Quien calla, otorga…

Ayer conocimos que el actual Presidente de la Junta de Extremadura (José Antonio Monago) le cargó al Senado 32 viajes a Canarias. Dichos viajes tenían como fin una actividad privada (en concreto y por lo que se cuenta visitar a su amante) y se realizaron entre 2009 a 2010. Vaya por delante que me parece fantástica la publicación de esta noticia y mi más profunda decepción otra vez con el Partido Popular, que lejos de exigir la dimisión de este señor le ha apoyado en Cáceres en las últimas horas durante unas charlas sobre ‘Buen Gobierno’.

Pero al margen de este hecho lamentable (puesto que no se está juzgando su vida personal, sino que cargara con fondos públicos el gasto de sus desplazamientos para fines privados), lo que más me ha cabreado del asunto tiene que ver con las venganzas políticas. Hay diversas informaciones que apuntan que esta noticia ha sido filtrada desde Génova (en particular por Cospedal). ¿No os parece vergonzoso que se mire para otro lado cuando ‘un amigo’ actúa fuera de la norma y se denuncie solamente cuando empieza a ser ‘un enemigo’? Yo no le diré a nadie lo que tiene que hacer, y es más, creo que dentro de la política se puede hacer amistades sin que con ello derive a proteger a alguien cuando hace lo que no debe. Eso sí, considero que muchas personas que están en el entorno político desgraciadamente van a bloque con quienes son sus amigos, y hagan lo que hagan siempre estarán con ellos (y lo hacen así por seguir manteniendo sus puestos, ya que si sueltan por la boca cualquier comentario acabarán formando parte de una lista negra por la que nunca volverán a contar con el apoyo del partido para seguir ejerciendo puestos de responsabilidad).

Creo poder decir que no tengo amigos dentro de mi partido. Los considero a todos compañeros, que es diferente. Ello me ha llevado a veces a sentirme bastante solo (y desde que estoy en Bruselas es un claro ejemplo), a no tener el apoyo que todos necesitamos (porque somos seres sociales y necesitamos contar con ánimos) y bajo mi punto de vista corresponde a no ser un seguidor, ni admirador ni amigo de nadie. Y creo tener motivos para no fiarme ni de mi propia sombra. ¿Quién nos iba a decir a los asturianos que Fernández Villa, todo un símbolo para nuestra comunidad autónoma, iba a convertirse en un corrupto más? ¿Es que nadie sospechó ni tan siquiera de que guardaba dinero en su casa hasta que se filtró la noticia de que se había acogido a la Amnistía Fiscal? Ojo porque creo que a veces se debe confiar más en quien es crítico contigo pero comprometido con tu misma ideología a quien te aplaude y alaba por todo para luego aprovecharse de su situación. Cuidadín con eso…

En fin, no veo lícito callar por proteger a nadie, sea o no tu amigo. Si está haciendo una actividad ilícita se debe cortar desde el primer momento, porque mirar para otro lado lo único que te convierte es en cómplice, y luego será tarde si tú no frenas esas prácticas antes de que los medios de comunicación se hagan eco de ello…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: