La decepción

A lo largo del día llevo preguntándome una cosa: ¿Merece la pena fiarse de alguien? Es una cuestión difícil de responder, porque por una parte podemos dar un ‘sí’ categórico y sin dudarlo pero por otra siempre quedará esa puerta abierta a que nos falle esa persona en la que confiamos.

De quien voy a hablar no me ha fallado personalmente, pero sí lo ha hecho a todo el socialismo y el sindicalismo asturiano. El País publica en su edición de hoy que José Ángel Fernández Villa ocultó supuestamente 1,4 millones de euros a Hacienda, dinero que notificó en el marco de la Amnistía Fiscal decretada por el Gobierno de Rajoy en 2012. La legalización del dinero no permitirá acusarle por delito fiscal, pero si el origen del dinero fuera ilícito, la Fiscalía Anticorrupción podría presentar una querella por cohecho o apropiación indebida. Los ingresos conocidos de este señor eran por su actividad como Secretario General del SOMA, por sus cargos como Diputado en la Junta General del Principado y como Senador socialista por Asturias y por su pertenencia al Consejo de Administración de HUNOSA.

Fernández Villa no era una persona del montón, sino que era más que un símbolo para determinada gente. Y digo bien lo de ‘era’, porque creo que desde hoy no solamente se ha ganado su expulsión del PSOE y de UGT, sino que jamás volverá a tener relación alguna con gente que confió (y mucho) en él. Yo confieso que nunca fue de mi devoción, e incluso fui siempre bastante crítico con sus maneras de actuar. Ahora bien, lo que nunca me imaginé es que iba a ingresar en la lista de ladrones que en este país se están llevando el dinero sin pudor alguno (además es que no estamos hablando de cantidades pequeñas, sino de millones de euros. Pensad en la maquinaria financiera que esta gente monta para despistar, sacar el dinero del país y alojarlo en un lugar donde no se revelen datos bancarios con los sentimientos y sacrificios de tantas personas que siguen a su líder como si fuera un Dios para luego caer al suelo sin manos y darse el golpe del siglo).

Lo siento muchísimo por todas las compañeras y por todos los compañeros que día a día lucháis por limpiar y honrar a la política para que gentuza de esta calaña al final consiga desprestigiarnos a todas y a todos. Lo lamento por quienes desde vuestras reivindicaciones mineras os sintáis hoy malheridos y desamparados, pero sabed que vendrán nuevos dirigentes honrados y que buscarán lo mejor para vuestra zona. Sí, es un duro golpe, pero por fortuna yo soy de los que piensan que nadie es imprescindible en nada, así que Fernández Villa es pasado y lo que hay que hacer ahora es mirar para adelante y seguir luchando.

La pena de todo esto es que seguimos dándole terreno electoral a otras formaciones políticas que consiguen calar el mensaje de que una ‘casta’ de personajes nos gobierna, nos controla y nos roba. No dejan de tener su razón, y comprendo que entre la ciudadanía crezca esa animadversión a partidos como el PSOE, pero quienes estamos dentro sabemos que no somos así. Somos honrados, pagamos nuestros impuestos, nos levantamos a trabajar todas las mañanas por poco dinero o nos tenemos que quedar en casa por estar en el paro y encima habiendo agotado la prestación… y también nos tenemos que marchar de nuestro país a buscarnos la vida (por supuesto). Ese perfil también lo tenemos los socialistas. Somos más así que los que se comportan como Fernández Villa (afortunadamente), pero por desgracia hacen más ruido los que nos fallan a todos.

Conclusión: no sé deciros si merece la pena confiar en alguien. Una cosa es equivocarse y otra ser un listillo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: