Pactaremos

En las siguientes líneas os voy a dejar mi reflexión personal de lo que creo que ha ocurrido ayer (principalmente a nivel local. Es decir, Oviedo) y muy brevemente en las autonómicas (Asturias) y en España en general. Vaya por delante dos cosas: que sea crítico no quiere decir que quiera ‘cargarme’ a nadie, y que todo lo que ponga aquí yo también soy culpable del resultado obtenido por el PSOE en las elecciones.

En la capital de Asturias acudieron a votar 108.606 personas (un 60,31%). Desde mi punto de vista este dato no es una buena noticia. Tod@s l@s que nos presentamos a las elecciones deberíamos preguntarnos por qué 71.460 ovetenses (un 39,69%) no se decantaron por nadie. Las elecciones son un instrumento importantísimo de participación y el no acudir a votar me parece una falta de interés no ya por la política en sí, sino por todo lo que te rodea. En cualquier caso, estas personas que libremente han decidido no expresar su opinión están también en su derecho (aunque no comparta esa manera de actuar en la vida).

El Partido Popular fue el vencedor de las elecciones. 37.088 ovetenses (un 34,51% y once concejales) confiaron en Caunedo. Sin embargo y tras 24 años al frente del Ayuntamiento (y al igual que en Madrid, Barcelona o Valencia, entre otros lugares), el PP lo va a tener difícil para gobernar si los partidos de la izquierda llegamos a un acuerdo para sacar adelante la legislatura. ‘Somos Oviedo’ quedó segunda con 20.514 votos (un 19,09% y seis concejales); nosotros tuvimos 19.385 votos (un 18,04% y cinco concejales); Izquierda Unida 9.972 votos (un 9,28% y tres concejales) y Ciudadanos 9.139 votos (8,5% y dos concejales). Mi enhorabuena a las veintiséis personas que han obtenido (además de mí) el acta de concejal y también mi felicitación para ‘Somos Oviedo’ por haber sido la primera fuerza política de izquierdas. Los resultados de las urnas son la expresión de la voluntad del pueblo y como demócratas debemos respetar siempre la decisión que de ahí sale (aunque no nos guste o entusiasme).

Creo primordial y obligatorio que nos unamos las izquierdas. En primer lugar porque tenemos que devolver la decencia al Ayuntamiento de Oviedo, cuestión que el PP se ha encargado de liquidar. En segundo lugar, debemos investigar los asuntos espinosos (l@s concejalas/es de anteriores legislaturas no tuvieron acceso a diversa documentación por mucho que Caunedo haya querido vender una transparencia que el consistorio carbayón no tiene). No se trata de ningún rencor, sino de averiguar qué han hecho. Y en tercer lugar, la izquierda carbayona suma 49.871 votos frente a los 46.227 del PP y Ciudadanos. Es una oportunidad histórica para cambiar Oviedo (y yo creo que para mejor). Por eso apoyo que gobernemos las izquierdas, que como tiene que ser, somos plurales (y debemos seguir siéndolo).

No voy a negar que para el PSOE no han sido buenos los resultados. Hay una compañera que me recordaba hoy en Facebook que hemos perdido 4.501 votos con respecto a 2011 (y volvemos a ser la tercera fuerza política del Ayuntamiento por segunda legislatura consecutiva). Somos un partido de gobierno y aspirábamos a ganar. No lo hemos conseguido. Tampoco hemos logrado ser la primera fuerza progresista de la ciudad, lo que nos obliga a no liderar el cambio. Las razones pueden ser muchas, pero ya escribí en artículos anteriores que no sabía cómo se podían ganar unas elecciones (¿depende del candidato? ¿tiene más peso la marca? ¿todo se decide en las campañas electorales?). Yo no creo que ‘Somos Oviedo’ nos haya superado por haber presentado un mejor proyecto que nosotr@s, sino por ser la marca de Podemos en la ciudad (que tiene ahora mismo buena prensa, o al menos mejor que la nuestra). Tampoco creo que Ciudadanos haya obtenido dos concejales por el trabajo realizado por la candidatura (más bien creo que tiene que ver con Albert Rivera). En cualquier caso no creo que haya que darle mil vueltas a algo que ya han decidido l@s ovetenses, y la composición del Ayuntamiento es la que es y ahora nos toca ponernos a todos manos a la obra (sobre todo a las fuerzas de izquierda).

Poco más se me ocurre del análisis que os quería contar sobre Oviedo. En el Principado y en el conjunto del Estado parece que, al igual que en la capital de Asturias, tod@s estamos obligados a pactar. Mientras no ocurran casos como en Andalucía, a mí también me parece positivo que exista pluralidad en las instituciones, pero el bloqueo es un perjuicio para tod@s. El secreto a mi juicio está en tener altura de miras y formar gobiernos estables (y si son de izquierdas, mejor). Nos debemos a la gente y no les podemos fallar. ¡Manos a la obra!

¡OTRO OVIEDO ES POSIBLE! 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: