La mentira del periodista independiente

Un profesor que tuve en la Facultad dijo una vez en clase: “Me parece incompatible militar en un partido político y ser periodista a la vez”. No creo que haga falta decir que no comparto la opinión de esta persona, y para argumentar mi opinión quiero poner de ejemplo lo que está sucediendo en RTVE.

El viernes estuve en la fiesta que organizó en su casa mi compañera austriaca con motivo de San Nicolás, y cuando regresé a casa y me puse a repasar las noticias, encontré que el Secretario General de Podemos, Pablo Iglesias, había estado en ‘La Noche en 24 horas’. Sí, tenemos a Podemos hasta en la sopa… a excepción de nuestro ente de comunicación público, que tras 13 meses le invitaron a volver a salir en las pantallas. Lo peor fue cuando me enteré que el director de la cadena, el ‘compañero’ Sergio Martín, le suelta al Eurodiputado que debe “estar de enhorabuena” por la excarcelación de etarras. Buscando el perfil de esta persona, no encuentro en ningún artículo que hable de sus inclinaciones políticas (y no tiene por qué haberlo, por supuesto), pero es lamentable que desde un medio público quien dirija la cadena que durante todo el día ofrece noticias se le pueda ocurrir realizar semejante comentario.

Lo que me gustaría deciros es que los periodistas, antes de nada, somos ciudadanos. En mi opinión tenemos el derecho a expresarnos como queramos, pero debemos separar muy bien la parte personal de la profesional (cosa que no ha hecho Sergio Martín). Al igual que cada vez se le exige más transparencia a los políticos, creo que a los periodistas nos debería pasar algo parecido. Yo no creo en la objetividad ni en la independencia. Creo que son dos utopías falsas, pero sí que creo en la honestidad. Por eso no le oculto a nadie mi militancia en el PSOE y en Juventudes Socialistas. Es curioso que a los únicos periodistas a los que no se les juzga su pertenencia a un grupo social sea a los deportivos. Pueden ser seguidores de un equipo y a la vez narrar sus partidos, participar en debates y crear opinión. En cambio, los demás (como es mi caso) tenemos muy difícil trabajar en un medio de comunicación por nuestra condición de formar parte de un partido político. ¿Es preferible tragarse el cuento de un periodista que dice que es independiente sin serlo o de valorar a otro que reconoce de qué pie cojea? A mi juicio, es mucho mejor el segundo caso. Afiliarse a un partido no quiere decir ser un comisario de esa formación política en un periódico, en una radio o en una televisión. Se puede ser perfectamente honesto con el trabajo que a uno le encomienden, pero desgraciadamente tenemos la idea de que solamente aquellos que no tienen ningún carné son los que deben ocupar los puestos (y luego vemos que no es solución ninguna, puesto que manipulan, hacen preguntas o comentarios malintencionados…).

Ojalá esta apreciación cambie… y, aprovechando esta entrada, deseo y pido el cese inmediato de Sergio Martín por lo ocurrido con Pablo Iglesias y por otros antecedentes en los que es responsable ocurridos en los últimos meses en el Canal 24 Horas (el corte en la rueda de prensa de Maria Dolores de Cospedal cuando se disponía a contestar sobre el Caso Bárcenas, su tardanza a la hora de informar sobre la dimisión de Alberto Ruiz Gallardón o el retraso de más de dos horas para conectar con Santiago tras el accidente del tren Alvia).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: