto político y no creo que lo valiente sea huir cuando las cosas van mal (que es cuando se necesita más ayuda). Respeto al resto de formaciones políticas de izquierdas, quienes me dicen que debería estar preocupado con el fin del bipartidismo se equivocan. A mí mientras la izquierda sea mayoritaria (como lo es, y así lo demostraron las últimas elecciones) estaré tranquilo (aunque me gustaría que hubiera más unión y no tanto fraccionamiento en diferentes partidos. En eso la derecha lo hace mejor, porque concentra todo su voto en el PP). El problema es que ni IU, ni Podemos ni nadie más que el PSOE representa mi verdadera forma de ver la política (no tanto por los fines que persiguen, sino por los medios que plantean para conseguir esos fines).

Hay quienes estos días me dicen que no soy coherente, porque milito en una organización que no apoya la República. Creo que no es un problema del partido sino de los que dirigen el partido, aunque nada mejor para salir de dudas que la consulta que tendremos el día 13 de julio (y me gustaría que hubiera un amplio abanico de candidatos con el fin de elegir al mejor y no al que más apoyos de ‘barones’ e historias de esas tenga). Si el conjunto de la militancia respalda a un candidato que haya mostrado su aprobación a que continúe la Monarquía, no me quedará más remedio que aceptarlo y volver a pensar si el PSOE representa mis ideales o no…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: