Fontaneros

Podemos sigue marcando la agenda política en los medios de comunicación. Ayer en Sevilla se celebró un mitin que contó con la presencia de su Secretario General, Pablo Iglesias. Al más fiel estilo que ya empleaban otros partidos ‘de la casta’ se dedicó más a criticar al resto (sobre todo al PSOE) que en hablar de sus propuestas (por cierto, me parece lamentable que haya acusado gratuitamente a Canal Sur de cancelar una entrevista con él sin aportar pruebas convincentes). Pero lo más debatido por las redes sociales ha sido la intervención de la Eurodiputada Teresa Rodríguez sobre la Presidenta de la Junta de Andalucía: “Susana Díaz presume de ser de una casta de fontaneros y que por el progreso en Andalucía es ella Presidenta de la Junta, pero lo es por hacer fontanería en el PSOE sin llaves y sin soplete desde que fue una chavala”.

El primer error que cometen muchos compañeros de mi partido al criticar a Teresa Rodríguez es decir a que a ella le molesta que Susana Díaz venga de una familia de fontaneros (tal y como declaró hace unos meses en la Cadena SER). Escuchando su intervención, a lo que se refirió es que Susana Díaz ha conseguido llegar a la Presidencia de Andalucía por su tiempo dentro del partido. Y razón no le falta, y no hay más que buscar su CV en la web del Gobierno que preside. No tiene más experiencia laboral que alrededor del PSOE. ¿Esto es bueno o malo? Pues para mí tiene de bueno que es una persona comprometida con su gente, que trabaja por conseguir lo mejor para su comunidad autónoma, pero a la vez denota que sin ese ejercicio de ‘fontanería’ que ha llevado a cabo antes de llegar a ser Presidenta difícilmente le hubiera colocado como máxima responsable del Gobierno andaluz. Además, hay que recordar que tras la dimisión de Griñán la sucesión no contó con oposición porque ningún candidato alternativo tuvo la oportunidad de presentarse en la práctica.

Honestamente pienso que tu ascenso personal (me refiero a por ejemplo ir en una lista) no está condicionada en realidad por tu historial laboral, sino por el nivel de relación que tengas con quienes dirigen el partido. Con ello no quiero decir en absoluto que quienes forman parte de ese listado no estén capacitados o no tengan suficientes condiciones para llegar a asumir responsabilidades políticas, pero no es menos cierto que tu oportunidad política pasa ante todo por caer bien (y lo mismo lo digo para puestos de confianza, en plan asesores). En esto creo que cada uno debe ser lo más acorde con sus ideas. La mía siempre fue que la política no es una agencia de colocación, sino un instrumento ciudadano para mejorar la vida de la gente. Mis prioridades personales me llevaron desde los 18 años a vivir fuera de Asturias, y (ahora que he cumplido el pasado jueves 29 años) mi recorrido dentro de Juventudes Socialistas y del PSOE nunca ha pasado de ser un militante de base. He preferido anteponer mi vida en ejercer la profesión que más me gusta (la de periodista) y he tenido la suerte de probar durante mi etapa de estudiante todas las ramas del periodismo, de trabajar para el Gobierno de mi país y de formar parte en la actualidad del Gabinete de Prensa del Grupo Socialista en el Parlamento Europeo (y cuando no he tenido otro remedio que marchar como tantos españoles a trabajar fuera del país en algo que nada tenía que ver con mi formación tampoco se me cayeron los anillos). Creo que los partidos deberían apostar más por perfiles como el mío (y no digo que en mí, que yo también tengo mil defectos) en vez de los denominados ‘fontaneros’, pero bueno, es algo que ya sé que será difícil de cambiar.

Para terminar, simplemente os diré que tengo especial interés en ver si los compañeros que ayer defendían a Susana Díaz harán lo propio cuando, si tal y como especulan muchos medios, decide dar el salto y presentarse a las primarias del PSOE a la Presidencia del Gobierno de España. Ya sabéis que los principales reproches siempre vienen dentro de los partidos, y si no recordad que durante las elecciones internas a Pedro Sánchez se le acusó poco menos de ser el responsable de las preferentes por haber pertenecido a la Asamblea de Caja Madrid (y ahora lo usan contra él nuestros adversarios políticos, pero el origen de esto salió de nuestra propia organización). A ver quienes son los primeros en decir que el CV de Susana Díaz no tiene más experiencia laboral que ser ‘fontanera’ como manera de desgastar su candidatura…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: