Alarmas sociales

Resulta triste comprobar que hay temas muy importantes a los que no le prestamos la atención que merecen. Los medios de comunicación, por lo general, nos suelen alertar durante una época de ciertos asuntos. Luego, misteriosamente, acaban en el olvido. Ahora mismo estamos inmersos en tres casos que estoy seguro que dentro de un mes ni los recordaremos: el ébola, los accidentes aéreos y el terrorismo machista.

Sobre el ébola creo que se ha creado una preocupación innecesaria. No quiero decir con esto que me parezca mal que se activen los protocolos sanitarios preventivos cuando se sospecha que pueda haber un paciente enfermo por este virus, pero sí que pongo en cuestión la importancia mediática a esta epidemia, cuando por fortuna la posibilidad de contagio en España es muy reducida. En cambio, resulta chocante que de la gripe común, de la que hay casi 4.000 muertes al año en nuestro país, no la consideremos como peligrosa. ¿Tiene que ver con que ya tenemos familiarizada la gripe y por eso le damos menos cancha? ¿Cuántas noticias habéis leído en los últimos tiempos de fallecidos por esta razón? ¿Alguna explicación?

Igual pasa con todo lo relacionado con los aviones. Cada vez que hay un accidente (o un derribo, como el ocurrido en Ucrania, cerca de Donetsk) se crea un interés informativo enorme. En cambio, los accidentes de tráfico (que en España van por desgracia en aumento) no tienen la misma transcendencia. ¿No somos conscientes de que al volante se dejan más vidas humanas que en un avión? Otro capítulo lo ocuparían las medidas de seguridad de los aeropuertos. Es verdad que los atentados de Al Qaeda en EEUU abrieron una psicosis internacional que motivó el extremar los controles para evitar secuestros, pero en Madrid o en Londres quienes sufrieron las bombas iban en el tren, en el metro o en el autobús. ¿Por qué entonces no nos controlan tanto cuando accedemos a un medio de transporte que no sea un avión? Quizás la respuesta sería que es imposible controlar a tanta gente, pero pensad que todo al final es una cuestión de mentalidad más que de seguridad (que es lo que se argumenta).

Con el último caso me da pena que apenas nos conmueva. Los medios suelen utilizar lo de ‘violencia de género’ para hablar de los asesinatos a mujeres por parte de hombres. Yo prefiero llamarlo terrorismo machista. Y sí, hablo de terrorismo porque hay hombres que aterrorizan a mujeres (sean sus esposas, sus amantes, sus follamigas…) hasta asesinarlas (no matarlas, como muchos periódicos dicen). Lamentablemente, esto no lo vemos un problema importante. Vemos casi a diario en los telediarios a la hora de comer que una mujer ya no está entre nosotros y no se nos atraganta nada. ¿Por qué cualquier comunicado de ETA nos da para hablar y hablar y en cambio este problema no nos ocupa el tiempo y la preocupación que debiera? Por desgracia a todo esto hay que sumar lo que estos últimos días está apareciendo: hay mujeres en España que están siendo violadas. No es ninguna broma, ni ningún invento, ni ninguna manipulación. Es un hecho real.

En resumidas cuentas, todo nos puede asombrar un día pero no pasa de ahí (mañana nos habremos olvidado de todo). ¿Qué tiene que pasar para que realmente nos alarme lo importante? Yo no tengo respuesta, la verdad… 😦

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: